LIVE STREAMING
El Lemoncello opened its doors on Aug. 15, 2019, less than a year before the COVID-19 pandemic. Photo: Tony Martini.
Lemoncello abrió sus puertas el 15 de agosto de 2019, menos de un año antes de la pandemia de COVID-19. Foto por cortesía de Tony Ramirez.

Lemoncello, el restaurante familiar colombiano que se quedó sirviendo los favoritos de la familia plena COVID-19

El propietario, Tony Ramírez, dice que está agradecido por cualquier negocio que pueda conseguir mientras el restaurante reabre lentamente.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

50 años de defensa

Noviembre 08, 2023

Ayudando a las comunidades

Septiembre 29, 2023

Buscando hogares para todos

Septiembre 28, 2023

Reunión de líderes hispanos

Septiembre 28, 2023

L'ATTITUDE está en marcha

Septiembre 27, 2023

Líderes de la economía en EU

Septiembre 27, 2023

Elevando negocios diversos

Septiembre 26, 2023

Anuncio de la SBA

Septiembre 20, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

"Mi padre y yo empezamos Lemoncello porque sabemos cocinar buena comida colombiana casera", dijo Ramírez a AL DÍA News en una entrevista reciente.

Abrieron su propio local en North Philly el 5 de agosto de 2019.

"La antigua propietaria del edificio conocía a mi familia desde hace más de 30 años, así que nos preguntó si queríamos hacernos cargo, yo estaba abierto a la idea, así que eso es lo que hicimos", dijo.

La familia de Ramírez emigró desde Cali, Colombia, el 12 de septiembre de 1990, con grandes planes de prosperar.

"Abrir un restaurante es algo que nos resultó natural, porque siempre hemos trabajado en restaurantes", dijo.

Después de abrir el Lemoncello, Ramírez estaba entusiasmado por tener la oportunidad de mostrar a la comunidad algunos de sus conocimientos culinarios, no sólo de la cocina colombiana, sino también de los platos italianos que aprendió a hacer mientras cocinaba en otros restaurantes.

"También añadí algunos platos italianos al menú, como el pollo a la parmesana y el pollo a la alfredo", dijo Ramírez.

Su restaurante por fin estaba cuajando, pero en marzo de 2020, el mundo dio un vuelco cuando el brote de COVID-19 llegó a Estados Unidos.

"El negocio fue muy malo al principio, pero una cosa que puedo decir es que nunca cerré durante toda la pandemia", dijo Ramírez.

Los restaurantes como el suyo fueron los más afectados en medio de la pandemia, y Ramírez admite que no estaba seguro de cuánto podría durar su restaurante.

"Hubo algunos días en los que sólo vendimos 80 dólares de comida en un día", dijo. "No sabíamos qué estaba pasando exactamente".

Desde que la ciudad ha empezado a permitir una ocupación del 25%, la gente ha empezado a volver, y Ramírez utiliza ahora servicios de entrega de comida para ayudar a su restaurante a ampliar el negocio a más clientes que viven demasiado lejos del restaurante para probar la auténtica comida colombiana.

Ramírez también está dando un fuerte impulso a su restaurante en las redes sociales.

"Lo que estoy haciendo es poner mi negocio en las redes sociales, y eso ayuda mucho, se corre la voz", dijo.

Sin embargo, incluso estando abierto sólo un 25%, Ramírez dijo que está agradecido por cualquier negocio que pueda conseguir.

"Por el momento, tenemos que aprender a vivir con esta nueva normalidad, pero trabajamos duro, trabajamos los siete días de la semana, así que no vamos a parar ahora", dijo.

La comida colombiana suele depender de la región del país, pero hay muchos alimentos básicos por los que se reconoce la cocina colombiana.

"Somos conocidos sobre todo por nuestros mariscos, pero también tenemos un plato llamado arepa con queso, que es popular en Colombia", dijo Ramírez.

También destacó su Bandeja Paisa, que es un plato muy conocido que consiste en arroz, frijoles, bistec a la parrilla, salchicha, cerdo, dos huevos, una empanada de maíz con aguacate y plátanos dulces al lado.

"También tenemos un plato diario de 10 dólares. Es una comida completa que viene con bistec encebollado, arroz, ensalada, tostones y sopa", dijo.

Ramírez está agradecido de que sus clientes sigan volviendo para disfrutar de una comida deliciosa y asequible en un restaurante que está orgulloso de llamar suyo.

Si estás en el vecindario, asegúrate de visitar a Ramírez en el 4903 N. 5th St. y prepárate para un festín colombiano.

00:00 / 00:00
Ads destiny link