LIVE STREAMING
En una entrevista exclusiva con AL DIA, Torres habló de su historia, sus proyectos y cómo Donald Trump no es un extraño para él.
En una entrevista exclusiva con AL DIA, Torres habló de su historia, sus proyectos y cómo Donald Trump no es un extraño para él.

El Camino de Ritchie Torres hacia convertirse en el primer Afro-Latino LGBTQ+ en el Congreso

Ritchie Torres tuvo que superar arduos obstáculos para convertirse en el nominado demócrata del sur del Bronx.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Omar Montes y su llama

Junio 29, 2022

Latinas en Spy Kids

Junio 29, 2022

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

CCP+Rowan

Junio 28, 2022

Un refugio para el aborto

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Ritchie Torres, el luchador por el Bronx, está a pasos de hacer historia como el primer afro-latino en el Congreso, y uno de los dos primeros congresistas negros miembros de la comundad LGBTQ.

En una conversación exclusiva con AL DÍA, la joven promesa de la política habló de su pasado, su presente y sus proyectos para el futuro del país.

Un camino tortuoso

Aunque parezca que Torres está en la vía rápida hacia un cargo público, primero tuvo que superar arduos obstáculos para llegar a donde está ahora. Hace sólo 14 años, Torres se enfrentó a la etapa más baja de su vida.

"Había abandonado la universidad, estaba luchando con la depresión, perdí a mi abuela que era una de las personas más importantes de mi vida", dijo Torres.

"Estaba luchando con una crisis de identidad sexual, sentía que el mundo a mi alrededor se había derrumbado. Así que hubo momentos en los que incluso pensé en quitarme la vida. Y luego, siete años después, me convertí en el funcionario electo más joven de la ciudad más grande de América. Y siete años después de eso, aquí estoy como el nominado demócrata para uno de los distritos congresionales más emblemáticos de América", continuó. 

Nacido en el Bronx, Torres fue criado por una madre soltera que luchó por criar tres hijos con un salario mínimo de 4,25 dólares en los años 90. Sus experiencias vividas son las que han dado forma a su perspectiva al llegar a noviembre, donde se enfrentará al candidato republicano Orlando Molina, en el distrito más demócrata de la nación. 

Quiere abordar la crisis de asequibilidad en el Bronx, y agradece la oportunidad de dar visibilidad a los LGBTQ y a los afro-latinos por primera vez.

 

El sur del Bronx como escenario nacional

Para Torres, el mayor desafío que enfrenta el país y su distrito, así como las comunidades de color, es la crisis de asequibilidad, conociendo de primera mano las condiciones que sólo se han exacerbado con el COVID-19.

Torres quiere combatir los costos de la atención médica, la educación superior, y especialmente la vivienda en el sur del Bronx.

"Siempre que se debate sobre la vivienda asequible, la pregunta que debería venir a la mente es, 'asequible para quién?" dijo Torres.

Para él, es irreal que más de la mitad de los residentes de su distrito paguen más de la mitad de sus ingresos para pagar el alquiler antes de tener en cuenta necesidades como la comida, la atención sanitaria, los servicios públicos y el transporte. 

"Y por eso intento expandir dramáticamente el programa de seccionamiento, el programa de vales de vivienda para que cada americano necesitado tenga derecho a una vivienda segura, decente y asequible", dijo.

Torres argumenta que el estándar apropiado para la asequibilidad es el ingreso familiar, en lugar del Ingreso Medio del Área (AMI), que en la ciudad de Nueva York, según el gobierno federal, es de alrededor de 50.000 a 60.000 dólares al año. 

El problema es que esa cifra es más del doble del AMI en el sur del Bronx, que es de 25.000 dólares.

"Así que incluso los ingresos bajos según los estándares del gobierno federal son inasequibles para la mayoría de los neoyorquinos de bajos ingresos en el sur del Bronx".

Pero los lazos son aún más profundos.

Cuando el presidente no es un desconocido

"Crecí en una urbanización pública justo enfrente de un campo de golf de Trump, y cuando vi que las condiciones de mi casa empeoraban. La ciudad estaba invirtiendo más de 100 millones de dólares en un campo de golf para Donald Trump." Torres dijo.

"Recuerdo haberme preguntado, ¿qué dice sobre nuestra sociedad? ¿Nuestros valores y prioridades como sociedad? ¿Estamos dispuestos a invertir más en un campo de golf cerrado y dorado para Donald Trump que en las casas de los neoyorquinos negros y morenos? Así que me dije a mí mismo - en lugar de quejarme de ello, y quedarme pasivamente al margen, ¿por qué no convertirse en el cambio que deseo ver?" dijo.

Torres continuó la herencia de su familia de abogar por la vivienda pública, comenzando como organizador de vivienda, eventualmente postulándose para el cargo, convirtiéndose en el primer concejal abiertamente LGBTQ de la ciudad de Nueva York.

“Cuando vivía en una vivienda pública, y mientras el campo de golf estaba en construcción, desató una infestación de zorrillos", dijo. "Y así le digo en broma a la gente que he estado oliendo el hedor de Donald Trump mucho antes de que se convirtiera en presidente."

Esa situación alimentaría aún más las aspiraciones políticas de Torres.

"Fue la experiencia de la desigualdad a la sombra de Donald Trump lo que me inspiró para presentarme a un cargo público", dijo Torres. "Cómo gira el mundo".

Son estas experiencias vividas las que motivaron a Torres a postularse para el cargo, y ahora puede hacer historia en dos frentes: La representación de los LGBTQ y la de los afro-latinos.

