LIVE STREAMING
Photo: The New Georgia Project
Las grandes corporaciones están empezando a flexionar sus músculos financieros contra la supresión de votos. Foto: The New Georgia Project

Coca-Cola, Home Depot y otras grandes empresas se pronuncian contra las leyes de supresión de votos impulsadas por el Partido Republicano

Las dos empresas con sede en Georgia se han opuesto a los esfuerzos realizados en su estado natal y en otros lugares de Estados Unidos. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Coca-Cola y Home Depot, dos grandes empresas con sede en Georgia, han expresado su oposición a los esfuerzos liderados por el Partido Republicano para restringir el acceso al voto en el estado.

Grandes corporaciones como Aflac, UPS, Southern Co. y Delta Air Lines han estado enfrentando la presión de los grupos de libertades civiles para que tomen una posición en contra de la legislación que avanza en la Asamblea General de Georgia y que complicaría el proceso de votación, especialmente para los grupos marginados de raza y bajos ingresos.

Cliff Albright, cofundador de Black Voters Matter, explicó a la CNBC por qué grupos como el suyo están presionando para que las empresas se unan al movimiento. 

"Tenemos el poder de la gente organizada. Ellos tienen el poder del dinero organizado. Y entre nosotros y ellos, podríamos presionar a estos legisladores o, en el peor de los casos, al gobernador para que eliminen estos proyectos de ley", dijo Albright.

Black Voters Matter, la NAACP de Georgia y el New Georgia Project Action Fund han lanzado la fase más reciente de su campaña en la prensa local y en las redes sociales, pidiendo a sus partidarios que se pongan en contacto directamente con los directores generales, los presidentes y las sedes de las principales empresas con sede en Georgia.

Los grupos de libertades civiles instan a estas empresas a pronunciarse públicamente en contra de las restricciones al voto propuestas y a dejar de donar dinero a los legisladores republicanos que patrocinan los proyectos de ley.

El martes 16 de marzo, Coca-Cola dio un paso al frente y se opuso a la propuesta de Georgia de restringir el voto, pero parece que la decisión fue a regañadientes y fue seguida por fuertes críticas de los grupos de libertades civiles.

El 3 de marzo, Black Voters Matter publicó en Twitter una lista de todas las empresas que han donado dinero a los políticos que actualmente patrocinan estos proyectos de ley de supresión del voto, y Coca-Cola estaba en la lista.

Pero por ahora, la corporación se ha comprometido a oponerse al avance de estos proyectos de ley.

La Cámara de Comercio de Georgia emitió una declaración a la CNBC, expresando su "preocupación y oposición" a las disposiciones de dos proyectos de ley, el SB 241 y el HB 531, que buscan restringir el acceso de los votantes.

Tanto Coca-Cola como Home Depot dijeron a The Washington Post que sus empresas están "alineadas" con la declaración de la cámara.

Un representante de Delta Airlines dijo al Post que apoya un "sistema electoral que promueva una amplia participación de los votantes, la igualdad de acceso a las urnas y procesos electorales justos y seguros", pero no llegó a oponerse a los proyectos de ley en la legislatura de Georgia.

UPS y Aflac hicieron declaraciones similares a la CNBC, apoyando unas elecciones justas y seguras.

Los dos proyectos de ley, el SB 241 y el HB 531, establecerían cambios generalizados en el acceso a los votantes, incluyendo el acceso limitado a los buzones, la restricción de las horas de votación temprana, la reducción de la votación temprana en domingo, y más. La participación récord, incluida la de los votantes negros, llevó a que el estado se volviera azul en las elecciones presidenciales de 2020 y en las dos segundas vueltas del Senado en enero.

Los proyectos de ley se encuentran entre los más de 250 proyectos de ley propuestos en 43 estados que restringirían el voto, teniendo el mayor impacto en los grupos de bajos ingresos, discapacitados, personas de color y otros grupos marginados. 

La ex legisladora de Georgia Stacey Abrams, una destacada activista demócrata por el derecho al voto, ha calificado los esfuerzos por restringir el acceso a los votantes como racistas y "una reedición de Jim Crow con traje y corbata."

"Sabemos que lo único que precipitó estos cambios, no es que hubiera la cuestión de la seguridad", anunció en la CNN, refiriéndose a las falsas afirmaciones republicanas de fraude electoral. 

"Así que la única conexión que podemos encontrar es que votó más gente de color, y eso cambió el resultado de las elecciones en una dirección que no les gusta a los republicanos", añadió Abrams. 

Otras corporaciones de Georgia han tomado parte activa en la legislación en el pasado, pero en su mayor parte han mantenido su silencio en los debates políticos.

00:00 / 00:00
Ads destiny link