LIVE STREAMING
Dalina Soto, a registered dietitian, provides bilingual medical nutrition therapy through her private practice, Nutritiously Yours. Photo: Emily Neil / AL DÍA News
Dalina Soto, una dietista registrada, provee terapia medical para la nutritición a través de su práctica privada, Nutritiously Yours. Foto: Emily Neil / AL DÍA News

Una dietista latina trabajar por hacer que la salud sea accesible

A través de su práctica privada, Nutritiously Your, Dalina Soto  dirige sus pasos para hacer que la nutrición y bienestar sean más inclusivos y culturalmente…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Más profesionales en STEM

Septiembre 30, 2022

Defensa de la comunidad

Septiembre 30, 2022

Impulsando la innovación

Septiembre 30, 2022

Impulsando a las latinas

Septiembre 29, 2022

Respaldo a líderes latinos

Septiembre 29, 2022

Protegiendo la música latina

Septiembre 29, 2022

Diversidad e inclusión

Septiembre 29, 2022

Departamentos de RH diversos

Septiembre 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Dalina Soto, una dominicana-estadounidense nacida en Nueva York y criada en Filadelfia, está decidida a usar su plataforma para hacer que el mundo del bienestar sea más inclusivo para las comunidades de color y educar a todos sobre el valor de recibir asesoría nutricional de una dietista médicamente certificada, como ella.

Soto, quien estudiaba medicina Penn State, cambió su especialidad cuando cursó una clase de nutrición básica para cumplir con un requisito de gimnasia y “se enamoró”.

Ahora, Soto ofrece terapia de nutrición médica individualizada a través de su práctica privada Nutritiously Yours, constituida hace tres años y que actualmente tiene su sede en el espacio de trabajo colaborativo WeWork en Fishtown.

¿Qué es una dietista registrada?

Coach de bienestar, coach en salud, experto en nutrición. Estas son palabras que “se dicen por todas partes” dijo Soto, pero “no son entidades bien monitoreadas o nombres a los que se responsabilizan por lo que están haciendo”.

No obstante, sólo los dietistas registrados pueden, legalmente, ofrecer terapia de nutrición médica.

El proceso para convertirse en dietista registrada es extenuante. Como los proveedores médicos, los dietistas reciben un título en ciencias de la nutrición, hacen su residencia, se presentan ante las juntas examinadoras y, finalmente, se les exige que continúen con su educación a lo largo de su carrera profesional.

Soto señaló que las consultas con un dietista registrado están cubiertas por todas las aseguradoras que ofrecen seguro médico en Filadelfia, como un aspecto esencial de la atención preventiva.

La diversificación de la nutrición

Soto es una de las pocas dietistas registradas de los EE.UU. que no son de raza blanca: el 91 por ciento de los dietistas a escala nacional son de raza blanca, y el 9 por ciento restante está conformado por todas las demás razas y etnias, inclusive de afroamericanos, hispanos, asiáticos y otros.

“La falta de diversidad en todas las profesiones médicas crea esa barrera ya que uno se siente incómodo al hablar con alguien que no lo va a entender. Así pues, en el momento que alguien sencillamente le dice, ‘Ya, no coma arroz blanco’ uno allí mismo, en ese mismo momento, crea una barrera”, dijo Soto.

La mejor manera de abordar la disparidad es enfocarse en llevar a más personas de color a la profesión -la meta de un grupo al que pertenece Soto que se llama Diversity Dietetics, conformado hace más de un año.

Otro elemento clave es comprometerse con los esfuerzos de divulgación para asegurar que las comunidades de color sepan que la terapia de nutrición médica está a su disponibilidad, dijo Soto, quien indicó que alrededor de la mitad de sus 15 a 20 clientes son hispanos, y que la mayoría se identifica como una persona de color.

“Poder trabajar en Filadelfia con personas que se identifican como hispanos y poder hablar con ellos en su idioma [significa] que tengo la capacidad de marcar la diferencia porque ellos se pueden conectar conmigo y decir “Pues ella come los mismos alimentos que yo, así que ella entiende”, señaló.

Como dominicana-estadounidense, Soto dijo que come arroz y frijol todos los días, y que creció comiendo plátanos y yuca. Con frecuencia, llevar un estilo de vida más saludable no significa que las personas tienen que dejar de comer los alimentos que están acostumbrados a comer sino, en vez, trabajar en “incorporaros en un estilo de vida más saludable”.

Soto dijo que le gustaría ampliar su incidencia en el futuro al contratar a otro dietista bilingüe (que hable español), mientras continúa educando a la comunidad hispana y las comunidades de color sobre las estrategias para lograr llevar un estilo de vida saludable y sustentable.

00:00 / 00:00
Ads destiny link