LIVE STREAMING
La nueva América de Trump trae consigo un aumento importante en la intolerancia y el odio. 
La nueva América de Trump trae consigo un aumento importante en la intolerancia y el odio. 

Comprobado: el índice de odio ha aumentado durante la era Trump

Un informe del Centro de Estudios de Odio y Extremismo de la Universidad de California ha demostrado un aumento en el índice de odio durante los últimos meses.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Omar Montes y su llama

Junio 29, 2022

Latinas en Spy Kids

Junio 29, 2022

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Lo habíamos anticipado: el resurgir de la intolerancia y el odio es un hecho en Estados Unidos.

Un estudio llevado a cabo por el Centro de Estudios de Odio y Extremismo de la Universidad del Estado de California en San Bernardino, ha demostrado que el índice de odio en Estados Unidos ha incrementado en un 5% desde el año 2015, es decir, desde el inicio de la campaña presidencial que dio como ganador a Donald Trump.

Bajo la autoría del profesor Brian Levin – considerado incluso por el FBI como una fuente fiable en estadísticas de crímenes de odio – este estudio es publicado cada noviembre, evaluando el incremento de la tasa de intolerancia en la sociedad estadounidense.

El último informe publicado por Levin y su equipo demostró un aumento “casi idéntico” en los crímenes de odio, a través de dos bancos de datos separados.

Según explicó el Huffington Post, el primer banco de datos consistió en números de crímenes de odio reportados por organismos de seguridad en 31 ciudades y condados grandes, incluyendo las 10 ciudades más importantes en Estados Unidos.

El estudio encontró 2.101 crímenes de odio en esas poblaciones, lo que representa un aumento de casi el 5% en un período de un año.

En Chicago, por ejemplo, el índice aumentó en 20% durante el 2016. En Nueva York, por su parte el aumento fue del 24%; en Los Ángeles fue del 15% y en Filadelfia se reportó un importante aumento de hasta el 50%. Pero la ciudad con mayor aumento fue Washington, con un 62% de incremento en los crímenes de odio.

Asimismo, 13 ciudades y condados demostraron un decrecimiento, sobre todo en poblaciones donde los números han sido constantemente bajos.

Durante el 2015, los crímenes de odio contra la población musulmana aumentó en un 67%, en especial en ciudades donde esos índices se habían visto reducidos en períodos previos.

Un segundo banco de datos evaluado por Levin consistió en evaluar los datos ofrecidos por los propios estados, incluyendo 5 de los más poblados a nivel nacional. El informe reportó 3.887 crímenes de odio en 13 estados durante el 2016, que representa un aumento del 5% en los 3.705 reportados durante el año anterior.

El estudio de Levin ha comparado las estadísticas en años electorales, concluyendo “con un grado un poco más que moderado de confianza” que los 6.245 crímenes de odio reportados por el FBI en su Reporte Unificado de Crímenes en el 2016, representan el índice más alto desde el 2012, el año electoral previo.

Desde la década de los 90, el FBI ha evaluado las estadísticas de crímenes de odio, demostrando un ligero aumento durante cada año electoral, algo que Levin ha atribuido a “divisiones políticas”.

Fuente: Center for the Study of Hate and Extremism.

Sin embargo, el aumento del 2016 es alarmante. Según el investigador, “lo inusual del 2016 – exceptuando al territorio del medio oeste – y particularmente entre las jurisdicciones más grandes y con mejores datos, fue el dramático pico durante el período de elecciones, que ha sido diferente a todo lo que puedo recordar durante mi carrera profesional”, aseguró.

Fuente: Center for the Study of Hate and Extremism.

En Filadelfia, por ejemplo, durante el mes de noviembre del 2016 se reportaron siete crímenes de odio, cuando durante los cuatro años previos tan sólo se reportó uno, lo que coincide con el mapa de odio del Southern Poverty Law Center (SPLC) y la proliferación de colectivos intolerantes en todo el territorio.

Según coincide Levin, el incremento del odio y su organización social coincide con la normalización de un discurso político agresivo, enfocado particularmente en comunidades como la transgénero y la musulmana.

Pero lo más importante ha sido los primeros datos recogidos por Levin en lo que va de año 2017, que reportan 827 crímenes de odio, un aumento del 20% en las 13 ciudades más grandes del país, comparado con el mismo período del año pasado.

A pesar de los obstáculos que presenta el registro y el seguimiento de los crímenes de odio, los pocos datos registrados ya pintan un panorama bastante oscuro en la sociedad estadounidense.

Iniciativas como la del SPLC ayudan a que esta realidad no pase desapercibida: denuncia el odio aquí.

00:00 / 00:00
Ads destiny link