LIVE STREAMING
Martín Máximo Pablo de Álzaga Uzué was an Argentine millionaire that inspired Scott Fitzgerald's Great Gatsby. Source: Editorial Renacimiento
Martín Máximo Pablo de Álzaga Unzué, 'Macoco' en quien se inspiró Scott Fitzgerald para crear el Gran Gatsby. Fuente: Editorial Renacimiento

El playboy que inspiró al Gran Gatsby

El autor y periodista argentino Roberto Alifano recoge en un libro la vida y aventuras de ‘Macoco’, heredero de una de las familias más ricas de Argentina

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Shakira inspira

Enero 30, 2023

¿Quién soy yo?

Enero 24, 2023

Volver a las raíces

Enero 24, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Descendiente de una de las familias más ricas de la América Hispana, considerado el primer playboy y quien dio nombre a esa expresión como el auténtico Gran Gatsby, inspirando a Scott Fitzgerald a crear su famoso personaje, Martín Máximo Pablo de Álzaga Unzué, ‘Macoco’, fue una reconocida figura que supo vivir a lo grande.

Convencido de que sus aventuras no podían quedar en el olvido, el periodista, escritor y poeta argentino Roberto Alifano (Argentina, 1944), quien tuvo la ocasión de entrevistarlo en persona y entablar con él una estrecha amistad, decidió contar en un libro la vida de este legendario personaje. 

Heredero de una de las familias más ricas de la Argentina, ‘Macoco’ llegó a tener romances con refulgentes estrellas de cine, como Rita Hayworth, Claudette Colbert, Dolores del Río y Ginger Rogers. Tenía entre sus conocidos a gente como Onassis, Howard Hughes, Greta Garbo, Al Capone, Perón, Clark Gable, Errol Flynn y Gardel. 

“La intención de mi primera entrevista con ‘Macoco’ era verificar algunas cosas un poco escandalosas que se contaban sobre él, como por ejemplo que mantenía relaciones con una mujer en la bóveda de los Álzaga Unzué (su familia), en el cementerio aristocrático de Buenos Aires, La Recoleta”, recordó Alifano durante la presentación de su libro, Macoco, el primer playboy, en Casa América Madrid. “‘Macoco’ me respondió que se trataba de un disparate”, añadió. 

De esa entrevista, usada por él para desmentir todos los chismorreos en torno a su figura, surgió una estrecha amistad con el periodista argentino. 

Fue así, entre almuerzos y paseos por Buenos Aires, que ‘Macoco’ “empezó a contarme todas esas historias tan sabrosas de su vida de playboy, de su vida de personaje conquistador que había viajado por buena parte del mundo”, explicó Alifano.

Tuvieron que pasar unos años hasta que el autor se decidió a escribir el libro en los años 90. ‘Macoco’ murió 1982. La primera edición para el mercado argentino llevó por título ‘Tirando manteca al techo’, una expresión muy argentina para simbolizar el derroche de dinero. La expresión es poco conocida en otros países hispanohablantes y por eso la editorial decidió cambiar el título para la nueva edición internacional.

“El origen de esta expresión viene de que los niños bien de la Argentina, ‘los poderosos’ como Macoco. Se educaban en Europa desde chicos. ‘Macoco’ estudió en el prestigioso colegio Eton, en Reino Unido. Y se criaban en los palacios que tenían en Francia”, contó Alifano. 

En París los Alzaga Unzué habían comprado un palacio que había sido de los zares de Rusia. Esos niños iban muy seguido a comer a Maxims, uno de los grandes restaurantes de París, decorado con unos frescos de mujeres desnudas en el techo. “Una vez resulta que se retrasó un poco la comida y ‘Macoco’, para divertirse, empezó a poner manteca en el tenedor y pegar para arriba para ver si le daba entre los senos”, señaló el autor. A partir de ahí, todos los niños bien empezaron a imitar esta hazaña.

Rico como un argentino

El libro, cuyos derechos ya adquirió Netflix para convertirlo en una serie de televisión, recorre la vida de ‘Macoco’, desde sus tiempos de estudiante en Eton a su paso por la Universidad de la Sorbona, en París, pasando por sus incursiones en el automovilismo deportivo en Europa, ganando el Gran Prix de Marsella o la noche de Buenos Aires, que empezó siendo su centro juvenil de operaciones, para luego serlo París, Londres, Nueva York y Beverly Hills.

Corrían los alocados años de la belle époque y ‘Macoco’, riquísimo heredero, se mostraba exageradamente pródigo en el modo de gastar su dinero. Es tan así que dicen que fue él quien en París motivó la frase de Sacha Guitry: “Il est riche comme un argentin»”(“Es rico como un argentino”). Otros dicen que la “ambición de toda mujer francesa era tener un perrito pequinés y un amante argentino”, cuyo modelo era nuestro personaje, según Alifano. 

Editorial Renacimiento, 2022

00:00 / 00:00
Ads destiny link