LIVE STREAMING
Chilean writer and screenwriter José Ignacio Valenzuela, Chascas, wants to denounce homophobia and the lack of freedoms in Florida today.
El escritor y guionista chileno José Ignacio Valenzuela, ‘Chascas’, quiere denunciar la homofobia y la falta de libertades que hay hoy en Florida. Foto: PENGUIN RANDOM HOUSE

Sorteando los prejuicios sociales

En ‘Gente como yo’, el guionista y escritor chileno José Ignacio Valenzuela narra los desafíos que debe afrontar una pareja gay de Miami que quieren ser padres

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Pedro & Daniel

Junio 28, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

José Ignacio Valenzuela, más conocido como ‘Chascas’, creció en el Chile de los ochenta, un país sumido en la dictadura, “un país bastante en blanco y negro, donde no había mucho acceso a librerías y bibliotecas”. 

Por eso, mientras estudiaba Literatura en la universidad, decidió que se convertiría en escritor y escribiría todos esos libros que le hubiera gustado leer, a los cinco, a los siete, a los doce, a los 14… “Escribir para jóvenes fue una suerte de revancha con la vida”, explica el reconocido autor y guionista chileno. 

Conocido principalmente por sus novelas juveniles y por sus guiones de telenovelas —entre las que destacan 'Quién mató a Sara' y 'Donde hubo fuego'—, ‘Chascas’ acaba de publicar una novela para adultos: 'Gente como yo' (Penguin Random House, 2023), en la que quiso plasmar una historia de amor “muy poderosa, muy intensa”: la de una pareja de dos hombres que deciden soñar con la posibilidad de ser padres y cómo la sociedad y la vida en general, pese a los avances que se han hecho para la inclusión de los LGBTQ, sigue castigando o considerando muy conflictivo el hecho de que dos hombres o dos mujeres quieran ser padres

“Quise tratar de resolver, al menos en mi cabeza, ese dilema y ese conflicto”, dice ‘Chascas’ en una entrevista con AL DÍA desde Miami, donde reside con su pareja y su hija de cuatro años.

Los protagonistas de 'Gente como' yo son Mauricio, un mexicano guapo y sensible que sueña con convertirse en un gran fotógrafo, y Jimmy, profesor universitario y apasionado de la política, que vive en Miami. Se enamoran y después de trece años de una sólida vida como pareja, Jimmy plantea el reto de convertirse en padres y formar una familia. La idea es adoptar un bebé, pero saben que la sociedad no se lo pondrá tan fácil. 

“Sé que mi libro está despertando entre mis lectores, sobre todo en Chile y México, un sentimiento generalizado de indignación y sorpresa: ¿cómo puede ser que en pleno siglo XXI se discutan cuestiones como el amor entre dos personas del mismo sexo o que estas quieran ser padres o madres o puedan cambiar la vida de un niño simplemente por prejuicio o homofobia?”, cuenta. “Los lectores se dan cuenta de lo que es vivir sin los derechos más básicos”, añade.

Por otro lado, el libro también aborda todos los temas relacionados con la adopción en Estados Unidos.

 “De una manera muy directa y sin tapujos, explico cuán complicado es adoptar, y todavía más para una pareja homosexual, debido por ejemplo a las condiciones de adopción puestas por los países de origen. Esto antes no era así. China, la India, Rusia eran antes países muy aliados con la comunidad LGBTQ y desde hace unos años para acá ya no lo es, dificultando mucho las posibilidades de adopción”, lamenta el autor chileno, que lleva más de 30 años viviendo fuera de su país. 

Una mirada crítica

Cada uno de los lugares donde ha vivido le han marcado de forma distinta. “Chile fue mi base, allí me formé como escritor.  México me abrió al mundo, a una escritura mucho más internacional. Nueva York me regaló la intensidad y Puerto Rico la piel, el cuerpo, la sensualidad, los sentidos”

En Miami, donde vive ahora, su literatura se ha contaminado, en el buen sentido, de otros contextos y puntos de vista. “Es un lugar muy global, muy diverso, un auténtico crisol de culturas distintas”, señala. Y es en Miami, y en general en toda Florida,  “un estado que actualmente retrocede a pasos agigantados en términos de derechos LGBTQ”, donde le gustaría especialmente que su libro genere algún tipo de discusión o comentarios. 

“Quiero que se lea como una mirada crítica a cómo una pareja gay experimenta la homofobia y la falta de libertad, en Florida sobre todo”, insiste.

Aunque su día a día en Miami transcurre felizmente entre sus rutinas como escritor y papá de una niña de cuatro años, como latino en Florida se siente “fatal”.

Me parece que este estado se está convirtiendo en un laboratorio del neofascismo internacional. Tenemos un gobernador que se cree dictador, que cada vez más restringe libertades educacionales y libertades personales, que está en una guerra declarada contra la evolución, la comunidad negra y LGBTQ, contra los profesores, contra comunidad trans y drag queen, contra todo aquello que represente un grado de libertad”, dice. 

“Como hombre gay e integrante de una familia monoparental” concluye, “estoy viendo con horror cómo estamos retrocediendo años y décadas en términos de derechos”.  

00:00 / 00:00
Ads destiny link