LIVE STREAMING
The infamous Blackwell school is officially a U.S. National Park.
La tristemente célebre escuela de Blackwell es oficialmente un Parque Nacional de los Estados Unidos. Foto: Blackwell School Alliance.

Recordando la Escuela Blackwell al convertirse en el último Parque Nacional de los Estados Unidos

El presidente firmó la ley el 17 de octubre, después de que el Congreso la aprobara inicialmente el 30 de septiembre.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latino brilla en la NASA

Febrero 06, 2023

Canelo, golf y su regreso

Febrero 02, 2023

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El lunes 17 de octubre, el presidente Biden firmó oficialmente la Ley del Sitio Histórico Nacional de la Escuela Blackwell, después de que el Congreso aprobara inicialmente el proyecto el 30 de septiembre. El proyecto de ley designará el campus escolar de media hectárea en el oeste de Texas como uno de los primeros parques nacionales del país que contará la historia moderna de la comunidad latina.

También explorará en parte la historia de décadas de segregación escolar de los mexicano-americanos en el suroeste. 

"Lo que resulta tan inspirador del Sitio Histórico Nacional de la Escuela Blackwell es que esta historia podría haber terminado de forma totalmente diferente. Teniendo en cuenta algunos de los dolorosos recuerdos de discriminación y segregación que perduran en esta escuela de tres aulas, los antiguos alumnos habrían estado en su derecho de dejar que se desmoronara. Al fin y al cabo, ése ha sido el destino de muchas escuelas segregadas de este tipo y de otras piezas difíciles de la historia de Estados Unidos", dijo Theresa Pierno, Presidenta y Directora General de la Asociación de Conservación de Parques Nacionales. 

De 1909 a 1965, los niños mexicano-americanos asistieron a la escuela Blackwell, tristemente célebre por sus estrictas prácticas educativas y sus duros castigos. En aquella época, no había leyes oficiales que exigieran explícitamente la separación de los niños latinos para que no fueran a la escuela con sus compañeros blancos, pero los distritos escolares de todo el estado crearon escuelas primarias separadas para los mexicano-americanos, creando una segregación de facto. 

"La promesa de igualdad para los estadounidenses de ascendencia mexicana en las tierras fronterizas del sur de nuestro país ha sido durante mucho tiempo una promesa vacía", dijo Gretel Enck, presidenta de la Alianza Escolar de Blackwell. 

Además de la segregación de los niños mexicano-estadounidenses, también se les proporcionaban libros de texto anticuados y material escolar inadecuado, y en algunos casos se les castigaba por hablar en español en la escuela. 

En la escuela ubicada en Marfa, Texas, los profesores hacían que los alumnos escribieran "Sr. Español" en trozos de papel para luego realizar un simulacro de funeral por su lengua materna que incluía enterrar un ataúd con esos mismos trozos de papel en el campus de la escuela.

"Aprender a olvidar es olvidarse de aprender, y lo que quiero decir es que en la Escuela Blackwell se nos prohibió usar nuestro idioma español", dijo Jessi Silva, ex alumna de la Escuela Blackwell y miembro fundador de la Junta de la Alianza de la Escuela Blackwell. "Y muchos de nosotros olvidamos nuestro idioma y no queríamos que nuestros hijos hablaran español. Pero también hoy corremos el peligro de olvidar nuestra historia. La Escuela Blackwell es parte de nuestra historia, en Marfa y más allá. Y ahora vemos cómo está uniendo a la gente, aprendiendo lo bueno y lo malo". 

El proyecto de ley inicial fue presentado y defendido por el senador republicano de Texas John Cornyn, en colaboración con el senador demócrata de California Alex Padilla. El proyecto de ley es el resultado del trabajo realizado durante años por los antiguos alumnos de Blackwell para preservar la historia de la escuela y su historia personal y dolorosa con ella. 

"Al celebrar hoy la firma de la Ley del Sitio Histórico Nacional de la Escuela Blackwell, honramos las historias de los estudiantes que sufrieron el doloroso impacto de la segregación de facto y la discriminación contra los mexicano-americanos durante ese período de la historia", dijo Padilla. 

La Escuela Blackwell lleva el nombre de su antiguo director, Jesse Blackwell. Durante su mandato, supervisó el crecimiento de la escuela, que pasó de tener originalmente un solo edificio con 120 estudiantes en 1922 a un campus de varios edificios que tenía más de 600 estudiantes matriculados en su punto máximo en la década de 1940. 

A los niños se les enseñaba el inglés, lo que era una novedad para aquellos niños latinos, justo cuando el español estaba siendo purgado de ellos. En 1954 se prohibió oficialmente a los alumnos hablar en español en el recinto escolar y los profesores golpeaban a los infractores con palas. 

La escuela cerró con la integración del distrito de Marfa. 

El antiguo edificio de la escuela se erige ahora como piedra angular de la herencia y la historia mexicanas en la ciudad de Marfa. Muchos de los antiguos alumnos de Blackwell y sus descendientes siguen viviendo y trabajando en esta ciudad de poco menos de 2.000 habitantes. 

La Alianza de la Escuela Blackwell, junto con sus socios, que supervisan la conservación y restauración de los recursos históricos asociados a la Escuela Blackwell, también han encabezado el movimiento para convertir la escuela en un Parque Nacional. Aparte de la Escuela Blackwell, el único otro Parque Nacional que honra la historia latina y mexicano-americana en Estados Unidos es el Monumento Nacional César E. Chávez, en California.

00:00 / 00:00
Ads destiny link