LIVE STREAMING
The program was created in the fall of 2019. Photo: Facebook/Northjersey.com
El programa se creó en otoño de 2019. Foto: Facebook/Northjersey.com

Café Con Leche, el espacio seguro para los estudiantes latinos de la Universidad William Paterson

Los últimos años han sido duros para los estudiantes latinos, y necesitan un espacio para desahogarse entre ellos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

Lo nuevo de Coti

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Muchos estudiantes universitarios esperan con ansias dejar el nido, para los estudiantes universitarios latinos de primera generación, es una instancia incómoda que a menudo los despoja de su cultura y familia.

En los últimos años, antes de la pandemia del COVID-19, en lugar de ir a las fiestas universitarias y hacer nuevos amigos, los estudiantes latinos se encontraban con el recelo de los acontecimientos y las tragedias ocurridas en Estados Unidos que involucraban a los inmigrantes latinos. 

La retórica de la anterior administración presidencial también era a menudo implacable cuando se trataba de lo que ocurría en la frontera sur.

Para tranquilizar a los estudiantes latinx, los miembros del personal y los administradores de la Universidad William Paterson de Nueva Jersey crearon un espacio que les dio la oportunidad de hablar entre ellos sobre los desafiantes temas del día, sumados al estrés que supone enfrentarse a la educación superior.

Los líderes escolares también hablaron de las oportunidades de liderazgo en la comunidad latina, así como de la educación financiera y la creación de redes.

La reunión se convirtió en un club conocido como Café Con Leche, y ha sido una fuente confiable para la comunidad Latinx en la universidad desde el otoño de 2019.

En la actualidad, las reuniones se celebran todos los miércoles, de 15:30 a 16:30 por Zoom.

Los estudiantes pueden sentirse libres de hablar en inglés, español o spanglish.

Las conversaciones y actividades varían cada semana, lo que hace que las reuniones sean aún más agradables y emocionantes.

Recientemente, los estudiantes tuvieron una sesión de cocina virtual, en la que aprendieron a hacer mangú, un plato popular de la República Dominicana.

Hasta ahora, más de 20 estudiantes procedentes de Guatemala, Puerto Rico, México y otros países se han unido a las conversaciones.

Uno de los estudiantes que ha agradecido las reuniones es Wilnell Martínez, que tenía ocho años cuando su familia se trasladó de Coamo (Puerto Rico) a Newark (Nueva Jersey) en busca de un nuevo comienzo.

"Se convirtió en algo a lo que seguía yendo", dijo Martínez a northjersey.com. "Era como un pedacito de hogar".

Martínez no sabía nada de inglés y se consideraba un marginado.

"Era una cosa dividida en mi mente", dijo Martínez. "Iba a la escuela, y todo estaba en inglés. Iba a casa, y todo estaba en español".

Otros estudiantes creen que el programa les hace sentirse incluidos y pueden hablar de temas sin miedo a ser criticados.

Las reuniones semanales comienzan con 20 asesores de la facultad, a los que se denomina "madrinas" y "padrinos", que inician el debate. A partir de ahí, los estudiantes latinos se encargan de ello.

Los padrinos o madrinas se encargan de que el espacio virtual sea un lugar protegido y abierto a diferentes voces y opiniones.

Karla López Tapia, originaria de México y aspirante a maestra de escuela, dijo que está agradecida por las reuniones semanales porque la hacen sentir incluida en una comunidad, especialmente cuando está lejos de casa.

"Es un espacio seguro", dijo Tapia a northjersey.com. "Podemos expresar cualquier idea que tengamos, y te hace sentir que tu voz es escuchada".

00:00 / 00:00
Ads destiny link