LIVE STREAMING
Un patrullero fronterizo detuvo de repente su coche... ¿Por qué? Photo: YouTube.
Un patrullero fronterizo detuvo de repente su coche... ¿Por qué? Photo: YouTube.

VIDEO: El juego de un agente del ICE y un joven mexicano que dinamita fronteras

Con más de 30.000 visitas desde su publicación, este video grabado el 12 de septiembre en Juárez muestra la otra cara, apenas vista y más humana, de las…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Libros quemados en dictadura

Septiembre 23, 2022

J Balvin y su app de salud

Septiembre 23, 2022

Herencia Hispana en NYC

Septiembre 20, 2022

Premio para Penélope Cruz

Septiembre 19, 2022

Vicente Fernández ST

Septiembre 19, 2022

Premios CHCI 2022

Septiembre 19, 2022

Premios Verdes en Miami

Septiembre 16, 2022

Colombiana en Times Square

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En la ficción no nos gustan los personajes maniqueos, esos que son totalmente malos o demasiado buenos. Simplemente, no nos parecen creíbles porque entendemos que los seres humanos son complejos y entre el blanco y el negro hay numerosos matices. 

Sin embargo, en nuestra vida diaria funciona otro tipo de narrativa divisiva y propagandística que nos lleva a convertir a las personas en esos personajes que detestamos en la ficción. 

Nuestra visión del mundo se acorta cuando pensamos en términos de buenos y malos, especialmente en situaciones espinosas y que tocan de lleno a los latinos como es la política migratoria. 

El pasado 12 de septiembre un vIdeo saltó a los medios sociales e incluso a la prensa local estadounidense provocando oleadas de asombro e incluso emoción.

En el video, grabado por David Bernal, un vecino de Juárez, se veía a un muchacho mexicano jugando con la pelota en el Parque de las Tortugas, en la Colonia Altavista, cuando de repente un patrullero fronterizo detuvo su coche al otro lado estadounidense del Río Grande y ocurrió esto: 

El agente del ICE, cuyo nombre no ha trascendido, se detuvo del otro lado de la frontera y le pidió al muchacho mexicano que le pasase la pelota. Estuvieron peloteando unos cinco minutos y luego el policía se marchó. 

"Cuando vi eso, pensé que era asombroso que un agente de inmigración se acercara tanto sólo para jugar en la frontera con un niño de Juárez", dijo Bernal a El Paso Times. 

Para el juarense de 19 años es algo habitual ver a los vehículos del ICE patrullando día tras día en la frontera con el país vecino, pero le pareció raro que un agente se acercase tanto al lado mexicano.

Según la funcionaria de asuntos públicos del CBP, Valeria Morales, el agente desconocido tiene por costumbre pedirle a los chavales que le pasen el balón. Le gusta este tipo de interacción con la gente.

"Somos de esta región y nos mantenemos involucrados con la comunidad", dijo Morales. "Nuestros oficiales son entrenadores o tienen hijos, así que quieren seguir involucrados y continuar con nuestra misión que es la protección de la frontera".

El videoaficionado no fue el único en quedar impresionado por esta sencilla y a la vez insólita interacción de un país al otro. Muchas otras personas también se reunieron para ver este juego transfronterizo entre quienes todo el mundo supone que deberían ser rivales. 

Desde su publicación el vídeo ha alcanzado más de 30.000 visitas y ha sido compartido en numerosas cuentas, suscitando todo tipo de comentarios positivos sobre el encuentro.

“Simplemente pensé que era muy guay”, dijo Bernal sorprendido por el efecto que ha causado en las redes. 

Efectivamente, sí lo era. 

La frontera con Juárez

Ya han pasado casi ocho meses desde que el presidente Trump mandó restringir los viajes entre Estados Unidos y México por la propagación de la COVID-19, limitando los cruces de los ciudadanos sólo a visitas “esenciales”. 

Muchas familias se encuentran más divididas que antes y la incertidumbre se las come cada vez que alguien de los suyos debe cruzar desde El Paso a Juárez por razones urgentes, como cuidar a un ser querido, asistir a su trabajo o a la escuela, porque temen que de la noche a la mañana se les cierren los puentes y se queden atrapados a un lado. 

Incluso llegan a pasar más de ocho horas al volante en un recorrido que apenas dura 40 minutos, con largas caravanas de autos y una política migratoria que cambia sin previo aviso y que puede ocasionarles muchos problemas. 

Aunque el tráfico de autos cruzando de un lado a otro disminuyó durante los meses más duros de la COVID-19, muchos creen que El Paso y Juárez están tan íntimamente ligados que deberían tomarse medidas binacionales.

Por mucho que convenga al ala más dura del conservadurismo extremar las divisiones tanto en su discurso como en la propia vida, siguen existiendo puentes. Otro tipo de ellos, formados por personas que se lanzan un balón.

00:00 / 00:00
Ads destiny link