LIVE STREAMING
María Quiñones-Sánchez will enter her 13th year representing District 7 on City Council come January. Photo: Michelle Myers/AL DÍA News.
En Enero, María empezará su décimo tercer año como miembro del concejo municipal. Photo: Michelle Myers/AL DÍA News.

De Hunting Park al gobierno municipal: El trayecto de toda una vida de María Quiñones-Sánchez

Por su historial, María confía que se encontrará entre los preseleccionados para ocupar el cargo de alcalde en el 2023.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Durante sus 12 años como miembro del Concejo municipal, donde ha representado al Distrito 7 en el gobierno municipal, María Quiñones-Sánchez dice que nunca ha tenido la oportunidad de reflexionar sobre su trayecto como servidora pública. 

Exposición temprana

Empezó en Hunting Park, donde Quiñones-Sánchez recuerda haberle traducido a su madre puertorriqueña, quien entonces les ofrecía los servicios de su hija a sus vecinos y amigos. 

Ya sea al hacer una llamada telefónico o al completar un formulario, la joven Quiñones-Sánchez se convirtió, de muchas formas, en un conducto entre la comunidad hispanohablante y el mundo de angloparlante más amplio. 

“Llegó al punto en que le dije a mis vecinos que les enviaría señales con mi cortina. Si mi cortina está cerrada, por favor no lleguen”, dijo Quiñones-Sánchez.

Esa es una política que aún usa hoy en día para las personas que viven en su cuadra en Norris Square, y una experiencia temprana que inculcó la voluntad en Quiñones-Sánchez de siempre resolver cualquier problema. 

Dice que con frecuencia deja de valorar esta destreza, pero al reflexionar sobre la misma, es una cualidad que pocas veces se desarrolla a una edad temprana y desde entonces ha perfilado su carrera. 

“Siempre supe que quería ayudar a las personas y era muy gratificante poderlo hacer”, dijo Quiñones-Sánchez.

Maria la activista

Con esa misión en mente desde temprano, Qiñones-Sánchez se lanzó en una carrera como activista comunitaria. 

En ese papel, participó en muchas diferentes campañas políticas y sociales en nombre de su comunidad y recaudó millones para una gran cantidad de diferentes causas. 

En términos de la política, Quiñones-Sánchez recordó su primera elección, en la que inscribió a los votantes y se describía a sí misma como “un tablón de anuncios humano” para su candidato. 

“Y aún no tenía aún edad para votar”, recordó. 

Más adelante, cuando Quiñones-Sánchez fungió como directora regional para la Puerto Rico Federal Affairs Administration, dirigió la campaña Get-Out-the-Vote (GOTV) de sus siete ciudades. Al final la GOTV registró 32,000 nuevos electores y aumentó la participación en áreas seleccionadas por hasta 35%

En términos sociales, fungió como la primera, y más joven, directora ejecutiva en la historia de ASPIRA --una organización dedicada al desarrollo de oportunidades de educación y liderazgo para los jóvenes hispanos. 

Mientras ocupó dicho cargo, sus esfuerzos condujeron a la creación de la primera escuela Charter bilingüe de Pensilvania — Eugenio Maria de Hostos Community Charter School — en su vecindario de Hunting Park. 

“Hecha en y orgullosa de ser de Hunting Park”

Al día de hoy, Quiñones-Sánchez atribuye la inspiración de muchas de sus acciones mientras estuvo en funciones a su vecindario.

“Soy hecha en y orgullosa de ser de Hunting Park”, dijo, “porque el registro legislativo refleja las experiencias de la vida real de mis amigos mientras crecimos en Hunting Park”. 

Un ejemplo citado por Quiñones-Sánchez fue su amor por los espacios abiertos, que atribuye a su acceso a Hunting Park mientras crecía.

“Teníamos una piscina y un gazebo”, dijo Quiñones-Sánchez.

También es uno de los lotes grandes de espacio de parque abierto en la ciudad. En 2009, durante su primer período como miembro del Concejo municipal, Quiñones-Sánchez fue contribuidora del proyecto de revitalización de Fairmount Park Conservancy para Hunting Park --a pesar de que no estaba, técnicamente, en su distrito. 

“El parque está, físicamente, en el distrito de Clarke, pero él decía ‘Es que todo lo que sucede allí tiene que ver con María’”, dijo Quiñones-Sánchez. “Es personal y eso me enorgullece”. 

El proyecto también es continuo. Quiñones-Sánchez estuvo presente en la revelación de las nuevas canchas de balonmano, en junio de 2018.

Con respecto a la influencia de su vecindario en ciertas políticas, Quiñones-Sánchez dijo que había consultado los datos personales en Hunting Park al poner en práctica los Owner-Occupied Payment Agreements (OOPA) para los impuestos sobre bienes vencidos y el Tiered Assistance Program (TAP) para las facturas de agua.

Dijo que ambos son, sin lugar a dudas, sus disposiciones legislativas más exitosas y que se basan en observar las vidas de sus vecinos y amigos en los vecindarios quienes con frecuencia tenían que elegir qué factura pagar, diariamente. 

“Leo, y conozco la política”, dijo Quiñones-Sánchez, “pero creo que la experiencia vivida es en realidad lo que ha generado la mejor política”. 

