LIVE STREAMING
Courtesy Melba Escobar
Courtesy Melba Escobar

Crónicas de un duelo compartido

La vida cotidiana de los venezolanos es el eje del libro 'Cuando éramos felices pero no lo sabíamos', de la periodista colombiana Melba Escobar

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Los Reyes del Mambo

Agosto 08, 2022

Asedio Animal

Agosto 01, 2022

Una voz latina

Julio 27, 2022

'El Oz'

Julio 19, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Melba Escobar (Cali, 1976) tiene muy claro a quién va dedicado su último libro: a su madre. Fue mientras su madre se apagaba por culpa de un cáncer que esta reconocida escritora y periodista colombiana decidió emprender una serie de viajes a Venezuela para poder contar en un libro´el día a día de los venezolanos que no han emigrado a ninguna parte.

 “Quería contar qué pasa en la vida de las personas cuando se vive en un prolongado estado de emergencia. Qué pasa cuando esa emergencia cae en el olvido, cuando la vida sigue, a pesar de todo, y la gente se resigna a vivirla en medio de los escombros”, escribe ella misma en el primer capítulo de  Cuando éramos felices pero no lo sabíamos (Seix Barral, 2020).

 Narrado en primera persona, el libro recopila una serie de crónicas y entrevistas realizadas por la autora durante cuatro viajes a Venezuela entre 2019 y 2020 con el objetivo de acercarnos al día a día de sus ciudadanos y entender los efectos del Estado o de su ausencia en su vida cotidiana.

 “Me daba mucha rabia ver cómo en Colombia la derecha se inventaba la amenaza del “castro-chavismo” para ganar votos, esa utilización permanente de una tragedia humana por parte de los políticos y los medios de comunicación.  “No queremos acabar como Venezuela”, repiten sin que saber realmente de qué estamos hablando ni qué sucedió”, explica Escobar por videollamada desde su domicilio en Barcelona, donde reside junto a su esposo y sus dos hijos desde hace un año.

 La mudanza a Barcelona no fue casual. Su madre, de nacionalidad española, vivió en la capital catalana hasta los veinte años y Escobar tiene allí familia. “Quería que mis hijos vivieran un día a día muy distinto al que vivimos en Bogotá. Quería sacarlos de una sociedad tan polarizada y dividida, donde las libertades son bastante restringidas”, explica para justificar su decisión de emigrar a España un año después de morir su madre.

 Desafortunadamente, su madre falleció entre el tercer y el cuarto viaje y nunca llegó a tener el libro entre sus manos. A cambio, Escobar la cuela entre sus páginas, compartiendo con el lector el sufrimiento y la tristeza que siente al estar lejos de ella cuando se está muriendo, además de poner en uso algo muy valioso que aprendió de ella: su capacidad de observar la realidad desde cierta distancia. “Mi madre nunca dejó de sentirse extranjera en Colombia y estaba siempre comparando la sociedad colombiana con la española y la francesa, que eran las que mejor conocía”, recuerda.

QUERER COMPRENDER

 Su condición de colombiana le permitía sentirse “lo suficientemente lejos y cerca para tener intimidad con los entrevistados”, explica Escobar, que de pequeña siempre escuchó hablar de Venezuela como el “vecino rico”. Ahora la situación es inversa:  Colombia, país hermano culturalmente, es hoy el hogar de más de un millón y medio de migrantes venezolanos que se fueron de su país  “porque necesitan medicinas, porque están por parir en un lugar sin servicios hospitalarios, porque lo han perdido todo, porque tienen hambre”, escribe Escobar en el libro.

 Pero a Escobar lo que le interesa contar en su libro no es la historia de los que se van, sino la de los que se quedan, los “quedados”.

 “Impresiona mucho ver que los que se quedan están siempre hablando de los que se fueron, como si se hubieran muerto. Es un poco la idea de duelo compartido”, comenta. De hecho, añade, “a mí me parece todo muy doloroso, porque a nivel global [Venezuela] ha tenido mucho menos espacio que el conflicto de Siria, o Ucrania. Antes de Ucrania, el mayor número de refugiados del mundo salía de Venezuela. Pero, claro, es un problema del sur y no va a estar en primera plana. Nos falta una concepción menos jerárquica de los problemas del mundo”, constata.

 Mientras el mundo se olvida de los venezolanos, el régimen de Maduro permite que por el país haya hoy “una cantidad de delincuentes y narcos con plata construyendo restaurantes y hoteles enormes que nadie puede permitirse, porque se gastan en dólares. Están construyendo un Miami dentro de Caracas”, comenta Escobar con tristeza.

UN LIBRO EMOCIONAL

Lo que ocurre en Caracas o en las lujosas playas de Maracaibo —ahora un lugar para las élites venezolanas y nada más —no tiene nada que ver con la realidad del resto del país.

