LIVE STREAMING
Talk at the HACR Leadership Pipeline Program.
Panel de Latinas Breaking Barriers en el Programa de Canalización de Liderazgo de HACR. Foto: Captura de pantalla.

Latinas en la América corporativa: derribando barreras y empoderando la latinidad

Una charla inspiradora de 3 líderes latinas exitosas que destacan la importancia de ser auténticos tuvo lugar en el Programa de Canalización de Liderazgo HACR.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Liderada por Karina Diehl, fundadora de KJD Consulting, una firma que ayuda a los clientes a comunicarse y conectarse de manera efectiva con las audiencias a través del compromiso comunitario y las relaciones públicas, este encuentro reunió a tres líderes diversas para hablar sobre sus distintas experiencias como latinas en roles de liderazgo a nivel corporativo.

Yamilet Rodríguez, Ejecutiva de Desempeño Preferencial de Préstamos de Bank of America; Myriam Del Angel, una profesional bilingüe de recursos humanos con 20 años de experiencia que ha trabajado para empresas como Microsoft, Accenture y Deloitte; y Michelle Rosas Stull, Gerente de Finanzas y Presupuesto en PGA of America y una latina orgullosa que trabaja en la industria del golf, fueron las invitadas especiales.

Además de compartir sus visiones particulares sobre el viaje que han tenido que realizar para estar donde están, las oradoras señalaron la importancia de que los hispanos alcen la voz en las salas de juntas y abran más puertas para que otros puedan acceder a estos roles de liderazgo. 

Cambiando las percepciones 

Destacando cómo cada empresa tiene diferentes percepciones con respecto al rol de las mujeres en posiciones de liderazgo, en especial con aquellas que además hacen parte de comunidades diversas, estas líderes latinas coinciden en la importancia de llevar consigo a la empresa todo el conjunto de valores y cada uno de los elementos de su personalidad, especialmente la latinidad. 

A diferencia de lo que pensaban antes, cuando eran las primeras y las únicas en esos directorios y sentían que no era correcto expresar lo que las hacía únicas y culturalmente relevantes para las empresas, actualmente se busca que las latinas y los latinos eleven la voz y planteen abiertamente sus inquietudes y sus aportes, pues no están allí solo para cumplir con un requisito o para servir de testigos.

Buscar ayuda y ofrecer ayuda

Para que las latinas continúen derribando barreras, las panelistas destacan la importancia de contar con alguien experimentado que los asesore y les ayude a tomar las decisiones difíciles, al tiempo que las anime a luchar por sus objetivos profesionales, especialmente si es otro líder hispano, alguien que entienda la idiosincracia particular y alguien con quien se puedan identificar.

“Soy la primera persona de mi familia en trabajar en la América corporativa. No tenía referencias y todo era nuevo para mi”, señaló Rodríguez haciendo referencia a la importancia de contar con referentes culturalmente cercanos con los cuales los nuevos líderes se puedan identificar para seguir fortaleciendo sus carreras. 

“Si puedo ver a alguien como yo triunfando, haciendo que su voz se escuche, yo haré lo mismo”, agregó Rodríguez al tiempo que subrayó la importancia de continuar allanando el camino para los que siguen.

Tutorías y patrocinios

Teniendo en cuenta que tutoría es cuando buscamos a un mentor por asesoría, y que el patrocinio es algo que ofrecemos para apoyar a alguien y aliarnos con su marca personal, las panelistas señalaron la necesidad de contar con distintos mentores, en diferentes etapas de nuestras carreras, que ofrezcan una guía y nos potencien para liderar y sobrellevar los retos que surjan a nivel profesional.

“Hay que buscar la forma de sobresalir y encontrar a los mentores en la junta para que alguien tome el interés de patrocinarnos. Asimismo, es importante y valioso compartir, ayudar a otros a crecer y hallar su propia voz”, indicó Del Ángel. 

Las invitadas, quienes resaltaron el valor de los hispanos para adaptarse y para respetar otras culturas, también aludieron al síndrome del impostor y a la timidez que culturalmente les acompaña como un obstáculo autoimpuesto que se debe dejar por fuera de las mesas directivas, permitiendo que los demás también puedan valorar su propia idiosincracia. 

“Además de manejar de manera integra los distintos valores de trabajo empresarial, como la puntualidad, la lealtad, entre otros, es importante abogar por ti mismo, alzar la voz, participar y auto promocionarse”, resaltó Rodríguez haciendo énfasis en que, especialmente en escenarios de liderazgo corporativo, no se pueden dar el lujo de asumir un rol de espectadores cuando las organizaciones les han dado espacios para hacer escuchar su voz.

Karina Diehl, founder of KJD Consulting, led the talk. Photo: Screenshot.
Karina Diehl, founder of KJD Consulting, led the talk. Photo: Screenshot. 

Marca familiar y latinidad 

Sin querer decir que la vida privada se deba mezclar con la profesional, las invitadas hicieron énfasis en los valores familiares que les han permitido ser unas líderes respetadas y destacadas.

“Esas cosas que aprendemos con nuestras familias, las luchas que tenemos creciendo, nos ayudan en la empresa. Me han enseñado a ser recursiva, a empujar las barreras, a romper estereotipos”, expresó Rosas Stull.

Por su parte, Del Ángel dijo:

Aprendí con las relaciones de mi familia a ser una reparadora de problemas. Pasé de ser una sobreviviente a ser ahora una conductora y alguien que lidera

“Los valores adquiridos en casa son fortalezas y no algo que nos impida triunfar. Cada una de las cosas que hacen parte de ti son necesarias. Algunas veces nos contenemos y es algo que debemos detener. Es importante llevar a la junta todo lo que somos”, destacó Rodríguez. 

Para finalizar, se marcó la importancia de ser auténtico y llevar la latinidad con orgullo, dejando así que se hagan visibles los posibles aliados en la mesa y exaltando las fortalezas y el talento con el que la fuerza laboral hispana cuenta.

Asimismo, luego de establecer la necesidad de auto promoción y de levantar la voz, Del Ángel sugiere hacerlo con hechos verdaderos, evitando caer en exageraciones y en la fanfarronería. 

“Muchas organizaciones están esperando que su talento latino alce la voz. Sería equivocado no llevar todo lo que somos a la mesa, pues esto es lo que las corporaciones necesitan”, concluyó Rodríguez. 

Para obtener más información sobre el Programa de Canalización de Liderazgo de HACR, haga clic aquí

00:00 / 00:00
Ads destiny link