Ganar contra viento y marea

Ritchie Torres es optimista de que la nación se está moviendo en una dirección progresiva en términos de representación de las personas LGBTQ, y él es una prueba directa de esto. 

Se presentó a las primarias demócratas más reñidas de la ciudad de Nueva York - doce candidatos, cinco funcionarios electos, y el favorito fue Rubén Díaz padre.

"Conocido por ser el funcionario electo más anti-LGBTQ de la ciudad de Nueva York", dijo Torres, "se pensaba que era imbatible, porque ha sido un funcionario electo más grande que la vida, más tiempo del que yo he vivido". 

"Y contra todo pronóstico, no sólo gané, sino que lo derroté por un margen de tres a uno".

De hecho, Torres derrotó a Díaz tan decisivamente que su oponente anunció su retiro. Su triunfo, admite, podría no haber ocurrido hace 10 años. 

Torres llamó figurativamente al sur del Bronx el "Cinturón Bíblico" de la ciudad de Nueva York. Ganar allí, como lo hizo él, es la verdadera señal de cambio.

"Mi candidatura refleja los momentos de cambio en los que estamos viviendo", dijo Torres. "Una cosa es tener un candidato al congreso abiertamente LGBTQ en el West Villiage, o en Chelsea, que son mecas gays. Otra cosa es tenerlo en el sur del Bronx."

Torres y Mondaire Jones, el candidato demócrata para el 17º distrito del Congreso de Nueva York tendrán que esperar hasta noviembre para ver si se convertirán en los primeros congresistas negros abiertamente gays de la historia.

La Era de la Ilustración Racial

Ni siquiera es oficialmente parte del Congreso todavía, pero Torres ya está desafiando sus anticuadas reglas.

A principios de julio, expresó su consternación por las divisiones dentro del sistema del Caucus del Congreso, que desafortunadamente es un reflejo de una cultura estadounidense que todavía está luchando por abrazar las identidades duales, o incluso las multi-identidades. 

Desafió la norma del Congreso que prohíbe a los miembros afro-latinos del Congreso como él unirse tanto al Comité Negro del Congreso como al Comité Hispano del Congreso.

Este sistema binario, en oposición a una aceptación interseccional de la identidad, no le sienta bien a Torres.

"Mi candidatura refleja los momentos de cambio en los que estamos viviendo"

Al negarle la capacidad de ser visible como un individuo tanto hispano como negro, el sistema de Caucus está profundizando las divisiones raciales, cuando en realidad los individuos de herencia mixta como Torres no pueden verlo de una manera u otra.

"Así que bajo las reglas del Caucus de la casa, puedes ser Negro o Latino pero nunca ambos. Pero en el mundo real puedes ser ambos. Yo soy ambas cosas. Soy afro-latino. Soy tanto negro como latino y me niego a elegir entre los dos", dijo.

Torres dice que insiste en abrazar la interseccionalidad de lo que es, y su petición al Congreso es que el sistema debe actualizar sus anticuadas reglas para reflejar el mundo real fuera de sus salones - donde hay una complejidad de identidades multiétnicas que conforman una Democracia diversa.

"Creo que estamos viviendo en una Era de Iluminación Racial. Más y más personas son conscientes de la raza, son conscientes de la raza, son conscientes del racismo sistémico," dijo Torres, "y deberíamos tener grupos que abrazan una concepción iluminada de la identidad racial. Creo que una regla que insiste en un binario es discriminatoria contra los afro-latinos como yo."

Apoyar a otros afro-latinos

Cuando se le preguntó sobre el futuro de los funcionarios electos como él, que representan la próxima generación de liderazgo, Torres dijo que está orgulloso.

Candace Valenzuela (D-TX), por ejemplo, podría convertirse en la primera afro-latina en el Congreso si gana las elecciones generales en noviembre para el Distrito 24 de Texas.

"Candace y yo, en particular, representamos un verdadero avance para la representación de los afro-latinos en los pasillos del Congreso."

Torres dijo que se compromete a apoyar a los candidatos que reflejen la diversidad de América.

"Creo que estamos viviendo en una Era de Iluminación Racial. Más y más personas son conscientes de la raza, son conscientes de la raza, son conscientes del racismo sistémico"

"Quiero ver un Congreso tan diverso como el propio Estados Unidos... ella [Valenzuela] representa para mí el tipo de liderazgo progresista y joven que necesitamos urgentemente en los pasillos del Congreso", continuó Torres.

"Estoy comprometido a apoyar a los candidatos en el molde de Candace y de mí mismo, pero creo que inspiro a la gente simplemente por ser quien soy."

Tal vez la principal razón por la que Torres ganó es porque los votantes de su distrito en el Bronx se vieron por primera vez en mucho tiempo. Vieron su historia y su lucha reflejada a través de él. Vieron a uno de los suyos.

"Eso es inspirador para la gente del Bronx. Represento la posibilidad de que un joven de color, de madre soltera, del sur del Bronx, pueda levantarse y convertirse en un líder de la nación más poderosa del mundo", dijo.

Ya sea por la crisis de asequibilidad, la vivienda pública o la representación en varios frentes, Ritchie Torres es su "Luchador por el Bronx", y para él es gratificante ver la aceptación inmediata, que no da por sentado.

"Siento que mucha gente está escuchando sobre los afro-latinos por primera vez", dijo, "y por lo tanto para mí estar en posición de dar visibilidad a la identidad afro-latina, afro-latina, afro-latina... es profundamente satisfactorio".

00:00 / 00:00
Ads destiny link