LIVE STREAMING
AL DÍA's Health Equity: No Matter Where You Live Roundtable took place on June 4. Graphic: AL DÍA News.
AL DÍA's Health Equity: No Matter Where You Live Roundtable tuvo lugar el 4 de junio. Gráfico: AL DÍA News.

¿Cómo frenar la brecha de salud en Filadelfia?

El COVID-19 ha puesto en evidencia la brecha de salud que divide desde hace mucho tiempo las comunidades de nuestra ciudad, pero sus efectos van mucho más allá…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Oportunidades para mujeres

Septiembre 23, 2022

Recursos de ciber seguridad

Septiembre 23, 2022

Oportunidades para emprender

Septiembre 23, 2022

Por más dueños de hogares

Septiembre 23, 2022

Hora de compartir la verdad

Septiembre 22, 2022

Más oportunidades de negocio

Septiembre 21, 2022

Contra el cambio climático

Septiembre 21, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A la hora de hablar de las disparidades de salud que tuvieron que afrontar las comunidades negras y marrones de Filadelfia a raíz del COVID-19, el Dr. William Gray, presidente de la American Heart Association, jefe de enfermedades del sistema cardiovascular en Main Line Health y codirector del Lankenau Heart Institute, apunta a los determinantes sociales como una de las principales razones por las que existen. Y también alerta del riesgo de efecto "bola de nieve" si no se hace nada al respecto una vez superada la pandemia. 

Gray expresó sus opiniones en la reciente mesa redonda “AL DÍA Health Equity: No importa dónde viva”, que trató la problemática de las actuales disparidades en salud en nuestra ciudad y destacó el trabajo de algunas organizaciones que luchan contra los prejuicios raciales en la atención médica y otros determinantes sociales de la salud. 

Los determinantes sociales de la salud

En Filadelfia, el código postal de cada uno sigue siendo a menudo uno de los mayores determinantes de salud general y esperanza de vida.

Gray habló primero de cómo las poblaciones negras y latinx de Filadelfia tienen tasas más altas de tabaquismo y consumo de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido de sodio y grasas saturadas.

Estos patrones de consumo conducen a un aumento de los casos de hipertensión, diabetes tipo II, obesidad y, finalmente, enfermedades cardíacas. Durante la pandemia, se consideró que toda la población tenía un alto riesgo de desarrollar casos más graves de COVID-19, lo que explica que las tasas de fallecidos por COVID-19 fuera mucho más alta entre las comunidades negras y marrones de Filadelfia, y de todo el país.

“Sin embargo, quiero dejar en claro que estas decisiones relacionadas con la salud a menudo no se toman por elección, sino que están determinadas por la falta de acceso y la oportunidad de tomar decisiones saludables”, dijo Gray.

La falta de opciones de alimentos saludables es solo uno de los muchos determinantes sociales de salud en las comunidades afroamericanas y morenas de Filadelfia. Según Gray, los nuevos determinantes se detectan "casi mensualmente".

Al igual que con muchos problemas sociales de larga duración, estos determinantes sociales no se resuelven con una solución milagrosa y requieren ser abordados de forma múltiple por organizaciones federales, estatales, municipales y comunitarias para que realmente tengan un impacto.

Atender a la gente allí donde está

Todo empieza, según la Rev. Lorina Marshall-Blake de Independence Blue Cross, IBX, acudiendo a gente de confianza de la comunidad.

"Se trata de atender a la gente allí donde está”, dijo, antes de mencionar el acuerdo que tiene IBX con varias organizaciones religiosas en la ciudad.

Una de ellas es el Congreso de Latinos Unidos, organización que ha servido de mensajero de confianza para la comunidad latina del norte de Filadelfia durante los últimos 40 años.

Judy Emmons, su directora de atención primaria, habló sobre cómo el enfoque de sus servicios Mission 2 Impact se han convertido en una de las formas con que Congreso combate los determinantes sociales.

Los cinco pilares de los servicios de Congreso abordan problemas provocados por un determinante social o un determinante social en sí mismo, como salud, vivienda, educación, desarrollo de la fuerza laboral y crianza de los hijos.

“Una de las fortalezas de nuestra estrategia Mission 2 Impact es que enfatiza que las personas y familias pueden moverse en un entorno que bien ayuda, o bien obstaculiza su bienestar”, dijo Emmons.

