LIVE STREAMING
Francis Kéré en el exterior del pabellón de Xylem en Montana. Fotografía: Erik Petersen.
Francis Kéré en el exterior del pabellón de Xylem en Montana. Fotografía: Erik Petersen.

Diébédo Francis Kéré gana el Premio Pritzker

Es el primer africano que gana lo que se describe como el Premio Nobel de arquitectura.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Inclusión en educación

Febrero 07, 2023

Mes de la Historia Negra

Febrero 03, 2023

Separa las fechas

Febrero 03, 2023

Hijab incluido en el EPI

Febrero 03, 2023

Apoyando sueños en STEM

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Diébédo Francis Kéré nació en el país africano occidental de Burkina Faso. A los siete años, dejó a su familia para ir a la escuela en otro pueblo, ya que la suya no tenía. Kéré recuerda que su aula se calentaba mucho debido a la escasa ventilación y no tenía mucha luz. Esto le hizo querer cambiar las condiciones de las escuelas de su país. 

Kéré estudió en la Technische Universität de Berlín y se licenció en arquitectura en 2004. Siendo aún estudiante, diseñó su primer proyecto, la Escuela Primaria de Gando, en su ciudad natal. En 2004 recibió el Premio Aga Khan de Arquitectura por esta escuela. Este premio se concede cada tres años a un proyecto que responda a una necesidad en una comunidad mayoritariamente musulmana. 

Su obra utiliza a menudo ladrillos de arcilla tradicionales que ofrecen un sistema de refrigeración natural. Esto es muy importante, ya que los días en Burkina Faso pueden alcanzar los 40 grados Celsius, o 104 grados Fahrenheit. 

Ha tenido que enfrentarse a la oposición de los habitantes de la zona por haber optado por los ladrillos en lugar del acero o el vidrio. Comentó que esto se debe a la percepción de que todo lo local es "primitivo" o "un material de pobres". Kéré continuó explicando que esto se debe en parte a la influencia occidental.

"A veces el mundo occidental -y su forma de comunicar- hace que las cosas de Occidente [parezcan] las mejores. Y son percibidas por otros como las mejores, sin tener en cuenta que los materiales locales pueden ser la solución a la crisis climática y pueden ser nuestra mejor alternativa en términos de [desarrollo] socioeconómico", dijo. 

Kéré también se inspira en el entorno en el que creció. Tanto sus diseños para el Serpentine Pavilion 2017 como las estructuras para Coachella 2019 se inspiraron en los árboles. Las estructuras para Coachella estaban específicamente influenciadas por el árbol baobab hueco. 

La mayoría de sus proyectos se construyen en países africanos como su país natal, Burkina Faso, Kenia, Sudán y Mali. También ha realizado proyectos en Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza, Italia y Dinamarca. 

Además de escuelas, Kéré ha diseñado instalaciones sanitarias, pabellones, un centro educativo y dos asambleas nacionales, entre otras cosas. Una de las asambleas nacionales que diseñó estará en Uagadugú (Burkina Faso). Sustituirá a la que se quemó durante los disturbios de 2014. El proyecto está actualmente en suspenso debido a un golpe de estado en enero

Tras haber ganado muchos premios a lo largo de su carrera por su trabajo, este año recibirá el último, y quizás el más importante.

El Premio Pritzker se concede a un arquitecto vivo "cuya obra construida demuestre una combinación de esas cualidades de talento, visión y compromiso, que haya producido contribuciones consistentes y significativas a la humanidad y al entorno construido a través del arte de la arquitectura". 

"Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No por ser rico hay que desperdiciar material. No por ser pobre hay que dejar de intentar crear calidad. Todo el mundo merece calidad, todo el mundo merece lujo y todo el mundo merece comodidad. Estamos interconectados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez nos conciernen a todos", declaró.  

Kéré es el 51º galardonado del premio. Recibió una beca de 100.000 dólares y un medallón de bronce en la ceremonia de entrega, que se celebrará en Londres el próximo mes de mayo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link