LIVE STREAMING
Tell mother I am in Paradise, courtesy University of Alabama Press
Cortesía University of Alabama Press

Memorias de una prisionera política en El Salvador

En su recién publicadas memorias, Ana Margarita Gasteazoro relata la historia de su vida como activista política, agente clandestina y presa de conciencia.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Brillante e inspirador

Septiembre 29, 2022

Historias guardadas dentro

Septiembre 28, 2022

Una historia de amor

Septiembre 27, 2022

Feria del Libro en Philly

Septiembre 26, 2022

Latino, Filipino y Gay

Septiembre 25, 2022

Identidades engañosas

Septiembre 21, 2022

Antología multicultural

Septiembre 21, 2022

Tierra de tesoros tristes

Septiembre 21, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Ana Margarita Gasteazoro (1950-1993) fue una activista de la oposición salvadoreña y reconocida prisionera de conciencia de Amnistía Internacional. "Tell Mother I'm in Paradise: Memoirs of a Political Prisoner in El Salvador" ("Díganle a mi madre que estoy en el paraíso: memorias de una prisionera política en El Salvador"), publicado en abril de 2022 por University of Alabama Press, relata con pasión los sucesos que marcaron su vida: su infancia y adolescencia, viajes al exterior que también se convierten en luces o rendijas, el trabajo incansable en lugares normales, la incorporación al MNR, la clandestinidad, y la experiencia como prisionera política. Íntimo testimonio que narra junto a la historia contemporánea de El Salvador.

 De una educación católica privilegiada, con tiempo de estudio y trabajo en el extranjero, Ana Margarita se convirtió primero en miembro de la oposición política legal a finales de la década de 1970 y, más tarde, en operativa clandestina contra la brutal junta militar.

"Gasteazoro describe íntimamente cómo los salvadoreños de a pie sobrevivieron al terror del Estado y a la revolución organizada. Las memorias son una joya que captará la atención y los corazones de múltiples públicos", escribe Diana Serra Becerra en una reseña del libro para la revista NACLA

Basada en una serie de entrevistas y conversaciones con sus amigos íntimos Judy Blankenship y Andrew Wilson, Gasteazoro relata su temprana rebelión contra las restricciones de la conservadora sociedad salvadoreña de clase alta. Hablaba perfectamente inglés y descubrió su talento para organizar en trabajos administrativos en el extranjero y en su país. A medida que avanzaba la guerra civil, se convirtió rápidamente en una figura valiosa del Movimiento Nacional Revolucionario (MNR), un partido socialdemócrata, al que representaba a menudo en reuniones internacionales. En un contexto de opresión social masiva y de "desapariciones" de miles de opositores, Gasteazoro inició una doble vida como operativa en una facción del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Multitalentosa y enérgica, organizó casas de seguridad para sus compañeros activistas, transportó armas y equipos, escribió guiones para una emisora de radio clandestina y produjo un premiado documental. Sin embargo, su vida familiar y sus relaciones personales se vieron afectadas.

Ana Margarita desapareció en mayo de 1981 en manos de la tristemente célebre Guardia Nacional y soportó una pesadilla de 11 días de interrogatorios, palizas y abusos. Gracias a la presión internacional y a las conexiones de su familia, su detención se hizo finalmente pública y fue trasladada a la prisión de mujeres de Ilopango. Allí, ella y otras activistas continuaron la lucha política a través del Comité de Presos Políticos de El Salvador (COPPES). Durante sus dos años en prisión, puestos a prueba por las huelgas de hambre, la violencia y las divisiones entre facciones, se convirtió en una de las presas de conciencia más conocidas de Amnistía Internacional. "Tell Mother I'm in Paradise" es la apasionante historia de una activista consciente de sí misma y de la lucha de una joven vital por encontrar su propio camino dentro de una sociedad profundamente conservadora.

Estas memorias, publicadas por primera vez en español por el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI) en 2019 ("Díganle a mi madre que estoy en el paraíso: memorias de una prisionera política en El Salvador")  son el resultado de una larga serie de entrevistas realizadas por los amigos íntimos de Gasteazoro, Judy Blankenship y Andrew Wilson. 

En 1987, la fotógrafa y documentalista Judy Blankenship conoció a Gasteazoro en San José de Costa Rica. Ana empezó a contarle acontecimientos difíciles de su vida, como su encarcelamiento de 1981 a 1983, y su exilio.

Junto con el escritor Andrew Wilson, fomentaron una amistad que llevó a la decisión de grabar la historia de Ana Margarita, que narró su vida en perfecto inglés a sus nuevos amigos. Algunas de las conversaciones pueden escucharse en este podcast. 

El libro nos adentra en un viaje desde sus recuerdos más remotos, las plantas de su madre, sus viajes para estudiar o vivir en California, Guatemala con las hermanas de Maryknoll, España, Jamaica, etc. Estas experiencias enriquecieron su cultura y también su carácter humanista. Sus amores y desamores. Su manera de reinventarse.  El sufrimiento causado por la "desaparición" de varios de sus amigos. 

Gasteazoro llevó una peligrosa vida clandestina hasta que finalmente fue detenida, torturada y encarcelada durante dos años en la tristemente célebre prisión de mujeres de Ilopango. Aquí, los detalles son horribles y viscerales. Trágicamente, Gasteazoro murió antes de poder presentarse como candidata a un cargo político en las elecciones de 1993, pero Blankenship y Wilson son elogiados por sacar a la luz su historia", reza la reseña del libro publicada en Kirkus.

Como informa Serra Becerra en NACLA, tras mucho debate interno, la familia aprobó la publicación de las memorias casi tres décadas después de la fatal batalla de Gasteazoro contra el cáncer de mama. Murió a los 42 años. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link