LIVE STREAMING
Photo:Andy Katz | Getty Images
Hay más de 100.000 nativos americanos viviendo en los cinco distritos de Nueva York. Foto: Andy Katz/Getty Images

Un nuevo estudio destaca a los nativos americanos en Nueva York

Publicado en diciembre de 2021, el informe puso de manifiesto las numerosas desigualdades a las que se enfrenta la población en toda la COVID-19.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York ha realizado su primer estudio para poner de relieve las condiciones de más de 100.000 nativos americanos y pueblos indígenas que viven en los cinco distritos de la ciudad. 

La población incluye a los pueblos nahua, mixteco, garífuna, quichua, k'iche y mam y a la Red de Pueblos Transnacionales, que representa a los inmigrantes mexicanos. 

El informe, que se publicó en diciembre de 2021, reveló que "las desigualdades sanitarias, económicas y de otro tipo existentes han convergido durante la pandemia de COVID-19 para aumentar el riesgo de exposición, infección y muerte entre los pueblos indígenas".

"Por primera vez en la historia registrada del Departamento de Salud, la información de salud pública sobre la COVID-19 se publicó en lenguas indígenas de las Américas. Los líderes de las comunidades locales proporcionaron interpretación en 12 lenguas indígenas para las conversaciones comunitarias virtuales sobre las vacunas COVID-19", se lee en el análisis.

Aunque los datos son limitados para los años 2013-2017, revelaron disparidades significativas en cuanto a los títulos de educación secundaria, la pobreza y el desempleo y la cobertura del seguro médico. 

Un mayor porcentaje de nativos americanos reportó el uso excesivo de alcohol, el consumo de bebidas azucaradas o el sobrepeso/obesidad. Los datos también muestran que la diabetes y la hipertensión son más comunes entre los pueblos indígenas que entre otros grupos raciales. 

El pasado mes de octubre, el Consejo de Salud de la ciudad de Nueva York declaró el racismo como una crisis de salud pública, citando la historia de la esclavitud en Estados Unidos y los resultados devastadores para la gente de color durante la pandemia. 

"Algunos resultados en materia de salud entre los pueblos indígenas de las Américas en la ciudad de Nueva York son comparables a los que se observan entre otras comunidades de color en la ciudad de Nueva York que se han visto afectadas negativamente por el racismo estructural e institucional", señala el informe.

Las autoridades sanitarias trabajaron con la American Indian Community House, un grupo sin ánimo de lucro que atiende a los nativos urbanos desde 1969, como parte de su investigación. 

El informe afirma que, a pesar de las limitaciones que supone el estudio de una población pequeña y diversa, el primer estudio sobre los nativos americanos es un buen punto de partida para profundizar en las condiciones de las comunidades indígenas y las diferencias entre ellas.

"Estos resultados señalan áreas de preocupación y de posible intervención relacionadas con la salud de los pueblos indígenas de las Américas que viven en Nueva York", dice el informe.

Sin embargo, el estudio reconoce que los métodos actuales utilizados por el Censo y el Departamento de Salud de la ciudad subestiman a los pueblos indígenas, afirmando que los métodos de recogida de datos están "impregnados de colonialismo".

"Las experiencias históricas y actuales de opresión cultural y económica, el racismo y los prejuicios lingüísticos y contra los inmigrantes pueden disuadir a los residentes de participar en las mismas encuestas destinadas a garantizar su representación para proporcionar información importante que ayude a atender sus necesidades", dice el estudio.

También dice que la terminología actual utilizada no refleja los términos que la gente utiliza para describirse a sí misma, y algunos de los términos se perciben como ofensivos para algunos. La terminología tampoco capta la amplitud del grupo que se pretende representar. 

Por ejemplo, los mexicanos, centroamericanos y sudamericanos de origen indígena no suelen estar familiarizados con las categorías raciales de Estados Unidos, por lo que es probable que elijan la categoría "otros" en el censo y otras encuestas. 

Para resolver esto, el Departamento de Salud amplió su cuestionario de respuesta en su Encuesta de Salud Comunitaria y añadió una pregunta de seguimiento para que los residentes indígenas identifiquen los grupos de herencia o ascendencia tribal. 

"Este es un paso pequeño pero importante para empezar a representar más plenamente a los neoyorquinos indígenas en nuestras encuestas de población", dice el informe.

00:00 / 00:00
Ads destiny link