De activista a candidata

Dicho esto, Quiñones-Sánchez admite que antes de poder ser una legisladora eficaz, pasó por una curva de aprendizaje pronunciada en su transición de activista a candidata política. 

Antes de su victoria en 2007, Quiñones-Sánchez dirigió una campaña poco exitosa para el Concejo municipal en 1999. 

“Quería ser la parte operativa y la persona que ayudaba a las personas, pero una campaña no es el momento para hacerlo”, dijo, “es para narrar una historia y organizarse para ser electa”. 

Lo que se produjo después de su candidatura infructuosa fueron ocho años de decisiones difíciles. 

“Si vas a hacer esto, lo harás para ganar”, recuerda decirse a sí mismas. “La mejor forma de ayudar a la gente que uno quiere ayudar es ser el candidato más eficaz y luego el legislador más eficaz”. 

Eso significa que Quiñones-Sánchez necesitaba volver a lo fundamental y confrontar algunas de las cosas hacia las que se sentía reacia si quería alcanzar el éxito. 

“Hacer el compromiso que para poder ser eficaz y ofrecerle una voz a las personas, que quiero ser una voz significa que tengo que hacer las cosas con las que me siento menos cómoda”, dijo Quiñones-Sánchez 

Empezó con tomar algunas clases sobre la recaudación de fondos para campañas --algo que ella llamaba “el mal necesario”. 

“Después de recaudar millones de dólares para causas y cosas en las que creo, aún me disgusta”, dijo Quiñones-Sánchez.

En cuanto al mensaje, tuvo que aprender a narrar su historia --un proceso del que se encontró, al principio, refrenada debido a su crianza. 

“Culturalmente, a las mujeres latinas no se les enseña a narrar sus historias”, dijo Quiñones-Sánchez.

Al final, tras un receso de ocho años, Quiñones-Sánchez ganó por segunda vez en noviembre de 2007. El día de las elecciones, obtuvo el 80% de los votos para convertirse en la primera mujer Latina jamás electa para representar a un distrito en el Concejo municipal de Filadelfia. 

La primera Latina

La responsabilidad de ser la primera Latina es algo que Quiñones-Sánchez toma con suma seriedad.

“Uno no quiere ser la última ni la única”, dijo.

Para asegurarse que eso no sea una realidad, Quiñones-Sánchez se enorgullece de su accesibilidad. Aunque dijo que a veces es difícil de lograr, la concejal intenta devolver todas sus llamadas, asistir a cuantos eventos le sea posible, y sostener pláticas semanales acompañadas de un café con las personas en su distrito.

“Intento estar disponible tanto para un salón de clases como para un elector que quiere sostener una plática personal”, dijo ella.   

En cuanto a ser mentora, Quiñones-Sánchez lo ha sido para muchas jóvenes --algunas de quienes dijo ahora son mucho más exitosas que ella. Su oficina ofrece pasantías para mujeres jóvenes cada año. 

Su consejo para todas ellas es que sigan su propio camino. Lo que ella hizo es algo de lo que se puede aprender, pero sucedió en otro momento, lo que significa que ahora hay nuevos obstáculos que superar y nuevas formas para solucionar viejos obstáculos. 

“Hay que hacerlo de forma propia, hay que crear el propio camino”, dijo Quiñones-Sánchez.

Un cuarto período y más allá

De muchas formas, Quiñones-Sánchez aún traza su propio camino en la política, 12 años después de que fue electa por primera vez. 

Ha hecho su mejor esfuerzo por ser una defensora y animadora de un distrito que lucha hace mucho tiempo con la pobreza crónica, el crimen y la adicción a las drogas como un miembro entre los 17 del órgano legislativo. 

Lo que admite que ha perdido en cuanto a energía y pasión en el transcurso de los años, Quiñones-Sánchez dice que ha ganado en sabiduría y un respeto por el proceso democrático como un medio para producir el cambio verdadero. 

“Nunca pensé que podría cumplir con esas normas”, dijo. 

Al empezar su cuarto período consecutivo en el Concejo municipal, Quiñones-Sánchez está enfocada en muchas cosas diferentes. Por un lado, quiere trabajar para cambiar el enfoque sobre la crisis de opioides, una de las principales preocupaciones de Kensington, para que la visión a corto plazo sea una a largo plazo.  

“¿Cómo nos alejamos de estado de crisis y realizamos cambios instituciones?”, planteó Quiñones-Sánchez.

Otro debate en el que espera desempeñar un papel central es el de la reforma agraria. Hace muchos años, ella estuvo aislada al crear el Philadelphia Land Bank, pero dijo que algunos de sus colegas finalmente están listos para avanzar con respecto a la legislación que podría volverlo más eficaz. 

En el tiempo que vendrá después de estos próximos cuatro años, Quiñones-Sánchez creo que será el momento para que Filadelfia elija su primera alcaldesa. Y aunque reconoce que hay otras mujeres muy con grandes logros que podrían competir por el cargo, ella se siente segura en cuanto a postularse contra  ellas en el 2023. 

“Es nuestro momento,” dijo Quiñones-Sánchez.

00:00 / 00:00
Ads destiny link