LIVE STREAMING
Photo: University of Pennsylvania
La veterana profesora de derecho de Pennsylvania, Amy Wax, podría ser sancionada por sus últimos comentarios racistas. Foto: University of Pennsylvania

Amy Wax podría ser sancionada al iniciarse el proceso de revisión de Penn Law

La polémica más reciente de Wax tiene que ver con los comentarios que hizo sobre que Estados Unidos necesita menos asiáticos en una aparición en un podcast.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Roe anulado

Junio 28, 2022

Una Unión de Apple

Junio 21, 2022

Una historia oscura

Junio 20, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pensilvania anunció el martes 18 de enero que iniciaría un proceso que podría acarrear consecuencias para la veterana profesora de Derecho Amy Wax por sus comentarios racistas.

En un correo electrónico dirigido a la comunidad de la facultad de derecho, del que informó por primera vez el Philadelphia Inquirer, el decano Ruger dijo que apelaría a un proceso de revisión de la facultad, que debe producirse antes de que se pueda tomar cualquier medida mayor o menor.

El proceso, que se detalla en el manual de la facultad de Penn, cubre la emisión de sanciones menores, como una carta de amonestación, o la convocatoria de una junta de audiencia de la facultad para revisar los cargos de sanciones mayores, como la suspensión o el despido.

Ruger dijo que actuará como denunciante en el asunto y se basará en las críticas que ha recibido a lo largo de los años sobre Wax. La conducta de la profesora de derecho ha generado "múltiples quejas" que citan el impacto de un lenguaje duro repetido y la promoción de la supremacía blanca. 

"Las quejas afirman que es imposible que los estudiantes reciban clases de ella sin una creencia razonable de que están siendo tratados con animadversión discriminatoria", escribió Ruger. 

En los últimos años, la profesora titular de 68 años, que ha trabajado en la universidad durante 20 años, ha enfurecido constantemente a los estudiantes con sus comentarios, primero cuestionando la capacidad académica de los estudiantes negros y más recientemente declarando su opinión de que el condado estaría mejor con menos asiáticos. 

Penn ha condenado sus declaraciones y ahora Wax sólo puede impartir pequeños cursos optativos, en lugar de cursos obligatorios, pero la institución ha aducido la libertad académica como razón para no despedirla. 

Pero el discurso racista de Wax es cada vez más intenso y dañino, y Ruger está dispuesto a invocar el proceso de revisión. 

"Estas quejas exigen claramente un proceso que pueda considerar justamente las afirmaciones, por ejemplo, de que su conducta está teniendo un impacto adverso y discernible en sus actividades de enseñanza y de clase", dijo. 

A principios de este mes, un grupo de estudiantes de la Facultad de Derecho presentó una petición a Penn con cerca de 2.500 firmas, instando a la universidad a poner en marcha una investigación sobre Wax, de quien afirman que no es apta para enseñar y ha violado las normas de comportamiento. El grupo también pide que la universidad reevalúe su proceso de permanencia en el cargo para que este tipo de conducta pueda ser abordada con mayor eficacia.

"Ella está discriminando abierta o explícitamente a los estudiantes y eso no forma parte de la libertad académica. ... En realidad, está perjudicando activamente la educación jurídica de otras personas y haciéndolas sentir incómodas, indeseadas y no deseadas o no escuchadas", dijo al Philadelphia Inquirer Apratim Vidyarthi, de 28 años, estudiante de tercer año de derecho en Penn, de la zona de San José.

El jueves 13 de enero, un grupo de legisladores estatales y miembros del Consejo Municipal también pidieron a Penn que revocara la titularidad de Wax. En una carta dirigida a Penn, los miembros del Consejo de la Ciudad pidieron a la universidad que iniciara una revisión del cargo y el papel de Wax, diciendo que sus comentarios no sólo son académicamente deshonestos, sino que también "alimentan las peligrosas tendencias de la creciente animosidad y la búsqueda de chivos expiatorios para los asiático-americanos." 

"Puede llegar un momento en que el discurso de odio de un colega sea tan amenazante y generalizado que cree una atmósfera problemática para el trabajo y el aprendizaje", dijo Ruger.

00:00 / 00:00
Ads destiny link