LIVE STREAMING
Puerto Rico's Health Department Secretary, Dr. Carlos Mellado (L) inoculates a woman with the Johnson and Johnson Covid-19 vaccine at the Puerto Rico Convention Center in San Juan, Puerto Rico on March 31, 2021. Photo: Ricardo Arduengo/AFP via Getty Images
El Secretario del Departamento de Salud de Puerto Rico, Dr. Carlos Mellado (L) inocula a una mujer con la vacuna Covid-19 de Johnson and Johnson en el Centro de Convenciones de Puerto Rico en San Juan, Puerto Rico, el 31 de marzo de 2021. Foto: Ricardo…

Colorismo en Puerto Rico: un nuevo estudio revela que el estado de salud de sus ciudadanos a menudo depende del tono de piel

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Puerto Rico revela que aquellos que se identifican con un tono de piel más oscuro a menudo tienen un "peor…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Un nuevo estudio realizado por dos profesores de la Universidad de Puerto Rico revela que los residentes que se autoidentifican con tonos de piel claros sienten que reciben mejor acceso y resultados de salud que aquellos que se autoidentifican con tonos de piel más oscuros.

El estudio determina que el colorismo, el prejuicio contra un individuo por su tono de piel o el favoritismo con los de tonos de piel más claros, influye notablemente en los resultados de salud de los puertorriqueños de piel oscura.

El estudio científico, realizado por los profesores de la Universidad de Puerto Rico Isar Godreau y José Caraballo-Cueto, fue publicado en el Journal of Immigrant and Minority Health.

El objetivo del estudio fue observar los efectos de la discriminación racial en la salud física y emocional de los isleños. Los hallazgos revelaron que había un número desproporcionado de personas negras o de piel oscura que se sentían "peor de salud", según Caraballo-Cueto.

Para garantizar que el estudio se llevaba a cabo de manera efectiva, Caraballo-Cueto y Godreau presentaron una solicitud al Departamento de Salud de Puerto Rico para que incluyera una pregunta que mida las escalas de tono de piel junto con una encuesta de salud integral que se realiza anualmente por teléfono.

Tras obtener la aprobación, la escala se utilizó para medir el color de la piel de uno (muy claro) a seis (muy oscuro). Los resultados demostraron que el color de la piel se ve como un medio para conceptualizar la raza en Puerto Rico.

“Este hallazgo fue consistente, sin importar qué modelo estadístico usamos, o si estaba teniendo en cuenta el sexo, edad o nivel de ingresos”, dijo Caraballo-Cueto.

A la hora de realizar el estudio también se consideraron las tendencias investigativas en Estados Unidos y América Latina. Ya se había demostrado anteriormente que el ranking de tono de piel mide de manera efectiva la discriminación racial y la desigualdad en América Latina.

Los dos profesores utilizaron las categorías de raza (establecidas por la Oficina de Administración y Presupuesto de EE. UU.) utilizadas en el censo de EE. UU. Estas categorías raciales se utilizan cuando el gobierno estadounidense busca identificar a la población basándose en pautas que combinan raza y etnia.

Más de 6,000 personas en todo Puerto Rico fueron seleccionadas al azar para participar en la encuesta anual del Departamento de Salud de Puerto Rico, que ahora incluye la escala de tono de piel. Los resultados fueron “robustos” y “representativos de Puerto Rico”, según Godreau.

Con los datos, los investigadores extrapolaron que “aproximadamente 202,817 individuos de piel oscura en Puerto Rico reportaron un peor estado de salud general” en contraposición a los aproximadamente “425,415 individuos de piel muy clara”.

Caraballo-Cueto y Godreau concluyeron que los actuales procesos federales de recopilación de datos raciales en los Estados Unidos no reflejan cómo las poblaciones puertorriqueñas interpretan los marcadores de raza e identidad, especialmente los marcadores relacionados con el tono de piel.

Actualmente, el censo de EE. UU. no indaga sobre la autoidentificación del tono de piel. La falta de datos como éste influyó en que ambos profesores consideraran la ineficacia y las inconsistencias de las categorías raciales y étnicas utilizadas por el gobierno de Puerto Rico.

“En el caso de Puerto Rico, como gran parte de América Latina, no es tanto su etnia, aunque hay un componente xenófobo importante en el racismo, sino más bien la apariencia física”, dijo Caraballo-Cueto.

Tanto Caraballo-Cueto como Godreau esperan que el gobierno local y federal consideren utilizar el seguimiento del tono de piel en el futuro al medir la raza y la etnia en los cuestionarios, independientemente de su función.

El resultado deseado de implementar el seguimiento del tono de piel es comprender mejor cómo el tono de piel y el colorismo, dentro de ciertas áreas, incluida la salud, están afectando a Puerto Rico.

00:00 / 00:00
Ads destiny link