LIVE STREAMING
Rostro de Padilla, aprobado por el Consejo de Historia Naval de la Armada. Foto: Armada Nacional de Colombia
Rostro de Padilla, aprobado por el Consejo de Historia Naval de la Armada. Foto: Armada Nacional de Colombia

El Almirante Padilla, primer héroe naval de Cartagena

Jose Padilla fue un mulato que hoy es reconocido como el máximo héroe naval gracias a sus esfuerzos por luchar por la independencia de Cartagena.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

¡Buen Provecho!

Junio 22, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Mucho se habla de los personajes históricos de Cartagena de Indias como la India Catalina, Blas de Lezo, Simón Bolívar y Antonio Nariño. Pero hay otros grandes gestores de la lucha en el ‘corralito de piedra’, como es el caso del Almirante Jose Prudencio Padilla Lopez. 

El Almirante Padilla nació e n 1784 en la ciudad de Riohacha. Fue un mulato (hijo de raza española y africana) y se enroló en la Real Armada Española, participando en la Batalla Naval de Trafalgar a bordo del navío "San Juan Nepomuceno", comandado por el Capitán de Navío Cosme Damián de Churruca. Fue prisionero de guerra durante la derrota Franco- Española, compartiendo tres años de cautiverio con el entonces Capitán de Infantería don Pablo Morillo. Cuando regresó a Cartagena de Indias obtuvo el cargo de Contramaestre del Arsenal.

Vuelto a la Nueva Granada en 1808, Padilla fue designado contramaestre del Arsenal de Cartagena de Indias, en donde se suscribió a la proclamación de Independencia de Getsemaní, el 11 de noviembre de 1811.

Pocos días antes de verificarse el sitio de 1815 por Pablo Morillo, Padilla capturó en el Golfo de Morrosquillo la Fragata "Neptuno" que había zarpado de España el 9 de marzo de 1815; por este hecho la junta suprema de Cartagena lo asciende a Alférez de Fragata.

Después del sitio a Cartagena, Padilla huyó a Haití junto con otros compañeros; allí se unió a Simón Bolívar para el planeamiento y desarrollo de las campañas sobre Venezuela y Nueva Granada. Consolidó la independencia del norte de la Gran Colombia, compuesto por Escudo de Veraguas, la Nueva Granada y Venezuela, que propició la Campaña del Sur que culminó en Ayacucho. 

En 1823 Padilla fue designado por el vicepresidente Santander para dirigir la campaña de Maracaibo desde Riohacha, al mando de cinco bergantines, siete goletas, y otras diecisiete embarcaciones más. El 24 de julio de 1823, Padilla logró alzarse victorioso frente al castillo de San Carlos, en la batalla naval del Lago de Maracaibo, con lo que se apoderó del lago, siendo despedazada y humillada la escuadra española, lo que derivó en la capitulación del mariscal de campo Francisco Tomás Morales el 3 de agosto siguiente. Por su triunfo en Maracaibo, Padilla fue ascendido a general de división, se le otorgó una medalla de oro y una pensión anual de 3.000 pesos

Finalizada la guerra en el mar, Padilla ocupó un puesto como Senador de la República por el departamento del Magdalena, pero debido a enfrentamientos políticos fue arrestado el 1 de abril de 1828 en Cartagena y conducido a Bogotá, donde lo sorprendió la Conspiración Septembrina. El Secretario de Guerra, General Rafael Urdaneta, juez y parte de la situación, dictó contra Padilla la sentencia de muerte (horca y confiscación de bienes), y fue ejecutado junto con el Coronel Ramón Nonato Guerra, quien ocupaba la Jefatura del Estado Mayor del Ejército, el 2 de octubre de 1828. 

La Convención Nacional de 1831, rehabilitó su memoria para todo el pueblo colombiano, considerándolo por su sacrificio como a un mártir de la democracia y dejando un legado muy alto para todos los Marinos de Colombia, por lo que es conocido como el máximo héroe naval del país. 

Actualmente, la escuela naval de cadetes ubicada en Cartagena de Indias lleva el nombre del Almirante José Padilla en su honor.

00:00 / 00:00
Ads destiny link