LIVE STREAMING
Mapa que muestra la ruta aprobada por Nebraska para el último tramo del oleoducto Keystone XL.
Mapa que muestra la ruta aprobada por Nebraska para el último tramo del oleoducto Keystone XL.

Gracias a Nebraska el oleoducto Keystone XL será una realidad

Los reguladores de Nebraska han aprobado el último tramo necesario para que TransCanadá inicie la construcción del oleoducto Keystone XL a través del estado,…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Cierre de Berks

Diciembre 01, 2022

El impacto latino en Arizona

Diciembre 01, 2022

Tribus contra el clima

Noviembre 30, 2022

Ley de respeto al matrimonio

Noviembre 30, 2022

Disparidad sin fecha

Noviembre 30, 2022

Casey sobre la inmigración

Noviembre 30, 2022

Batalla contra el plástico

Noviembre 29, 2022

Una política renovada

Noviembre 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Esta vez Goliat ha vencido a David a punta de grandes sumas de dinero y tuberías que transportan oro negro.

El último obstáculo regulatorio que enfrentaba el proyecto del oleoducto de Dakota ha sido superado, y TransCanada podrá finalmente transportar crudo desde Alberta hacia las refinerías en Estados Unidos.

En un voto de 3 a 2, la Comisión del Servicio Público de Nebraska ha despejado el camino para la tubería que agregará 8 kilómetros de trayecto, una estación de bombeo y líneas de transmisión, según reportó Reuters.

La ruta propuesta (de 1.899 kilómetros) entre Hardisty (Alberta) hasta Steele City (Nebraska), “ha sido controversial desde que fue propugnada hace aproximadamente una década, pues los ambientalistas le transformaron en un símbolo de su amplia lucha contra los combustibles fósiles y el calentamiento global”, sigue el reporte.

Si bien la administración previa había estudiado el proyecto por años para finalmente negarle el permiso en el 2015 – bajo el argumento de que “no representaría una contribución importante a nuestra economía” – Trump revirtió velozmente esta decisión y otorgó el permiso finalmente durante el mes de marzo, promoviendo “28.000 puestos de trabajo a nivel nacional”. Pero un estudio del Departamento de Estado en el 2014 predijo que el proyecto tan sólo ofrecería 3.900 puestos en construcción y sólo 35 puestos fijos.

Pero la preocupación más importante para los opositores al proyecto tiene que ver con su impacto medioambiental. Este debate ha llevado años, y los activistas han argumentado que el crudo canadiense – más “sucio” que el corriente – “emite más gases invernadero que la extracción de crudo estándar”, según informó CNN.

Asimismo, los voceros del medio ambiente han advertido durante años el riesgo de derrames como el sucedido el pasado 16 de noviembre, donde una de las tuberías de TransCanada filtró 795.000 litros de crudo en una zona rural cerca de la frontera con Dakota del Norte, siendo el último de 17 accidentes que se han reportado desde el 2010.

A pesar de todos los hechos y todas las pruebas, el monstruo de tuberías atravesará el país para beneficio de sólo algunos y a costillas de kilómetros de tierra.

00:00 / 00:00
Ads destiny link