LIVE STREAMING
Protective suit for COVID-19.
Buscan evitar catástrofes como la del COVID-19. Foto: Pixabay.

La AHF pide a la Organización Mundial de la Salud supervisión de acuerdo sobre pandemias

Propone que sea un organismo independiente y que ocurra antes de la próxima reunión, a finales de febrero.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

50 años de defensa

Noviembre 08, 2023

Ayudando a las comunidades

Septiembre 29, 2023

Buscando hogares para todos

Septiembre 28, 2023

Reunión de líderes hispanos

Septiembre 28, 2023

L'ATTITUDE está en marcha

Septiembre 27, 2023

Líderes de la economía en EU

Septiembre 27, 2023

Elevando negocios diversos

Septiembre 26, 2023

Anuncio de la SBA

Septiembre 20, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Luego de la publicación del proyecto preliminar acerca del acuerdo sobre pandemias (CA+ de la OMS), el cual fue redactado por el Órgano de Negociación Internacional (INB) de la Organización Mundial de la Salud el 1 de febrero, la AIDS Healthcare Foundation (AHF) hace un llamado para la creación de un organismo independiente, externo y por encima de la estructura de gobernanza de la OMS para prevenir otra catástrofe de salud pública como la pandemia de la COVID-19. 

El INB, que analizará el CA+ de la OMS en su cuarta reunión que se llevará a cabo entre el 27 de febrero y el 3 de marzo, ya había sido abordado antes de la publicación del proyecto preliminar por expertos en salud pública a nivel global, quienes hicieron un llamado a la creación de un organismo independiente que estuviera por encima o por fuera de la estructura de gobernanza de la OMS, una petición similar a la realizada por la Asamblea General de las Naciones Unidas que solicitó el establecimiento de un organismo que comprendiera a los jefes de Estado y gobiernos.

Dr. Jorge Saavedra, director ejecutivo del Instituto de Salud Pública Global de la AHF (AHF Global Public Health Institute), destacó: 

Fue claro antes y durante los picos de la pandemia que la OMS no era suficiente -no era suficientemente fuerte ni fiable- para hacer cumplir o para convencer a todos los países de seguir el Reglamento Sanitario Internacional [IHR-2005]. Demasiados países siguieron su propio camino e ignoraron las recomendaciones de la OMS

Solicitud respaldada 

Teniendo en cuenta el artículo ‘The Lancet A Global Public Health Convention for the 21st Century’ (Una Convención Global para la Salud Pública para el Siglo XXI), donde se detallan las reformas necesarias para una nueva arquitectura de salud global, entre los que se incluyen equidad, gobernanza, coordinación global y financiación sanitaria global, actualmente la OMS carece de una propuesta adecuada para un órgano regulador eficaz que cuente con los mecanismos adecuados para fomentar el cumplimiento normativo.

El organismo independiente abordaría las deficiencias observadas durante la respuesta ante la pandemia de la COVID-19, que incluye la división geopolítica y bloqueos a las autoridades de salud, así como la necesidad de mantener compromisos políticos de alto nivel y monitorear el progreso hacia las metas y los objetivos con respecto a la pandemia establecidos por la OMS.

Asimismo, también debería guiar la asignación de recursos en la financiación sanitaria global y hacer responsables a las personas.

“La COVID-19 tocó e impactó todo, desde la salud y la economía hasta las políticas y las comunidades. La OMS no fue suficiente y, por consiguiente, necesitamos un organismo más eficaz para lidiar con las pandemias”, agregó Saavedra.

Aporte insuficiente 

Desde la AHF resaltan la falta de representación por parte de los protagonistas no estatales (organizaciones no gubernamentales/sociedad civil) en la estructura de gobernanza descripta en el acuerdo propuesto.

“Durante toda la evaluación de las reformas necesarias y los cambios propuestos, los protagonistas no estatales han sido un componente integral del ecosistema de salud global. Por consiguiente, en adelante, se debe permitir que la sociedad civil y otros protagonistas no estatales emitan una opinión adecuada en el proceso y la estructura del CA+ de la OMS”, señala AHF.

“La OMS también falló en obtener toda la información secuencial genómica inicial y epidemiológica de China, lo que hubiera permitido a los científicos discernir sobre los orígenes de la SARS-CoV-2. La teoría de la fuga del laboratorio de Wuhan aún es un gran signo de interrogación y la falta de transparencia en el descuido de los EE. UU. en la investigación de los beneficiarios de su investigación ha sido puesta en cuestión -otra indicación de que la OMS no ha podido siquiera hacer cumplir la transparencia epidemiológica- una debilidad que tuvo desde su fundación”, subrayó Michael Weinstein, presidente de AHF.

00:00 / 00:00
Ads destiny link