LIVE STREAMING
Senator John Fetterman
Fetterman pasará el fin de semana con su familia y regresará el lunes a D.C. Foto: Alex Wong/Getty Images

Fetterman recibe el alta hospitalaria tras el susto del "mareo"

El equipo del senador de Pensilvania hizo el anuncio el viernes 10 de febrero por la tarde.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

García está en D.C.

Junio 07, 2023

¡Qué desastre!

Mayo 25, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El nuevo senador de Pensilvania John Fetterman fue dado de alta del hospital el viernes 10 de febrero tras pasar dos noches allí después de sentirse "mareado" en un retiro de senadores demócratas en Washington D.C. un día después del discurso del Presidente Joe Biden sobre el Estado de la Unión.

"Hace unos minutos, el senador John Fetterman fue dado de alta del Hospital de la Universidad George Washington", anunció su equipo de prensa en un comunicado el viernes por la tarde. "Además de las pruebas de TAC, ATC y resonancia magnética que descartan un ictus, los resultados de su electroencefalograma han sido normales, sin indicios de convulsiones. John está deseando pasar algún tiempo con su familia y volver al Senado el lunes".

Fetterman pasó dos noches en el hospital tras el episodio de mareo, mientras los médicos realizaban pruebas para determinar si estaba sufriendo otro derrame cerebral u otra urgencia médica.

En el primer día, los médicos habían descartado otro derrame cerebral -como también anunció en Twitter la esposa de Fetterman, Gisele Fetterman-, pero volvieron a mantenerlo ingresado durante la noche del jueves para vigilarlo por si sufría convulsiones. Durante su estancia en el hospital, Fetterman también se relacionó sin dificultad con su familia y los miembros del personal.

El mareo puede atribuirse a una serie de dolencias diferentes, como la deshidratación, la fatiga y más, pero el susto también trajo de vuelta los temores que persiguieron a Fetterman durante toda la campaña de las elecciones generales de 2022 contra el Dr. Mehmet Oz.

Fetterman sufrió un derrame cerebral casi mortal días antes de ganar las primarias demócratas de Pensilvania para senador federal. En lugar de darse el tiempo necesario para recuperarse, Fetterman se lanzó de cabeza a la campaña de las elecciones generales y el público notó los cambios.

A día de hoy, Fetterman sigue necesitando la transcripción para comprender sus conversaciones en el Capitolio y, como detallaba un reciente artículo del New York Times, su despacho y todas las reuniones a las que asiste están engalanados con el equipo. Pero esto no ha detenido al nuevo senador de los EE.UU. en ninguna de sus tareas, y sus colegas del Senado parecen dispuestos a los pequeños ajustes

"Vamos a tener que aprender nuestros propios estilos con él", dijo la senadora Amy Klobuchar al Times. "Responde como responderías a cualquiera. Somos nosotros los que tenemos que acostumbrarnos".

Pero el estado de Fetterman, y la posición tan pública que ocupa como nuevo senador de EE.UU., también se enfrenta a la ira de una oposición republicana que le discrimina en su camino hacia la recuperación.

Como señala el mismo artículo del New York Times, ha habido miembros del Congreso de todo el espectro político que han ocupado cargos y desempeñado sus funciones en el Senado estando físicamente discapacitados, desde amputados hasta ciegos y sordos.

Senadores en ejercicio tan recientes como 2012 han sufrido derrames cerebrales que requirieron una intensa fisioterapia incluso para aprender a caminar de nuevo: ese fue el caso del senador Mark Kirk, de Illinois. Ocurrió a los dos años de su primer y único mandato.

El tiempo dirá si el ictus de Fetterman se prolonga durante sus seis años en el Senado, pero como dijo su equipo al ser dado de alta, está "deseando" volver al trabajo el lunes.

00:00 / 00:00
Ads destiny link