 “Los viajes en coche por el interior fueron los más duros”, recuerda Escobar. “Circulábamos por carreteras donde había montones de basura porque hace años que nadie recoge la basura, animales tirados muertos porque nadie se los lleva, sin alumbrado público porque no hay electricidad. Me sentía en una película apocalíptica”, añade. “Eso es lo que significa la ausencia de Estado. Algo que no pasa en Caracas, que es donde está Maduro y los boliburgueses, como yo llamo a los “millonarios” de la revolución  bolivariana”, se ríe. 

Por otro lado, Escobar reconoce que su libro va más allá de ser un texto periodístico. “Admito abiertamente que es un libro muy emocional”, dice, poniendo como ejemplo el dolor por la muerte de su madre. “Un dolor humano que me acompañaba en todos los viajes, y que igual me permitía adoptar un punto de vista más íntimo a la hora de hablar con mis entrevistados”, explica.

Por otro lado, es un libro marcado por su condición de mujer periodista. “Creo que tenemos mucha más facilidad para aceptar nuestras carencias e ignorancias que los hombres. Y eso en la narrativa se hace evidente”, opina.  Escobar resalta que su libro ha sido escrito con humildad, “desde la perspectiva de una mujer que se ha sentido vulnerable en su propio país”, concluye.

Seix barral Melba Escobar

tanake4333
Start making cash online work easily from home.i have received a paycheck of $24K in this month by working online from home.i am a student and i just doing this job in my spare time and i work daily 2 to 3 hours a day.everybody can join this job and make extra income in part time by follow this link……
smile AND GOOD LUCK.smile
HERE====)> 𝐰𝐰𝐰.𝐰𝐨𝐫𝐤𝐬𝐜𝐥𝐢𝐜𝐤.𝐜𝐨𝐦
forar60134

I’m making over $17k a month working part time. I kept hearing other people tell me how much money they can make online so I decided to look into it. Well, it was all true.
This is where i started… 𝐰𝐰𝐰.𝐑𝐢𝐜𝐡𝐣𝐨𝐛𝐳.𝐜𝐨𝐦
tahivij258
𝐈 𝐠𝐞𝐭 𝐩𝐚𝐢𝐝 𝐦𝐨𝐫𝐞 𝐭𝐡𝐚𝐧 $𝟗𝟎 𝐭𝐨 $4𝟎𝟎 𝐩𝐞𝐫 𝐡𝐨𝐮𝐫 𝐟𝐨𝐫 𝐰𝐨𝐫𝐤𝐢𝐧𝐠 𝐨𝐧𝐥𝐢𝐧𝐞. 𝐈 𝐡𝐞𝐚𝐫𝐝 𝐚𝐛𝐨𝐮𝐭 𝐭𝐡𝐢𝐬 𝐣𝐨𝐛 𝟑 𝐦𝐨𝐧𝐭𝐡𝐬 𝐚𝐠𝐨 𝐚𝐧𝐝 𝐚𝐟𝐭𝐞𝐫 𝐣𝐨𝐢𝐧𝐢𝐧𝐠 𝐭𝐡𝐢𝐬 𝐈 𝐡𝐚𝐯𝐞 𝐞𝐚𝐫𝐧𝐞𝐝 𝐞𝐚𝐬𝐢𝐥𝐲 $𝟏𝟎𝐤 𝐟𝐫𝐨𝐦 𝐭𝐡𝐢𝐬 𝐰𝐢𝐭𝐡𝐨𝐮𝐭 𝐡𝐚𝐯𝐢𝐧𝐠 𝐨𝐧𝐥𝐢𝐧𝐞 𝐰𝐨𝐫𝐤𝐢𝐧𝐠 𝐬𝐤𝐢𝐥𝐥𝐬 . 𝐒𝐢𝐦𝐩𝐥𝐲 𝐠𝐢𝐯𝐞 𝐢𝐭 𝐚 𝐬𝐡𝐨𝐭 𝐨𝐧 𝐭𝐡𝐞 𝐚𝐜𝐜𝐨𝐦𝐩𝐚𝐧𝐲𝐢𝐧𝐠 𝐬𝐢𝐭𝐞…

Open The Link———–>>> 𝘄𝘄𝘄.𝗡𝗲𝘁𝗖𝗮𝘀𝗵𝟭.𝗖𝗼𝗺
bamebep782
I make 85 dollars each hour for working an online job at home. dso I never thought I can do it but my best friend makes 10000 bucks every month working this job and she recommended me to learn more about it.
The potential with this is endless copy the link...>>>>—————-> 𝐖𝐰𝐰.𝐑𝐢𝐜𝐡𝐬𝐚𝐥𝐚𝐫𝐲.𝐜𝐨𝐦
00:00 / 00:00
Ads destiny link