LIVE STREAMING
Raúl Jaurena fue bandoneonista, director musical del Thalia Theatre de Nueva York, arreglista y compositor. FOTOGRAFÍA: Página oficial.
Raúl Jaurena fue bandoneonista, director musical del Thalia Theatre de Nueva York, arreglista y compositor. FOTOGRAFÍA: Página oficial.

Muere el maestro del tango Raúl Jaurena por el coronavirus a los 79 años

Dicen que la vida es un tango y la del maestro Jaurena con más motivo.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Nudos andinos

Mayo 25, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El compositor de tangos y bandoneista uruguayo Raúl Jaurena falleció durante la semana pasada en Elizabeth (Nueva Jersey) por complicaciones debidas al coronavirus a los 79 años de edad después de unos días internados. El mensaje se hacía oficial con la confirmación de la cuenta del servicio oficial de difusión de espectáculos de Uruguay que lamentaba el deceso del maestro que se había convertido en “embajador itinerante” del país.

Jaurena parte siendo uno de los más reconocidos exponentes del tango, internacionalmente y en Estados Unidos cuando en 2007 ganó un Grammy Latino en dicha categoría tras estar nominado cinco años antes. Su personalidad fue capaz de distanciarlo del monopolio argentino del tango hacia el llamado “tango nuevo” que integraba también en la personalidad latina del género los sonidos de Nueva York y su país adoptivo.

Nacido en Montevideo en 1941, siendo todavía muy chico aprendió a tocar el bandoneón impulsado por sus padres. Por ello a los veinte años ya acompañaba a César Zagnoli por Chile, Argentina, Brasil, Perú, Bolivia, México, Ecuador y Puerto Rico. En los años ochenta se instaló definitivamente en Estados Unidos y formó parte del New York Tango Trío y New York Buenos Aires Connection, punto de inflexión en el que todo ese previo recorrido de alma sudamericana se convirtió en una nueva propuesta.

Compositor y arreglista durante décadas extendió su talento en una extensa discografía que incluyen Tango bar (2001) o Te amo, tango (2007). También acompañando a figuras internacionales como Hugo del Carril, Libertad Lamarque o el Papa Francisco, viajando por una gran variedad de países como un auténtico embajador. Su compromiso arraigaba también en clases magistrales, talleres en universidades o agrupaciones tangueras.

En los últimos años publicó sólidos álbumes como Tributango (2016) con Pablo Aslan y Emilio Solla en el que actualizaban piezas inmortales o Five Senses Suites (2017) junto a Daniel Szasz y la orquesta The Arrhythmia Quartet, mostrando así de nuevo la increíble variedad y vida interior del tango. Se despide para los aficionados un maestro que ha demostrado que artista, legado y territorio van siempre de la mano.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link