En otras palabras, reconoce la existencia de determinantes sociales, pero  que pueden ser atacados mediante un enfoque personalizado y de múltiples frentes.

Ejemplos específicos de ese enfoque abarcan desde clases de crianza para mujeres embarazadas y asesoramiento sobre vivienda, hasta seminarios de preparación laboral y programas de prevención del VIH para miembros de la comunidad circundante.

"Al abordar las múltiples necesidades sociales de los pacientes y no solo sus necesidades de salud física, podemos promover la equidad y garantizar que nuestros pacientes tengan éxito en el logro de sus objetivos de salud a largo plazo", dijo Emmons.

En marzo de 2021, Congreso también abrió un centro diario de vacunación COVID-19 además de sus servicios de test de detección del virus, con la esperanza de cerrar más brechas en el acceso a las vacunas para la comunidad latina de Filadelfia.

Gray y Marshall-Blake también enfatizaron la importancia de que otras organizaciones grandes como la suya (Main Line Health e Independence Blue Cross, respectivamente) se asocien con organizaciones comunitarias como Congreso para brindar más ayuda.

Expandir el grupo de investigación

Otra faceta de la participación de la comunidad discutida durante la mesa redonda fue la importancia de incluir temas más diversos al investigar asuntos como las enfermedades cardíacas y la diabetes.

En referencia a lo primero, el Dr. Aditi Kalla, profesor asistente de medicina clínica en la Facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple, dijo que aumentar la diversidad entre los grupos de estudio ha permitido a los investigadores identificar más poblaciones de riesgo.

"El rostro de la enfermedad cardíaca solía verse de un solo lado, y nos estamos dando cuenta de que tal vez haya más caras", dijo.

La detección de varios factores de riesgo de enfermedad cardíaca también ha cambiado. Específicamente, Kalla mencionó cómo la detección de colesterol alto podría mostrar señales mucho más tempranas que a los 35 años, la edad fijada hasta ahora.

“Para muchas de estas poblaciones, debemos comenzar a realizar pruebas de detección incluso a la edad de ocho años”, dijo.

Además de diversificar más los grupos de estudio, Kalla también destacó la necesidad de diversificar a los científicos e investigadores que los llevan a cabo como otra iniciativa positiva para superar las inequidades en salud.

Los científicos de comunidades específicas tienen conocimientos únicos sobre ellos y pueden identificar algunos de los factores de riesgo que contribuyen a la prevalencia de la hipertensión, la presión arterial alta y el colesterol.

Eso es muy efectivo no solo para ayudar a las personas con factores de riesgo a manejar mejor sus situaciones, sino también para evitar que se desarrollen en el futuro para pacientes más jóvenes.

“Sabiendo que hay targets tan diferentes, no es válido pensar que hay una solución única para todos. Lograr adaptarme a mi paciente, ese es el nuevo cambio de paradigma", dijo Kalla.

Salud mental

Otra faceta de la salud que ha salido a la luz debido al impacto del COVID-19 es la salud mental.

La mesa redonda escuchó en este caso a Marshall-Blake, quien destacó la existencia de un acuerdo entre la Fundación Independence, el Hospital de Niños de Filadelfia y el Girard College para apoyar las necesidades de salud mental de los estudiantes de la escuela.

“Creo que nunca ha habido un momento más crítico para reconocer que la salud mental es importante”, dijo.

Marshall-Blake dijo que durante la pandemia las vidas de los estudiantes quedaron  "trastocadas" cuando las escuelas cerraron y los padres perdieron sus trabajos. Añada eso al ya bajo interés por la salud mental de los jóvenes, especialmente entre las comunidades de color, y la crisis ya era un hecho. 

Todo esto subraya la importancia de abordar las necesidades de salud mental temprano, ya que a menudo se revelarán más adelante en la vida.

"Tienes que cortarlo de raíz", dijo Marshall-Blake.

También mencionó otra iniciativa de la fundación que tiene como objetivo el apoyo a la salud mental para los trabajadores de primera línea.

La mesa redonda de “AL DÍA Health Equity: No importa dónde viva” se puede consultar entera aquí:

Este artículo forma parte de Broke in Philly, un proyecto de colaboración informativa entre más de 20 organizaciones de noticias centrado en la movilidad económica en Filadelfia. Lea todos nuestros reportajes en brokeinphilly.org.
00:00 / 00:00
Ads destiny link