LIVE STREAMING
Organizadores sindicales esperan para hablar con los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, en diciembre. FOTOGRAFÍA: Bob Miller/The New York Times/Redux
Organizadores sindicales esperan para hablar con los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, en diciembre. FOTOGRAFÍA: Bob Miller/The New York Times/Redux

Bessemer podría ser el primer almacén de Amazon sindicado pero el gigante no se lo pone fácil

Cuatro tesoreros estatales escribieron una carta al gigante de la venta en línea Amazon para que cumpla y aplique sus compromisos con los principios de los…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Es hora de unirnos

Enero 25, 2023

Cómo gasta Texas $29M

Enero 21, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El gigante del comercio minorista, Amazon, ha sido objeto de un intenso escrutinio por su persistente defensa antisindical impuesta a los trabajadores de su almacén en Bessemer, Alabama. 

Si los trabajadores votan sí a la sindicalización serían el primer almacén en hacerlo pero Amazon ha estado intentando deliberadamente desbaratar sus esfuerzos. 

En diciembre de 2020, activistas y empleados premiaron al CEO Jeff Bezos con el premio "Profiteer of the Year". Durante la pandemia, Bezos ganó 90 millones de dólares, mientras que unos 20.000 de sus trabajadores dieron positivo por el coronavirus y su indemnización por riesgo expiró en junio. 

Como se indica en sus Principios Globales de Derechos Humanos, la empresa afirma que "respeta y apoya los Convenios Fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, así como la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU". 

Sin embargo, Amazon está infringiendo muy abiertamente los derechos de los trabajadores a ejercer la libertad de asociación en el almacén de Bessemer. 

Hasta ahora, la empresa ha publicado un sitio web antisindical, ha colocado propaganda antisindical en los baños del almacén y ha enviado mensajes de texto masivos a los empleados para disuadirlos de reunirse. 

También ha intentado complicar la votación del sindicato obligando a los empleados a celebrar una reunión en persona durante la pandemia. 

El martes 9 de febrero, cuatro tesoreros estatales, afiliados a la organización For the Long Term, escribieron una carta a Amazon para abordar las crecientes preocupaciones que rodean a los trabajadores en Bessemer. 

En la carta, Colleen Davis, de Delaware, Michael W. Frerichs, de Illinois, Sarah A. Godlewski, de Wisconsin, y David L. Young, de Colorado, instaron a la empresa a cumplir y aplicar sus compromisos declarados con los principios de los derechos humanos, y a abordar inmediatamente la situación que se está produciendo en sus instalaciones de Bessemer. 

La carta estaba dirigida a Jamie Gorelick, presidente del Comité de Nombramientos y Gobierno Corporativo del Consejo de Administración de Amazon. 

Los tesoreros escribieron: "Los trabajadores deben ser libres de ejercer su libertad de asociación y su derecho a la negociación colectiva". 

Los cuatro Tesoreros del Estado también expresaron su apoyo a una carta de dos importantes inversores de Amazon, Öhman y Folksam, también escrita el martes 9 de febrero, en la que se pedía a la empresa que adoptara una política de neutralidad cuando sus trabajadores se plantearan formar o afiliarse a un sindicato. 

Los inversores sugirieron que Amazon pusiera en marcha esa política para los trabajadores de las instalaciones de Bessemer, y que mantuviera conversaciones frecuentes con los accionistas sobre su adhesión a los derechos internacionales de los trabajadores en esas instalaciones.

"Todo lo que pedimos a Amazon es que siga los Convenios Fundamentales de la OIT y los Principios Fundamentales, que dijeron apoyar en sus propios Principios Globales de Derechos Humanos, escribió el Tesorero del Estado Michael Frerichs. "Dado el tamaño y la influencia de Amazon, la forma en que tratan a sus trabajadores es importante para los cincuenta estados". 

El tesorero aplaudió la reciente publicación por parte de Amazon de los principios de derechos humanos que dicen defender, pero expresó serias preocupaciones sobre si la empresa está cumpliendo estos compromisos en las instalaciones de Bessemer. 

"Los trabajadores esenciales, como los de los almacenes de Amazon, son héroes nacionales por ayudar a mantener nuestra economía en marcha durante esta pandemia. Deberíamos hacer todo lo posible para apoyarlos mientras exploran si se unen o no a un sindicato. Estoy orgulloso de apoyar a los trabajadores de Amazon", escribió Godlewski. 

Davis subrayó que los trabajadores tienen un derecho humano fundamental a "unirse o formar un sindicato sin miedo a represalias, intimidación o acoso", y que aparentemente este es un valor que Amazon ya suscribe. 

Young hizo hincapié en que todos los trabajadores son importantes, "ya sea que trabajen en una planta empacadora de carne en Greeley, Colorado, o en un almacén de Amazon en Bessemer, Alabama" y que siempre defenderá a los trabajadores esenciales. 

"Estos trabajadores, que hacían un trabajo duro con un salario bajo ANTES de la pandemia, merecen adulación, no una campaña antisindical", escribió. 

Las papeletas para la votación del sindicato en las instalaciones de Bessemer se entregan el 29 de marzo, y el recuento comienza el día siguiente. Más de 3.000 de los 5.800 empleados han firmado tarjetas autorizando al Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes a representarlos. 

Tanto si tienen éxito como si no, la atención nacional que han suscitado sus acciones ya ha inspirado a los trabajadores de alcance dentro y fuera de Amazon a considerar la posibilidad de sindicarse.

00:00 / 00:00
Ads destiny link