LIVE STREAMING
Photo: Entertainment Weekly
Photo: Entertainment Weekly

El ansiado retorno de Robert Rodríguez al cine familiar

We Can Be Heroes será la próxima película infantil del director junto a Pedro Pascal en la que seguir revitalizando el género de los superhéroes.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Queda muy poco para poder disfrutar en familia, a partir del día de Navidad, del estreno en Netflix de We Can Be Heroes. La nueva película de Robert Rodriguez funciona como parte del universo inaugurado con The Adventures of Sharkboy and Lavagirl in 3-D (2005), es decir, aquella parte de su filmografía que se desmarca del gamberrismo habitual para apelar a un público para todas las edades concentrado por la pandemia y el confinamiento.

Robert Rodríguez (1968), nacido en San Antonio (Texas) e hijo de inmigrantes mexicanos, es conocido en el mundo del cine adulto por alguna de las cintas más sangrientas del panorama de serie B, desde El mariachi (1992) hasta Machete (2010). Todo ello pasando por las colaboraciones con Tarantino en la trilogía From Dusk Till Down o en el proyecto de espíritu grindhouse que fueron Planet Terror (2007) y Death Proof (2008).

Algunos de sus más jóvenes seguidores no entendieron en su momento las motivaciones cuando Rodríguez inauguró la trilogía familiar Spy Kids a inicios del milenio y se mostraron profundamente críticos con la saga. La realidad es que la fama que se había labrado el director hasta entonces en el mundo del gore y la serie B, la de realizar producciones rentables con bajos presupuestos y rodajes rápidos, era una fórmula perfecta para un artista con los ojos ya puestos en el cine infantil.

Así fue como logró más de cien millones de dólares con la primera cinta de Spy Kids, lo que le sirvió como aval para continuar la saga y encargarse de otros proyectos para la misma audiencia como The Adventures of Sharkboy and Lavagirl in 3-D o Alita: Battle Angel (2019). 

En un adelanto para Entertaiment Weekly el director texano cuenta como, al concentrarse las audiencias familiares debido a las tesituras de la COVID-19, empezó a recibir llamadas para encargarle proyectos de ese tipo o reboots de sus cintas infantiles. Todavía no ha terminado el año pues ya ha terminado con todas las fases del rodaje y postproducción de We Can Be Heroes, una revisión del género superheróico que profundiza en el universo de Sharkboy y Lavagirl.

La película cuenta con estrellas como Pedro Pascal (The Mandalorian), Christian Slater o Boyd Holbrook en el papel de un equipo de superhéroes capturados por alienígenas cuyos descendientes se deberán preocupar de rescatar trabajando en equipo. En un año en que muchos infantes han actuado como héroes, manteniendo la cordura mucho más que los adultos en tiempos de pandemia, la cinta seguirá la evolución de la pequeña Missy Moreno (YaYa Gosselin) que todavía debe descubrir sus poderes y encontrar su lugar en el mundo. 

La realidad es que Robert Rodríguez ha aprovechado para subir al carro de la demanda un proyecto suyo que empezara en 2019. También forma parte de dicha expansión el anuncio que hicieron en noviembre desde Univisión, la principal compañía multimedia hispana, en el que vendían las acciones de la productora El Rey manteniendo sus canales de venta y distribución. Eso permitía que la cadena de cable creada por Rodríguez pueda funcionar ahora como 100% independiente, otro importante paso para que el artista mexicoamericano pueda proseguir con sus originales propuestas.

00:00 / 00:00
Ads destiny link