LIVE STREAMING

La multimillonaria carrera por el espacio

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, logró ayer viajar al espacio con su compañía de turismo espacial Blue Origin. Pero no es el único multimillonario en…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Departamentos de RH diversos

Septiembre 28, 2022

Una charla con Mónica Díaz

Septiembre 28, 2022

Empoderando líderes latinos

Septiembre 26, 2022

Contra la injusticia racial

Septiembre 26, 2022

Habla Murillo

Septiembre 26, 2022

Latino Board Monitor 2022

Septiembre 26, 2022

Los 500 latinos influyentes

Septiembre 26, 2022

Oportunidades para mujeres

Septiembre 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Jeff Bezos, fundador de Amazon y el hombre más rico del mundo, logró ayer viajar al espacio con su nueva compañía de turismo espacial Blue Origin. Pero no es el único multimillonario que se ha lanzado a la explotación de los viajes fuera de la Tierra. Sus dos rivales más fuertes son Richard Branson, creador de Virgin Galactic y Elon Musk con su Space X. 

Virgin Galactic
 
Virgin Galactic es la evolución de Virgin Atlantic, la aerolínea de Richard Branson de bajo coste que triunfó con los vuelos transatlánticos hasta 2010. Durante la pandemia terminó de hundirse, pero justo a tiempo para su nuevo reto: el turismo espacial a un precio bajo si lo comparamos con las tarifas de la competencia. 
 
¿Cómo abaratar los viajes al espacio? Branson probó primero con la Spaceship Two en 2004, un avión pequeño pero con el motor de un cohete y capacidad para seis pasajeros y dos pilotos. La nave ganó el Premio Ansari X, el galardón de 10 millones de dólares que otorga la Fundación X Prize, que se dedica a animar la investigación para realizar vuelos turísticos al espacio. 

Luego vino otro modelo que en 2014 se desintegró durante una prueba en el desierto de Mojave. Uno de los pilotos consiguió salvarse tras saltar en paracaídas y el otro murió. Y ahora ha puesto en marcha el Spaceship Two, que despega desde el desierto de Nuevo México. 

Su arma secreta es el White Knight, un transporte de cuatro motores y alas del que cuelga la nave y la eleva a 15.000 metros de altura. Una vez alcanzados, suelta la Spaceship Two y esta cae durante unos segundos antes de activar su motor que la lleva a 4.000 kilómetros por hora hasta los cien kilómetros de altura y más allá. De bajada, al retornar a los 15.000 metros, la nave desciende como un aeroplano en círculos hasta tomar tierra de nuevo en el desierto de Nuevo México. 

La experiencia que quiere vender Virgin Galactic es la de ver la curva de la Tierra y experimentar la falta de gravedad durante unos minutos.

Space X

La compañía de Elon Musk sería la elegida por aquellos a quienes les preocupe la sostenibilidad. Space X se ha especializado en la recuperación de sus cohetes y algunos de ellos han volado hasta ocho veces, reduciendo así el coste de cada viaje. 

Musk lleva años de ventaja a sus competidores y ensaya ya viajes a la Luna con su nueva Starship. No es un farol: la NASA le ha adjudicado un contrato para que sea un vehículo de descenso a la superficie de nuestro satélite. Ese no será un viaje para turistas pero la compañía Space Adventures sí prepara vuelos alrededor de la Luna para los que ya tiene un candidato, un multimillonario japonés, que podrá realizar el vuelo en 2023.

Quiere llegar mucho más lejos y se define a sí mismo como un futuro colono del espacio. Tampoco es un farol, porque el pasado enero consiguió poner en órbita 143 satélites. Y aunque aún no se ha embarcado en ningún vuelo de Space X, su declaración más sonada es “morir en Marte, pero tras vivir allí unos cuantos años, no en el momento de aterrizar”. 

Si la primera carrera espacial fue un largo enfrentamiento político entre dos súper potencias, la actual es una competición entre hombres blancos y súper ricos. Un signo de los tiempos. 

  


 

00:00 / 00:00
Ads destiny link