LIVE STREAMING
It is estimated that 87 million people in the Americas will use controlled drugs by 2030. Graphic: Getty Images.
Se calcula que 87 millones de personas en América consumirán drogas controladas en 2030. Gráfico: Getty Images.

La lucha contra el abuso de sustancias en América Latina

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha puesto en marcha un proyecto centrado específicamente en la mejora de las políticas sobre trastornos por…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Un planazo de verano

Mayo 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En todo el mundo, sólo una de cada ocho personas recibe tratamiento para un trastorno por consumo de sustancias cuando lo necesita, según estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

Para combatir estas deficiencias médicas en América Latina y el Caribe, la OPS ha puesto en marcha un proyecto destinado a mejorar las políticas sobre trastornos por consumo de sustancias en estas regiones.

El proyecto de la OPS tratará de proporcionar apoyo técnico a varias zonas de América Latina y el Caribe, como Jamaica, Panamá, Ecuador, Guyana, Colombia y Costa Rica.

Las mejoras del proyecto en materia de apoyo técnico pretenden mejorar las respuestas sanitarias y sociales a los problemas relacionados con el consumo de sustancias.

Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2021 de la ONUDD, se prevé que 87 millones de personas en las Américas consuman drogas controladas para el año 2030.

Uno de los objetivos del proyecto es mejorar la situación actual de los trastornos por consumo de sustancias en estos sistemas de salud, que, según la OPS, se concentran desproporcionadamente en los países de ingresos bajos y medios.

La OPS señala que el estigma, el aislamiento social y la muerte prematura son algunas de las dificultades más acuciantes a las que se enfrentan las personas que sufren trastornos por consumo de sustancias.

La pandemia también ha empeorado la calidad de vida de las personas que padecen trastornos por consumo de sustancias, lo que conlleva un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con el COVID-19.

El proyecto de la OPS fue financiado por la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Forma parte de la estrategia y el plan de acción de la OPS sobre el uso de sustancias y la salud pública. 

La estrategia promueve "iniciativas de reducción de la demanda que abarcan medidas de prevención, intervención temprana, tratamiento, atención, recuperación, rehabilitación y reinserción social, así como iniciativas y medidas destinadas a minimizar las consecuencias adversas del uso indebido de drogas en los ámbitos social y de salud pública".

El proyecto de la OPS también forma parte de un esfuerzo por reforzar los enfoques de salud pública en el tratamiento de los problemas de consumo de sustancias, y reforzará otras relaciones de colaboración para la organización.

00:00 / 00:00
Ads destiny link