LIVE STREAMING
Todos estamos nerviosos

Todos estamos nerviosos

En una mesa redonda multicultural con la prensa la semana pasada, el alcalde Kenney habló con franqueza sobre las reacciones de la ciudad ante la administración del presidente Donald Trump.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Costa Rica y Ecuador

Agosto 09, 2022

Reapertura de frontera

Agosto 08, 2022

Sin tapón de insulina

Agosto 08, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En una mesa redonda multicultural con la prensa la semana pasada, el alcalde Kenney habló con franqueza sobre las reacciones de la ciudad ante la administración del presidente Donald Trump. Habló de la impredecibilidad del futuro de la ciudad y de lo que sus políticas podrían significar para la comunidad inmigrante.

El alcalde comenzó la charla señalando que el estatus de la ciudad no cambiará:  "Muchas personas me han preguntado si los inmigrantes y otras minorías todavía pueden sentirse bienvenidos. Pues déjenme decir que, de parte de toda la población de Filadelfia, todo el mundo está bienvenidos aquí, en la ciudad del amor fraternal y el afecto entre hermanas. Creo que la inclusión siempre nos ha hecho más fuertes, y no abandonaremos ni nos echaremos para atrás en esta creencia, sea quién sea el presidente".

Dijo que tiene la esperanza de que Filadelfia mantendrá el estatus y postura que ha tenido durante tantos años por muchos años más. "Filadelfia siempre ha sido y seguirá siendo una ciudad de acogida Seguiremos siendo una ciudad de la Cuarta Enmienda por varias razones. La primera y principal razón es para hacer nuestras ciudades más seguras, en lugar de menos seguras. Nuestro índice de compromiso en cuestión de homicidios es inferior al 50%, en gran parte porque tenemos dificultades para conseguir que los testigos se presenten al juicio. Es probable que la situación se vuelva más difícil todavía si los inmigrantes tienen miedo de que la política de cooperación les lleve a su deportación. En lo que respecta al presidente Trump, es difícil predecir lo que hará, así que esperamos lo mejor y nos preparamos para lo peor ", dijo Kenney.

En defensa de la comunidad de inmigrantes, el alcalde hizo referencia a sus raíces irlandesas para justificar su conocimiento y comprensión con la causa inmigrante. Dijo que era un tema que le quedaba cerca de casa y que no dejará pasar, por mucha presión a la que sea sometido.  "Lanzar a nuestras comunidades de inmigrantes contra las ruedas del autobús por tener miedo a Donald Trump, Pat Toomey o a cualquier otra persona sería un insulto absoluto a la memoria de mis antepasados. Así que pueden estar seguros de que sin importar lo que se cuece en Harrisburg o en Washington, lo combatiremos. Vamos a luchar en los tribunales. Vamos a luchar contra este decreto de todas las formas que podamos luchar contra ella. Lucharemos y no nos rendiremos ", comentó el alcalde Kenney en la mesa redonda.

Mientras algunos se centraron en defender las ventajas de mantener el estatus de santuario en cuestión de crimen y seguridad, el alcalde Kenney también destacó las inmensas contribuciones que los inmigrantes han traído a Filadelfia y cómo han ayudado a la ciudad a crecer. "Hemos crecido en esta ciudad, hemos crecido en nuestra población, hemos crecido en nuestras comunidades de negocios", dijo Kenney.

También insistió en su compromiso de usar el gobierno de Filadelfia para dar apoyo a la comunidad inmigrante de todas las formas en que le sea posible. “Quiero que vuestros lectores entiendan que esta administración, esta ciudad, este alcalde, este consejo municipal,y este gobierno, no se echará para atrás en cuanto a los derechos civiles (y en ningún otro derecho),” dijo a la prensa reunida en la mesa redonda. ,  

"El hecho de que casi todos los principales jefes de policía de la nación están de acuerdo en que las ciudades santuario son el camino a seguir porque hace que las ciudades sean más seguras en lugar de tener inmigrantes y otras personas temerosas de hablar con la policía. Es menos probable que denuncien un crimen del que han sido testigo, [...] incluso si están documentados porque temerán que el contacto con agentes de policía resulte en su deportación,” añadió Kenney.

Un ejemplo es el caso Galarza contra Szlaczyk, en el que un hombre de Allentown fue encarcelado de forma ilegal y la corte federal detectó más adelante que la orden de detención no era suficiente para retener a alguien bajo custodia.
"No sé qué va a pasar con esta administración. Sólo me queda adivinar. Como dije antes, si se tratara de McCain, Bush o Reagan tendría alguna idea de hacia dónde van. Pero se trata de una nueva aventura todos los días. A veces es moderado, a veces es moderado, quiero decir, es difícil saber a diario cómo será. Y creo que todo el mundo está nervioso "

El alcalde amplió su enfoque y se comprometió nuevamente a apoyar a las comunidades de inmigrantes."Creo que como alcalde, todos los que me conocen saben lo apasionado que soy en mi trabajo. Y por esto estamos trabajando duro para asegurar que el acceso al idioma y a los  servicios sea igual para todos", dijo Kenney.

00:00 / 00:00
Ads destiny link