LIVE STREAMING
Leti Garza’s music shimmers with vitality and honesty, mined from the rich reserves of her life experiences.  Courtesy Leti Garza
La música de Leti Garza brilla con vitalidad y honestidad, extraída de las ricas reservas de sus experiencias personales.  Cortesía Lety Garza

Leti Garza

La frontera es un lugar en el que las personas de diferentes países pueden encontrar conflicto o esperanza. Yo prefiero encontrar soluciones”.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Se van Wisin y Yandel

Septiembre 30, 2022

Nuevo CD Christina Aguilera

Septiembre 29, 2022

Nuevo disco de Chayanne

Septiembre 29, 2022

Camilo se siente Mexicano

Septiembre 29, 2022

Video de Selena animada

Septiembre 28, 2022

Campamento de artistas

Septiembre 27, 2022

Rihanna en el Super Bowl

Septiembre 26, 2022

La Oreja de Van Gogh en PR

Septiembre 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Pocas veces la escena musical estadounidense cuenta las historias de los músicos y artistas que, durante décadas, cosechan la tradición cultural hispana que ha sentado las bases de la narrativa del país.

Una de esas artistas es Leti Garza, cantante y compositora mexicano-estadounidense que ha dado otro color a la voz femenina de la música Latinoamericana en Estados Unidos.

Su último trabajo, Borderland, es su cuarto disco como solista en el que visita el folclore como ya nos tenía acostumbrados en los EP anteriores, y extiende su llama a la búsqueda de la verdad oculta entre la locura que supone la pesadilla fronteriza.

Una Trayectoria de Compromiso Social

Leti tiene 63 años y nació en Houston (Texas), en una familia de artistas que le legó el nombre de su famosa tía Eva Garza, cantante y actriz mexicano-estadounidense de los años treinta.

Se graduó en Liberal Arts por la Universidad de Texas (Austin) y desde entonces ha estado involucrada en el cosmos artístico como actriz, bailarina profesional en compañías de danza contemporánea, en el mundo del teatro y dirigiendo durante más de una década una compañía multidisciplinaria.

Toda esa trayectoria brilla bañada en el compromiso social tanto como en la búsqueda de raíces y sonidos del mundo. Conciencia social, identidad y la lucha de los latinos son sus grandes temas tanto como son texturas con las que trabaja el mambo, el bolero, el cha cha cha, el merengue o la cumbia, dando sentido a la categoría del folk global.

 Leti Garza procede de una célebre familia de cantautores. Y se nutre de sus raíces norteamericanas en el folclore de Texas, el jazz latino y la nueva era; de los ritmos afrocaribeños del son, el danzón y los boleros de Cuba.   Cortesía Leti Garza
Haciendo las pases con la identidad

A diferencia de la mayoría de los artistas que hablan con frecuencia de la mítica inspiración que les llevó a los escenarios, para Leti Garza la trayectoria no fue directa. Nacida en una familia de artistas, con dos hermanos que son músicos profesionales, para la Leti de tres años de edad, ser artista no era una identidad definida.

“Mi entorno estaba repleto de arte, así que crecí pensando de forma diferente”, dijo en una entrevista desde su casa en Houston, Texas.

“Mi entorno estaba repleto de arte, así que crecí pensando de forma diferente”, dijo en una entrevista desde su casa en Houston, Texas.

Al inicio no entendía que era diferente. Intenté huir de mi identidad como artista durante mucho tiempo. Me costó mucho saber que era un artista. Pensé en ser abogada o algo así. Solo con el tiempo me di cuenta de mi vocación.”

No fue sino hasta los treinta años que Garza sabría que ser artista era su camino, y que encontraría la manera de crear aquellas cosas que necesitaba crear.

Sin embargo, sin el apoyo de la sociedad en ese momento como mujer Latina en Texas, el camino no sería fácil.

Cuando cuenta su historia, la cantante explica que de joven sólo tenía dos cosas: talento y confianza.

“De joven recuerdo haber preguntado a los profesores o a los asesores y me aconsejaron que fuera a hacer una prueba como animal o que interpretara a una chica india,” recuerda. “Eso no fue muy útil para mí. A lo largo de los años comprendí la lucha de la gente de color por establecerse en este país en un lugar de igualdad en las artes. Eso también ha influido en mi percepción de lo que quería expresar.”

 
 “El Único Para Mí”, el anterior álbum de Leti, estuvo entre los diez discos favoritos de la revista Texas Music Magazine publicados en 2017.  Tico Hernandez.
 
