LIVE STREAMING

En Puerto Rico no buscan trabajo

Estudio revela que ayudas sociales desincentivan la búsqueda de empleos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La tasa de participación en el mercado
laboral de los puertorriqueños no supera el 43 por ciento, una de
las más bajas del mundo, tendencia provocada por un creciente número
de ayudas sociales que desincentivan la búsqueda de empleo.

El profesor de economía de la Escuela Graduada de Planificación
de la Universidad de Puerto Rico, Santos Negrón, señaló hoy a Efe
que la tasa de participación -población que trabaja o que busca
trabajo- es del 42,9 por ciento, mientras que en un país occidental
desarrollado alcanza cerca del 65 por ciento.

Negrón, antiguo jefe del Análisis y Estudios Económicos del Banco
Gubernamental de Fomento, dijo que el bajísimo número depuertorriqueños empleados se debe, principalmente, a las
innumerables ayudas sociales -tanto estatales como federales- que
recibe la población.

El economista subrayó que la ayudas, que comenzaron en los años cuarenta del pasado siglo, fueron incrementándose con el paso de las décadas hasta alcanzar áreas como la educación, salud, alimentación y un largo etcétera.

Negrón destacó que otro de los factores que provoca tan bajo
número de individuos activos laboralmente en Puerto Rico es la falta
de formación y destrezas entre la población de la isla caribeña, lo
que causa que muchas personas no puedan acceder a los puestos de
trabajo ofertados.

"Existe un desfase entre las exigencias del mercado y las
destrezas con que cuenta la población", indicó el profesor
universitario, después de aclarar que en la isla existe un altísimo
porcentaje de personas inmersas en la economía sumergida o informal.

Negrón apuntó que los entre 1.000 y 1.500 dólares netos por mes
que puede recibir un puertorriqueño sin formación específica los
puede reunir, o superar incluso, si suma a las ayudas sociales algún
tipo de actividad laboral "subterránea", algo muy común en todoPuerto Rico.

El catedrático de Sociología de la Universidad Interamericana, Manuel Torres recordó que entre el 45 y 55 por ciento de lospuertorriqueños vive de las ayudas sociales, mayoritariamente provenientes de los fondos federales estadounidenses.

CONTENIDO RELACIONADO

Torres destacó a Efe que además en Puerto Rico entre un 25 y 30
por ciento de la población está inmersa en la economía informal.

"La gente ha ido aumentando su nivel de dependencia con respecto
a las ayudas", sentenció, para matizar que eso ha provocado el
abandono de la búsqueda de empleo entre amplias capas de la
población.

Torres resaltó que, no obstante, no se puede achacar la culpa a
la población, sino que ésta recae en los partidos políticos, que
durante décadas han competido y fomentado atraer a Puerto Rico un
mayor número de ayudas sociales.

El sociólogo explicó que los partidos políticos han provocado lo
que definió como "degeneración del Estado de bienestar", al
incrementar paulatinamente las ayudas sociales sin exigir,
prácticamente, a cambio condiciones para acceder a éstas.

Torres apuntó que la clase política ha consentido que se genere
un estado de desigualdades, en parte, por un sistema educativo
ineficaz, a pesar de que Puerto Rico es uno de los países que más ha
invertido en educación desde la pasada década de los sesenta.

El catedrático universitario dijo que el proceso ha desembocado
en que "la mitad del país viva en régimen de dependencia" y un
porcentaje significativo estrechamente relacionado como una economía
subterránea ligada al crimen y la droga. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link