LIVE STREAMING
El director Angel Manuel Soto hablando después de ganar el Premio Especial del Jurado de Teatro de los EE.UU. para el reparto de conjuntos. Cortesía del Sundance Film Institute.
El director Angel Manuel Soto hablando después de ganar el Premio Especial del Jurado de Teatro de los EE.UU. para el reparto de conjuntos. Cortesía del Sundance Film Institute.

Charm City Kings: Una oda de los Boricuas a Baltimore

Puerto Rican Filmmaker Angel Manuel Soto brings inspirations from the island to Baltimore film Charm City Kings.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Charm City Kings, dirigida por Angel Manuel Soto, sigue al joven Mouse mientras lucha por procesar la reciente muerte de su hermano Stro. Se siente atraído por la Midnight Clique, un grupo de motociclistas de Baltimore, liderado por Blax (interpretado por Meek Mill). Mouse debe elegir entre seguir el ejemplo de su mentor policial, el detective Rivers, o unirse a la Camarilla de la Medianoche, que trafica con drogas. La película está basada en el documental 12 O'Clock Boys y comenzó como un guión escrito por Barry Jenkins (escritor ganador de un premio de la Academia y director de Moonlight y If Beale Street Could Talk). Los productores ejecutivos incluyen a Jada Pinkett Smith y Will Smith. Charm City Kings fue premiado con el Premio Especial del Jurado por el Reparto del Conjunto.

El director puertorriqueño de esta historia de madurez en Baltimore se sentó con AL DÍA para una entrevista exclusiva el 30 de enero en el Festival de Cine de Sundance.

P: ¿Qué significa para usted ser un cineasta puertorriqueño que cuenta la historia de una comunidad en Baltimore?

Me siento honrado y agradecido de contar esta historia porque –al confiar en alguien para dirigir este proyecto, que es muy personal para los productores que son de Baltimore– sabía la cantidad de responsabilidad que tenía en mis manos. La forma en que lo abordé fue similar a la forma en que abordo la realización de una película en Puerto Rico. Estoy muy centrado en la autenticidad por encima de cualquier otra cosa cuando se trata de representar una comunidad o un lugar. Sólo porque odio cuando otros no hacen eso con Puerto Rico. Viniendo de un lugar que ha sido tergiversado durante toda su existencia, sabía que tenía que hacer lo correcto por [la gente de Baltimore]. En ese sentido, por muy asombroso que sea Homicidios y The Wire, no es lo único que es Baltimore. Intenté integrarme en la comunidad y absorber la cultura. Tratamos de involucrar a la comunidad en la creación del proceso para retratarlos con humanidad. Centrándome en la humanidad de la comunidad, pude capturar la emoción y la energía de Baltimore, mientras que al mismo tiempo permitía que la ciudad fuera ella misma. No entré en ella buscando miseria o pobreza para explotar. "Preocupémonos por los personajes y ellos contarán la historia de Baltimore". Realmente lo di todo para preservar la autenticidad de la ciudad y sus habitantes. Si algunos espectadores esperaban ver porno de miseria, esta no es su película.

P: Las múltiples perspectivas de la película fueron muy interesantes. Había una dualidad entre Mouse, un joven que se siente atraído por los animales, y Lamont, que termina traficando con drogas con la Camarilla de Medianoche. ¿Por qué querías retratar estas dos perspectivas?

Entiendo que la gente que no ha estado expuesta a las comunidades marginadas pueda pensar que cada persona negra o marrón es un gángster. No los culparé por su ignorancia pero es hora de cambiar la narrativa. Es hora de que personas como nosotros sean representadas en la pantalla y que la gente al mando de los proyectos sea una representación de las historias que están contando. Eso era algo con lo que quería ser muy cuidadoso. Hay personajes como Mouse y Lamont en todas partes. Queríamos comprobar los prejuicios para crear nuevas narrativas para los jóvenes negros y morenos.

P: Las mujeres de la película son personajes muy fuertes, aunque la película no se centra necesariamente en ellas o en sus historias. ¿Cómo ha abordado la representación de estas mujeres en la pantalla?

Tengo que dar crédito a cada una de esas actrices porque fueron capaces de aportar nuevas ideas. Por supuesto que tenemos una madre soltera, que tiene que ser dura para proteger a su hijo, pero no es un estereotipo de madres solteras negras, como una alcohólica o drogadicta. En cambio, tiene dos trabajos y está estudiando para ser enfermera. Hay momentos tiernos entre la familia, como cuando la gata da a luz. En la película, ella termina teniendo que dejar sus sueños [abandonar la escuela] para apoyar a Mouse y tienen un tierno abrazo al final. Tienes un equilibrio saludable de una madre que tiene que tomar dos trabajos para mantener el hogar y, al mismo tiempo, ser una madre cariñosa y cuidadosa. Lo mismo con Shay [la hermana de Mouse]: ella sabe como meterse con su hermano y es súper inteligente. Todos esos matices en su actuación son ella, la verdadera actriz. Con Nicki, la joven de visita de Oakland, queríamos vibraciones de justicia poética y la chica de al lado. No quería fomentar un estereotipo de estas mujeres y niñas. Ahí es donde mucha de la comunidad de Baltimore vino al proyecto para ayudar a mantener la autenticidad.

