LIVE STREAMING
Cantante y compositor, Maelo es el célebre intérprete de temas folklóricos de su país FOTOGRAFÍA: Heabbi
Cantante y compositor, Maelo es el célebre intérprete de temas folklóricos de su país. FOTOGRAFÍA: Heabbi

El legado del Sonero Mayor: Ismael Rivera

El impacto del cantautor puertorriqueño Ismael Rivera puede sentirse en el debate sobre la esencia de la salsa y en otros géneros musicales.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Nueva canción de Boza

Diciembre 07, 2022

El éxito de "Isla Divina"

Diciembre 07, 2022

Detalles de 'La cuarta hoja'

Diciembre 06, 2022

Gira de Bacilos en EE.UU.

Diciembre 06, 2022

Nuevo disco de Pedro Capó

Diciembre 05, 2022

Álbum navideño de Myriam H

Diciembre 05, 2022

Festival de música latina

Diciembre 02, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Treinta y cuatro años tras la muerte del Sonero Mayor, su figura sigue radiante en la memoria de los isleños de Puerto Rico, en los compases de quienes recogieron el relieve de la salsa, los que discuten sobre el soneo y en quienes recuerdan su compromiso contra el racismo.

Figura crucial para comprender la salsa, esta semana Marcos Hassan repasaba para Bandcamp la discografía del mítico cantautor en “A Guide to the Discography of Ismael Rivera, Salsa’s Most Fearless Singer”, desde El sonero mayor hasta su revisión de algunos de aquellos temas ya convertido en estrella internacional en Maelo.

Pero más allá de las bombas y las plenas o su impacto en la música latina en un momento en que triunfaba el mambo cubano, está la persona comprometida con la lucha de su comunidad.

El Brujo de Borinquen nació en Santurce (Puerto Rico) en 1931 en una humilde familia que solo hablaba castellano. Se dio a conocer al unirse al Combo de Cortijo tras cumplir con el servicio militar hasta que en los años cincuenta fue contratado en el club neoyorquino Palladium Ballroom.

En 1962, su carrera sufrió su más importante revés cuando empezó a cumplir una pena de cuatro años en Kentucky por posesión de drogas. Sin embargo, de esa dura experiencia salió suficientemente reforzado como para formar un nuevo grupo, Los Cachimbos.

También innovó en el género salsero dominando los soneros -el equivalente al freestyle del mundo del rap pero sobre una melodía salsera, la capacidad de improvisar clavando la entrada y la salida de los patrones, lo que llaman “jugar con la clave”.

Existe controversia sobre el rol de los soneros como esencia del buen cantante salsero e incluso sobre su dinámica de dialéctica agresiva con el coro.

Lo que está claro es que esa capacidad de “brincarla” de los artistas puertorriqueños ha impactado a toda una nueva generación de artistas de la islas, desde reggetoneros a raperos, y por ello no es una sorpresa para el espectador melómano el éxito de los puertorriqueños en las nuevas competiciones de improvisación musical.

Su figura marcó las nuevas direcciones de la salsa a partir de los años setenta, no solo como vocalista y compositor. Así como maestro de futuras leyendas como Gilberto Santa Rosa, Victor Manuelle o Rubén Blades. Un artista capaz de integrar temas sociales en sus letras y, especialmente, por el ejemplo para brincarla con fluidez.

00:00 / 00:00
Ads destiny link