LIVE STREAMING
El libro explora la problemática intimidad entre Cuba y Estados Unidos. Fuente. Amazon.com
El libro explora la problemática intimidad entre Cuba y Estados Unidos. Fuente. Amazon.com

‘Cuba: An American History’: explorando la problemática intimidad entre Cuba y Estados Unidos

Ana Ferrer, historiadora de la Universidad de Nueva York, escribe una historia épica de Cuba y sus complejos vínculos con Estados Unidos desde el siglo XV

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En 1961, en plena Guerra Fría, Estados Unidos rompió sus relaciones diplomáticas con Cuba, donde tres años antes había tomado el poder una trascendental revolución. Durante más de medio siglo, el enfrentamiento continuó, a través de diez presidentes estadounidenses y los cincuenta años de gobierno de Fidel Castro. Su muerte en 2016 y la jubilación de su hermano y sucesor, Raúl Castro, en 2021, han suscitado interrogantes sobre el futuro del país. Mientras tanto, la política en Washington -la apertura de Barack Obama a la isla, la reversión de esa política por parte de Donald Trump y la elección de Joe Biden- han hecho que la relación entre las dos naciones vuelva a ser objeto de debate.

Repasando más de cinco siglos de historia, la premiada historiadora Ada Ferrer, profesora de Estudios Latinoamericanos y del Caribe en la Universidad de Nueva York, escribió "Cuba: Una historia americana", una crónica conmovedora que exige un nuevo reconocimiento tanto del pasado de la isla como de su relación con Estados Unidos. 

El libro nos ofrece un asiento en primera fila para asistir a la evolución de la nación americana, con su dramático historial de conquista y colonización, de esclavitud y libertad, de independencia y de revoluciones hechas y no hechas.

Retomando el hilo de su libro, publicado en 2021, Ferrer explicó en un reciente webinar en el Wilson Center que el discurso de Barack Obama a los cubanos cuando visitó la isla en 2016 -el primer presidente estadounidense en casi 100 años en hacerlo- fue clave para cambiar la relación entre dos países. 

"Compartimos la misma sangre", dijo entonces Barack Obama a los cubanos. "Ambos vivimos en un mundo nuevo, colonizado por los europeos. Cuba, al igual que Estados Unidos, fue construida en parte por esclavos traídos desde África. Al igual que Estados Unidos, el pueblo cubano puede rastrear su herencia tanto a los esclavos como a los esclavistas".

Para Ferrer, la visita de Obama a Cuba y sus comentarios allí fueron un ejemplo perfecto de una dinámica que describe a lo largo del libro: "Cuba y Estados Unidos se miran como un espejo. La historia de los dos países está entrelazada. Los cubanos y los estadounidenses se ven a sí mismos a través de los ojos del otro", observa Geraldo Carava, profesor de historia y de estudios latinos en la Northwestern University, en Public Books. 

En otras palabras, escribe Carava, "tiene el efecto de desafiar las historias familiares que los cubanos y los estadounidenses creen sobre sus países, permitiéndoles ver lo familiar desde nuevos ángulos". El discurso de Obama, y el espejo del que escribe Ferrer, subrayan la profunda conexión entre naciones que, durante las últimas décadas, se han visto a sí mismas, y han sido vistas por otros, como antagonistas".

00:00 / 00:00
Ads destiny link