Una Carrera en Constante Desarrollo

Para Leti Garza, el camino para un artista está siempre en desarrollo. Su habilidad para practicar diferentes géneros artísticos, y su experiencia por más de una década sobre las tablas de una compañía artística multidisciplinaria, le han permitido entender el arte como una energía en constante transformación.

“Los temas de mi arte son siempre los mismos,” explica. “Las herramientas son los géneros con los que trabajo. Pero los temas son siempre consistentes y son la identidad, los derechos humanos, la inclusión y la diversidad como valor. Diría que tanto mi familia como el lugar en el que crecí en Texas me informaron artísticamente de lo que tenía que expresar.”

Y es que, para Garza, el lugar donde nació es profundamente complejo; una suerte de telaraña de identidades e influencias que le inspiran a crear.

 Una profunda reflexión en torno a la frontera

El último EP de Leti Garza, Borderland, funciona como metáfora para la experiencia de la artista en las zonas liminales, en especial desde la perspectiva de una Latina.

Borderland es un disco de cinco temas que pasan de la fría crudeza a la cálida esperanza con una fuerte dosis de sonido típicamente de Texas. Llama poderosamente la atención que funcione como diálogo de su experiencia real manifestándose en la frontera.

De hecho, según explicó Garza, los beneficios del disco serán enteramente destinados al proyecto solidario de Global Response Management.

Pero hay que evitar la primera reflexión superficial sobre el término frontera y afrontarlo en su profundidad social tanto como intenso tema artístico.

“Fue algo muy orgánico,” nos cuenta. “Fui a la frontera a hacer algunas actuaciones a finales de 2018. Estuve con un grupo que protestaba por las detenciones de niños y cuando volví de una protesta para cerrar una instalación, en ese momento empecé a escribir música sobre la inmigración y sobre la frontera.”

“Quería escribir algo sobre lo que vi y lo que sentí allí y eso fue en los dos idiomas”, explicó sobre su decisión de cantar en español, aún cuando no es su idioma materno.

“Quería escribir algo sobre lo que vi y lo que sentí allí y eso fue en los dos idiomas”, explicó sobre su decisión de cantar en español, aún cuando no es su idioma materno.

Son varios los ensayos que describen la carretera en la construcción del imaginario literario de la novela norteamericana y del mismo modo debería señalarse la gravedad con la que la frontera ha funcionado en similares términos para el imaginario artístico latino.

La frontera es mucho más que una línea. Puede ser un monstruo devorador de esperanzas tanto como un interrogante para toda la vida o el fruto de sueños nuevos.

“La frontera es un lugar en el que las personas de diferentes países pueden encontrar conflicto o esperanza”, Garza reflexiona. “Yo prefiero encontrar soluciones.”

El último EP de Leti, Borderland, refleja su convicción de que las relaciones humanas y nuestras responsabilidades mutuas trascienden las fronteras nacionales.  Cortesía Leti Garza
 Un Color Distinto

El trabajo artístico de Leti Garza va mucho más allá de la reinterpretación de géneros tradicionales. Se trata de un proceso personal, en el que la cantante ofrece un color distinto a las notas a las que el mainstream está tan acostumbrado.

Ese es el caso de su manejo de géneros como el bolero o el merengue.

“Creo que la música latinoamericana es tan rica porque somos gente apasionada y la tristeza que se escucha en una canción como el bolero no tiene sustituto”, explica Garza. “Todo el mundo quiere escribir boleros, pero no todo el mundo puede”.

“La música del merengue, por su parte, es embriagadora y te obliga a olvidarte de tu dura realidad en la vida. Es un tema de ying-yang, tiene diferentes lados. Estamos en un punto muy alto o muy bajo”, agrega.

El mejor ejemplo de esta maestría es su canción “Crazy Border Madness” que abre su nuevo EP. Entre acordes melancólicos y una voz de seda, Leti Garza introduce al oyente a esa atmósfera que atraviesa la frontera, y lo hace en inglés.

“Un día, hace unos meses, me desperté de madrugada y escuché los acordes de la canción. Escuché su sencillez sobre una música tejana. Escuché el ritmo y la guitarra en mi cabeza”, nos cuenta.

“Me desperté y la escribí en mi teléfono. Luego pensé que era demasiado simple la misma mañana y después empecé a escribir lo que pensaba sobre la frontera”, recuenta.

“El concepto de frontera que he encontrado es algo que va más allá de mi comprensión y me ha llevado a escribir música”, concluye. “Y por ello estoy muy agradecida.”

00:00 / 00:00
Ads destiny link