LIVE STREAMING
Carol Ha and Bill Kelly have made a name for themselves in the Philly food scene. Photo: Okie Dokie DonutsCredit: Neil Santos.
Carol Ha y Bill Kelly se han hecho un nombre en la escena gastronómica de Filadelfia. Foto: Okie Dokie Donuts, Credit: Neil Santos.

Los propietarios de Okie Dokie Donuts comparten sus pasteles caseros con toda Filadelfia

Al adaptarse únicamente al servicio de comida para llevar en medio de la pandemia, la tienda de donuts experimentó un importante aumento de las ventas.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Todos sabemos que los donuts son algo que gusta a todo el mundo.

Tanto si se sigue una dieta estricta para eliminar los carbohidratos como si se quiere limitar el consumo de azúcar, nadie puede resistirse a un pastelito frito y esponjoso relleno de crema de mantequilla, gelatina o chocolate.

Hincarle el diente a un pedazo de cielo es perfectamente aceptable para cualquier persona a cualquier edad y Okie Dokie Donuts en el sur de Filadelfia tiene lo que se necesita para atraer a sus clientes.

Esta panadería al por mayor, que es bastante nueva en el juego, ha conseguido ganar muchos fans con sus golosinas sin gluten.

Bill Kelly, copropietario de Okie Dokie Donuts, dijo a AL DÍA News que la decisión de no consumir gluten se debió a su socia Carole Ha.

"Carole tenía una buena amiga cuya familia entera era alérgica al gluten, y eso la inspiró a no consumirlo", dijo Kelly.

Por aquel entonces, Ha estaba aprendiendo a hornear además de ser sous chef en Walnut Street Cafe. 

Kelly también trabajaba a tiempo completo como profesora de fotografía mientras planeaban y ahorraban para su futuro negocio.

"Nunca pedimos dinero a los miembros de la familia, lo hicimos todo por nuestra cuenta", dijo Kelly.

Al igual que muchos otros negocios de alimentación, la aventura de Kelly y Ha comenzó haciendo pop-ups en instalaciones de toda la ciudad los fines de semana.

"Pronto empezamos a hacer negocios al por mayor y a alquilar una cocina a tiempo completo", dijo. "Empezamos a vender nuestros donuts a entre 12 y 15 cafeterías de Filadelfia".

Las cosas parecían encajar hasta que la pandemia de COVID-19 golpeó a Filadelfia en marzo de 2020.

"Cerramos durante dos semanas y empezamos a idear un plan", dijo Kelly.

Fue un momento devastador para ellos, pero pronto se dieron cuenta de que querían servir sus rosquillas artesanales a las comunidades, así que pensaron en un plan que proporcionara a los lugareños sus especialidades pasteleras manteniendo el distanciamiento social.

"Construimos una ventanilla para que la gente pudiera recoger sus donuts, y también ofrecemos servicios de entrega sin contacto", explica.

Además de ofrecer un giro único a los donuts clásicos, Kelly y Ha consiguieron contratar a cinco empleados más para su negocio.

"Nos sentimos muy bendecidos por haber adaptado nuestro modelo de negocio muy rápidamente", dijo.

Su negocio creció exponencialmente hasta un 400%.

Ahora, Okie Dokie Donuts está más ocupado que nunca. Hacen el esfuerzo de cambiar su menú mensualmente para que los clientes puedan tener algo de variedad. Okie Dokie Donuts también se esfuerza por ofrecer donuts veganos.

"Tenemos seis nuevos sabores", dijo Kelly.

Uno de ellos es un donut de tres leches en un guiño al tradicional postre hispano.

Ha comienza a crear la obra maestra condimentando la masa con vainilla y nuez moscada. A continuación, fríe el donut, lo sumerge en un baño de leche y lo cubre con un glaseado de tres leches, nata montada y más canela.

"Es sin duda uno de nuestros más vendidos", dice.

Otro donut ganador es el donut vegano de moka, hecho con un pastel de donuts de chocolate expreso, glaseado de café expreso y chispas de chocolate como toque final.

Echa un vistazo a su menú aquí y apoya a la tienda local de donuts.

00:00 / 00:00
Ads destiny link