LIVE STREAMING
(c) The Voces Oral History Project 
(c) The Voces Oral History Project 

Mil Voces: recordando a los veteranos latinos

"Voces Oral History Project", un proyecto nacido en la Universidad de Texas para documentar historias y relatos personales de los veteranos de guerra de origen…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Contra el cáncer de mama

Octubre 07, 2022

Latinas en la Casa Blanca

Octubre 06, 2022

Mural cubano en Qatar

Octubre 04, 2022

Vicepresidenta en Time 100

Septiembre 30, 2022

Lanzan audios nativos

Septiembre 29, 2022

Maratón por Puerto Rico

Septiembre 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Se estima que entre 250,000 a 750,000 latinos sirvieron en las fuerzas armadas de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Las dificultades para concretar la cifra exacta de veteranos de la Segunda Guerra Mundial se debe principalmente a que bajo la categoría “raza” a la hora de alistarse en el ejército, muchos latinos fueron descritos como “blancos”, “mexicanos” o “no disponible”.

Fuere la cifra que fuere, el caso es que la mayoría de estos veteranos latinos vieron no solo como su contribuciones a la nación y  a sus comunidades eran ignoradas, sino que muchos de ellos tuvieron que lidiar con la segregación y la discriminación cultural al regresar a los Estados Unidos.

Con la idea de poner fin a esta injusta omisión, en 1999 nació el proyecto Voces Oral History Project, un proyecto impulsado por la Universidad de Texas en Austin que tiene como objetivo documentar y recopilar entrevistas a veteranos latinos con el fin de aumentar la conciencia ciudadana sobre las contribuciones de estos ciudadanos a la nación.

Y el próximo 7 de junio, el Proyecto Voces celebra la inclusión de la entrevista número 1,000 con una recepción en el Centro Cultural Mexicano-Americano Emma S. Barrientos, en Austin, Texas.  

 

El proyecto "Voces" fue creado en 1999 por la profesora de periodismo de la universidad de Texas en Austin, Maggie Rivas-Rodriguez - quien actualmente sigue dirigiendo el proyecto - , y al principio solo se enfocaba en recopilar y publicar entrevistas a veteranos latinos de la Segunda Guerra Mundial, además de recoger fotografías y otros documentos que luego podían servir de material educativo en las escuelas de todo el país. Poco a poco, el proyecto fue expandiéndose a historias de veteranos hispanos que lucharon en la Segunda Guerra MUndial, la Guerra de Corea y la guerra de Vietnam gracias al logro de ayudas financieras y esponsorización.

Todas las historias pueden consultarse en la base de datos del proyecto, en la misma web, clasificadas por temática, guerra y lugares donde lucharon los veteranos. El material, además de utilizarse como material escolar, se presta para hacer conferencias, exposiciones en museos y otras actividades de difusión para concienciar a la nación sobre la contribución de los veteranos de guerra latinos a los Estados Unidos.

En la sección “discriminación/racismo”, por ejemplo, encontrará la historia de Uriel “Ben” Bañuelos, veterano de la guerra de Vietnam, entrevistado en 2010 en su casa de Arizona.

Bañuelos nació en Zacatecas, México, en 1946, y a los ocho años emigró con el resto de su familia a Arizona, donde su padre encontró un trabajo en una mina de cobre. Poco antes de terminar la escuela secundaria, Barrientos tuvo que abandonar los estudios para ponerse a trabajar de carnicero para ayudar en la economía familiar. Al poco tiempo, fue reclutado por el ejército.

Bañuelos sirvió en Vietnam entre 1968 y enero de 1969, cuando un fatídico ataque con mortero en las cercanías de Saigón le hirió de gravedad en la espalda y perdió un pulmón. Después de un tiempo en hospitales de Vietnam, Japón y Colorado, finalmente fue enviado de regreso a casa en Arizona. Pero para su sorpresa, se encontró con que su ciudadanía americana era cuestionad.

“De aquí me fui a Vietnam, y casi me matan. Vuelvo a casa y me preguntan por mis papeles porque soy mexicano”, dijo Bañuelos en la entrevista publicada en “Voces”.

Bañuelos explica que estuvo a punto de regresar a México, al ver frustradas sus esperanzas de rehabilitación y de encontrar un empleo federal. Entre otras injusticias, afirma que se le denegó a menudo tratamiento médico en el Departamento de Asuntos de Veteranos porque su historial en el ejército “había desaparecido”. 

Finalmente, logró un empleo en el servicio federal de Correos. Hoy sigue viviendo en Arizona.

00:00 / 00:00
Ads destiny link