LIVE STREAMING
Cake is just one of the specialties at the Whipped Bakeshop in Fishtown. Photo courtesy of: The Whipped Bakeshop
La tarta es sólo una de las especialidades de Whipped Bakeshop en Fishtown. Fotografía por cortesía de: The Whipped Bakeshop

El salto de fe de Whipped Bakeshop en Fishtown

La pastelería inició un GoFundMe para mantener a sus empleados en medio de la pandemia de COVID-19.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tecnólogos en demanda

Octubre 04, 2022

Aplicación de salud latina

Septiembre 19, 2022

Apoyo para emprendedores

Septiembre 14, 2022

El poder de la comida

Septiembre 14, 2022

Una gran reapertura

Septiembre 10, 2022

En contra del desperdicio

Septiembre 08, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Brennan y Zoe Lukas tuvieron la misma idea cuando ambos se dieron cuenta de que querían emprender un negocio: abrir una pastelería.

Zoe siempre ha tenido un lugar especial en su corazón para los dulces, y a una edad temprana decidió que quería convertirse en pastelera para mostrar sus dotes artísticas.

Con sus conocimientos culinarios y la experiencia de Brennan en finanzas y desarrollo de sitios web, las cosas parecían prometedoras para la joven pareja.

"Zoe tiene un título de pastelera y siempre le ha gustado la repostería", dijo Brennan en una reciente entrevista con AL DÍA. "Ella publicaba fotos de sus pasteles y galletas en las redes sociales y se hacían muy populares".

La pareja, originaria de Maryland, se trasladó a Filadelfia en 2003 para que Brennan pudiera cursar estudios de posgrado en la Universidad de Temple, y desde entonces han permanecido en la ciudad.

Con la ayuda de amigos y familiares, Brennan y Zoe abrieron entonces Whipped Bakeshop en el corazón de Fishtown, justo cuando el barrio despegaba en popularidad para los nuevos residentes de Filadelfia.

Más allá de los productos de pastelería, la tienda también incursionó en otros ámbitos como la organización de eventos y talleres.

"Intentamos cambiar a diferentes eventos para que se sintiera como un ambiente de fiesta", dijo.

Lukas también se empeñó en organizar talleres de decoración de tartas y galletas que llamaran la atención de los jóvenes y prometedores pasteleros de la zona de Filadelfia.

"Las clases se agotaron, se hicieron muy populares", dijo.

Las cosas iban por buen camino tanto para Zoe como para Brennan, pero en marzo de 2020 las autoridades gubernamentales declararon el estado de emergencia debido a la pandemia de COVID-19.

Los negocios no esenciales tuvieron que cerrar hasta nuevo aviso, incluida la Pastelería Whipped.

Ese periodo de tiempo sirvió para reflexionar sobre el conjunto del negocio mientras se buscaban soluciones.

"Tuvimos que cerrar durante un mes y pensar realmente en lo que vamos a hacer", dijo Lukas. 

Aunque no tenía ni idea de lo que iba a pasar con el negocio, no tuvo más remedio que seguir adelante, sobre todo por el bien de sus empleados.

"También abrí una cuenta de GoFundMe para mis empleados, lo que me ayudó porque logré mantenerlos a todos durante este tiempo", dijo.

A medida que la pandemia ha entrado en el nuevo año, ha aumentado la esperanza en la disponibilidad de la vacuna de la COVID-19 para más estadounidenses. 

Dicho esto, la gente vuelve a planificar sus bodas y fiestas de cumpleaños con la esperanza de que las vacunas se administren este año.

"La gente está llamando y quiere encargar pasteles de boda para el año que viene, la gente siente que va a planear más eventos", dijo Brennan.

Tanto él como Zoe están deseando ver qué tipo de tartas van a crear en el futuro.

"Va a haber un gran auge de las bodas", dijo.

Para apoyar a Whipped Bakeshop, visite su sitio web y vea el surtido de pasteles por el que es conocida su pastelería.

00:00 / 00:00
Ads destiny link