LIVE STREAMING
Photo: Tim Clayton/ Getty Images
Cuatro gimnastas de élite testificarán ante la Comisión Judicial del Senado el miércoles 15 de septiembre. Foto: Tim Clayton/ Getty Images

Simone Biles, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols declararán en la nueva investigación sobre el abusador Larry Nasser

Las gimnastas de élite serán las voces centrales que se escucharán en la Comisión Judicial del Senado que investiga la falta de investigación del FBI sobre la…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Cierre de Berks

Diciembre 01, 2022

El impacto latino en Arizona

Diciembre 01, 2022

Tribus contra el clima

Noviembre 30, 2022

Ley de respeto al matrimonio

Noviembre 30, 2022

Disparidad sin fecha

Noviembre 30, 2022

Casey sobre la inmigración

Noviembre 30, 2022

Batalla contra el plástico

Noviembre 29, 2022

Una política renovada

Noviembre 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La medallista de oro olímpica Simone Biles y otras gimnastas estrella, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols, testificarán ante el Comité Judicial del Senado por la investigación sobre Larry Nassar, más de tres años después de que el ex médico de USA Gymnastics fuera condenado por agredir sexualmente a mujeres y niñas bajo su cuidado.

En enero, Biles utilizó el poderoso hashtag #MeToo y publicó una captura de pantalla en Twitter, en la que contaba a sus fans y seguidores que ella también había sido una de las muchas víctimas de abusos sexuales a manos de Nassar, y compartía lo duro que ha sido impartir finalmente su historia. 

"No es normal recibir cualquier tipo de tratamiento por parte de un médico del equipo de confianza y referirse a este de forma horrible como el tratamiento 'especial'. Este comportamiento es completamente inaceptable, repugnante y abusivo, especialmente viniendo de alguien en quien me dijeron que debía confiar", escribió Biles.

La talentosa gimnasta también compartió que su salud mental se ha visto gravemente afectada por la experiencia, y que era difícil seguir reviviendo el abuso mientras regresaba a las mismas instalaciones para entrenar para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

"La mayoría de ustedes me conoce como una chica alegre, risueña y llena de energía. Pero últimamente... me siento un poco rota y cuanto más intento apagar la voz de mi cabeza, más fuerte grita. Ya no tengo miedo de contar mi historia", escribió Biles. 

En una conversación con Today, Biles dijo que el abuso fue un factor que contribuyó a su mala salud mental y a su rendimiento en los Juegos Olímpicos de 2020, donde se retiró de varios eventos, citando preocupaciones mentales y emocionales. 

La gimnasta de élite Maggie Nichols fue la primera en denunciar los abusos de Nassar en el verano de 2015. Cuando Nichols tenía solo 15 años, recibió tratamiento de Nassar por problemas de espalda. 

"Al principio confiaba en lo que hacía, pero luego empezó a tocarme en lugares que realmente no creía que debía hacerlo. No llevaba guantes y no me dijo lo que estaba haciendo. Acepté lo que hacía porque los adultos me dijeron que era el mejor médico y que podía ayudarme a aliviar mi dolor", dijo Nichols en un comunicado.

Nichols, que ahora es gimnasta en la Universidad de Oklahoma, descubrió después que la Universidad Estatal de Michigan había recibido quejas sobre el comportamiento de Nassar de otras chicas que se remontaban a 20 años atrás, pero las ignoró. 

"Nunca se lo dijeron a USA Gymnastics. Si lo hubieran hecho, quizás nunca hubiera conocido a Larry Nassar y nunca hubiera sido abusada por él", dijo Nichols a NBC News. 

La medallista olímpica de oro y plata en 2012, McKayla Maroney, también publicó en apoyo al #MeToo en Twitter en 2017, compartiendo su historia de haber sido abusada por Nassar a los 13 años y dijo que debe haber tolerancia cero para los abusadores. 

"Tenía el sueño de ir a los Juegos Olímpicos, y las cosas que tuve que soportar para llegar allí fueron innecesarias y repugnantes", escribió Maroney. 

Las cuatro gimnastas comparecerán en persona en el primer panel el miércoles 15 de septiembre durante una audiencia sobre la gestión del FBI en la investigación sobre Nassar.

El segundo panel incluirá al inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, y al director del FBI, Christopher Wray.

En julio, Horowitz publicó un informe de 119 páginas en el que afirmaba que el FBI no había entrevistado a las víctimas de Nassar de forma oportuna. También decía que la oficina de campo del FBI en Indianápolis cometió "errores fundamentales" al no notificar a otras oficinas del FBI o a las autoridades estatales y locales.

La intención del comité es averiguar por qué la oficina de campo del FBI en Indianápolis no respondió rápida y adecuadamente a las primeras acusaciones de conducta sexual inapropiada, permitiendo así que los abusos continuaran durante el retraso. 

Después de que Horowitz diera a conocer el informe en julio, un grupo bipartidista de legisladores, los senadores Dick Durbin y Chuck Grassley, se reunieron para discutir el tema. Dick Durbin, Chuck Grassley, Dianne Feinstein y Richard Blumenthal, anunciaron la celebración de una audiencia de supervisión sobre la gestión del caso por parte del FBI, criticando a la agencia por no prevenir los abusos. 

"La incapacidad del FBI para investigar a Larry Nassar permitió que al menos 70 mujeres jóvenes fueran agredidas por él", dijo la senadora Diane Feinstein. "Nadie debería tener que soportar los horrores que sufrieron estas jóvenes".

00:00 / 00:00
Ads destiny link