P: El guión de Charm City Kings fue escrito originalmente por Barry Jenkins. ¿Cómo fue la revisión del guión?

El guión me llegó cuando era un borrador anterior de Barry Jenkins. Esto fue hace años, antes de que hiciera Moonlight y se convirtiera en un templo de la cinematografía. Con su bendición, hicimos que Sherman Payne, que es un talentoso escritor que trabajó en "Shameless" y "Legacies", trabajara en la reescritura. Cuando me reuní con los productores, nos llevamos muy bien porque queríamos proteger la forma en que se percibe Baltimore. No queríamos hacer algo condescendiente o totalmente irreal. Durante casi un año, hicimos reescrituras y, a partir de ahí, pudimos llamar a todos los demás jefes de departamento para diseñar un lenguaje que se ajustara a mi visión pero con sus aportaciones. El trabajo que hicimos juntos se hizo con mucha consideración hacia la comunidad.

P: ¿Podría hablar de las acrobacias con motos sucias de la película?

Nuestros protagonistas, por razones de seguridad y legales, no pudieron montar las motos de la película. Teníamos actores de acrobacias que hacían los paseos por ellos. También teníamos a Meek Mill, que es un verdadero motociclista, y luego tienes a Jamal y Queen [miembros de la Camarilla de Medianoche] que fueron capaces de hacer sus propias acrobacias. Estaban realmente vinculados a este proyecto antes de que yo llegara y estuviéramos en desarrollo. Queríamos mantener la autenticidad y no lo harían si no podían hacer sus propias acrobacias. Incluso los moteros del Sunday Ride [una carrera semanal de motos sucias] son verdaderos moteros de Baltimore. Fuimos a la comunidad antes de tiempo y nos reunimos con Wheelie Wayne, que es el padrino de la vida en moto en Baltimore. Pudo llamar a toda su comunidad para que viniera y nos acogieron de verdad. Sabían que era bueno para la cultura y la comunidad y para ellos como personas, para que se les pudiera ver de forma diferente.

P: Baltimore y la comunidad de allí se parece mucho a Filadelfia, sobre todo porque Meek Mill está en la película. ¿Por qué crees que hay una universalidad en la ciudad?

Hay un Baltimore en todas partes. Sabía que la gente solía andar en moto en Puerto Rico, pero no me di cuenta de que había una vida en moto de hacer "popping wheelies" en casa hasta que hice esta película. Hay muchos seguidores en Puerto Rico. Hay literalmente una ciudad de Baltimore en cada estado. No es que estemos copiando a Baltimore, pero es que debemos sentirnos orgullosos de nuestra cultura. Sí, estamos marginados y, sí, luchamos. Pero somos mucho más que nuestras luchas. Espero que esta carta de amor a Baltimore y a todas las comunidades privadas de derechos pueda ser vista en todas partes.

P: El paisaje sonoro de la película realmente crea un retrato completo del vecindario. Incluso usas Bad Bunny's Chambea en la banda sonora, un guiño a Puerto Rico. ¿Podría explicar las opciones de música y sonidos de la película?

[El uso de la canción del Bad Bunny], ¡eso es todo mío! El hip hop es parte del mundo de Baltimore. Realmente quería usar la música que no sólo atiende a las emociones, sino también a la forma en que los personajes se sienten... Cuando fui a Baltimore, una cosa que noté fue que había música a todo volumen. Apenas hay un momento de silencio en Baltimore y, si no es música, se oyen las motos a distancia o las sirenas de la policía o las ambulancias. Todo está siempre ahí. Realmente quería capturar la especificidad de Baltimore, no sólo visualmente sino también con el sonido. Tomo el escenario como un segundo personaje. Quiero que la gente se sumerja no sólo por la forma en que la cámara se mueve y rastrea, sino que quiero que la gente se sumerja en los sonidos de Baltimore. Si pudiera ponerle olor, lo haría sólo para dar en el clavo del ataúd. Hip hop, R&B, reggaetón, todos estos sonidos son parte de la cultura. Fue interesante trabajar con el supervisor de música para encontrar esas pistas que también daban el tono emocional que requería. Por eso la canción Chambea funciona muy bien.

P: ¿Cómo es ser un director puertorriqueño que estrena una película en Sundance?

Es como un sueño hecho realidad. Incluso me dijeron algo como: "Esto no podría pasarle a alguien de Puerto Rico". Hacemos mucho con los recursos limitados que tenemos y con todo lo que va en contra nuestra, no sólo los desastres ambientales sino también la crisis política siendo una colonia. Eso realmente limita las oportunidades que tenemos. No todo el mundo es un loco como yo que está dispuesto a perderlo todo y sacrificarlo todo para hacer realidad mis sueños. Nadie quiere pasar por eso. El hecho de que se pueda hacer y probar, demuestra que existimos y es una responsabilidad que no me tomo a la ligera. Por mucho orgullo que pueda tener por ser puertorriqueño y hacer esto, también entiendo que es mi trabajo salvar esa brecha.

00:00 / 00:00
Ads destiny link