LIVE STREAMING
Meeting room.
Buscando mayor diversidad en las empresas. Foto: Patrick Sommer — Pixabay.

Se presentó el último informe Missing Pieces de Alliance for Board Diversity (ABD) y Deloitte

Los directorios de Fortune 500 deben trabajar para ser más representativos de la población de Estados Unidos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

50 años de defensa

Noviembre 08, 2023

Ayudando a las comunidades

Septiembre 29, 2023

Buscando hogares para todos

Septiembre 28, 2023

Reunión de líderes hispanos

Septiembre 28, 2023

L'ATTITUDE está en marcha

Septiembre 27, 2023

Líderes de la economía en EU

Septiembre 27, 2023

Elevando negocios diversos

Septiembre 26, 2023

Anuncio de la SBA

Septiembre 20, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Alliance for Board Diversity (ABD), en colaboración con Deloitte, presentaron recientemente la séptima edición de ‘Missing Pieces’, un informe bienal que examina y narra la representación de mujeres e individuos de grupos raciales y étnicos diversos en los directorios de las compañías Fortune 500.

El estudio señala que, aunque los directorios corporativos y las empresas públicas más grandes de Estados Unidos han aumentado el nivel de diversidad de género, raza y etnia, la tasa de cambio aún tiene mucho espacio para crecer.

Entre los nuevos datos encontrados, ABD y Deloitte subrayan la necesidad de un enfoque continuo para que los directorios de Fortune 500 sean más representativos de la población de EE. UU.

Carey Oven, socio gerente nacional del Centro para la Eficacia de la Junta de Deloitte, dijo en un comunicado de prensa:

Los hallazgos del informe de este año muestran pasos graduales en la dirección correcta, pero a este ritmo, es posible que las principales juntas corporativas de EE. UU. no representen a la población de la nación hasta 2060

Buscando Directorios Más Diversos

La última edición del informe analizó datos recolectados entre 2020 y 2022, destacando las tendencias en torno a algunos aspectos de la diversidad de directorios en las empresas clasificadas por Fortune.

Subrayando las disparidades entre estos directorios y la población demográfica de EE. UU., así como las variaciones en la diversidad de liderazgo en todas las industrias, el estudio resalta el progreso y sirve para informar sobre la necesidad de una composición de directorio más diversa.

“La diversidad y la inclusión en las juntas no sólo es lo correcto; es un imperativo comercial que genera una amplia confianza de las partes interesadas que, en última instancia, puede conducir a mejores resultados comerciales”, agregó Oven.

Avance Gradual de Mujeres y Grupos Raciales Étnicos

Los hallazgos del informe de este año revelan que, aunque más de la mitad de los puestos en las juntas directivas de Fortune 500 todavía están ocupados por hombres blancos (55,3 %), las mujeres y las personas de grupos raciales y étnicos subrepresentados han registrado aumentos graduales.

Mientras que en 2020 las mujeres ocuparon el 26,5 % de los puestos en directorios de Fortune 500, en 2022 la cifra subió al 30 %.

Las mujeres afroamericanas/negras experimentaron un aumento del 47 %, ganando 86 puestos en directorios desde 2020. Las mujeres asiáticas/isleñas del Pacífico obtuvieron 24 puestos y vieron un aumento del 27 %. Las mujeres hispanas/latinas, a su vez, vieron un aumento del 23,7 %, escalando 14 escaños.

“Las mujeres siguen liderando el crecimiento de la diversidad en los directorios, y este fue un año excepcional para ese impulso. Aún así, si bien cruzar el umbral de masa crítica del 30 % de mujeres en los directorios corporativos es un progreso significativo, tenemos un camino por recorrer hasta que los directorios realmente representen a la población y a las personas a las que sirven”, resaltó  Lorraine Hariton, presidenta y directora ejecutiva de Catalyst.

Por su parte, los grupos raciales y étnicos subrepresentados también continuaron avanzando en la sala de juntas, elevando la cantidad de puestos en la junta directiva de Fortune 500 del 17,5 % en 2020 al 22,2 % en 2022.

En detalle, el porcentaje de miembros afroamericanos/negros de la junta directiva aumentó del 8,7 % al 11,9 %; Los miembros de la junta asiáticos/de las islas del Pacífico crecieron del 4,6 % al 5,4 %; y los miembros de la junta hispanos/latinos(a) crecieron levemente de 4,1 % a 4,7 %.

“A pesar de que todos los grupos han visto un crecimiento en la representación de la junta directiva durante la última década, ninguna junta directiva de una empresa Fortune 500 representa completamente a la población demográfica de los Estados Unidos”, señalaron los autores del informe.

Fortune 100 Con Mayor Diversidad

El informe también reveló tendencias específicas de las empresas Fortune 100, donde se encontró que los niveles de representación diversa son ligeramente más altos que en compañías Fortune 500.

En estas firmas, actualmente el 46,5 % de los puestos de directorio son ocupados por personas que son mujeres y/o de grupos raciales y étnicos subrepresentados (versus 44,7 % en Fortune 500).

Sin embargo, aunque la representación es mayor en Fortune 100, la tasa de cambio es, sin embargo, mucho más lenta. 

“Por ejemplo, durante la última década, la proporción de mujeres y personas de grupos raciales y étnicos subrepresentados en los directorios aumentó solo un 44,9 % para Fortune 100 en comparación con el 67 % para Fortune 500”, destacan.

Hallazgos Adicionales del Informe

  • Más de la mitad de las juntas directivas de Fortune 500 ahora tienen el 40 % de sus puestos en manos de mujeres blancas y personas de grupos raciales y étnicos subrepresentados. Entre 2020 y 2022, 81 empresas adicionales se incorporaron a este grupo, para un total de 281 empresas. Actualmente, solo cuatro empresas tienen directorios en los que menos del 10 % de los directores son mujeres blancas y/o personas de grupos raciales y étnicos subrepresentados.
  • En todas las industrias, la diversidad de género en los directorios fue más alta para las empresas de consumo (32 %) y, en términos de diversidad racial y étnica, las ciencias de la vida y la atención de la salud lideran la representación (25 %).
  • El sector de energía y servicios públicos tiene el porcentaje más alto de directores afroamericanos/negros; el sector de la tecnología tiene la tasa más alta de directores asiáticos/isleños del Pacífico; y el sector de energía y químicos tuvo el porcentaje más alto de representación de miembros hispanos/latinos(a) en la junta.
  • Para Fortune 100, las mujeres de grupos raciales y étnicos subrepresentados vieron aumentos significativos, ganando puestos en la junta. El mayor porcentaje de aumento en puestos entre 2020 y 2022 fue el de los miembros hispanos/latinos de la junta, con un crecimiento del 45,5 %. Las mujeres afroamericanas/negras experimentaron un crecimiento del 38,1 %, y las mujeres asiáticas/isleñas del Pacífico experimentaron un crecimiento del 23,5 %. Estos son aumentos porcentuales significativamente mayores que los que vieron los tres grupos de 2018 a 2020.
  • Cincuenta y tres empresas de Fortune 500 ahora tienen más del 60 % de los puestos en sus directorios ocupados por mujeres y personas de grupos raciales y étnicos subrepresentados, el nivel más alto hasta la fecha.
  • En comparación con las estimaciones actuales de las poblaciones del Censo de EE. UU., solo 16 empresas tienen directorios con un 50 % o más de mujeres. Solo 13 empresas tienen un 18% o más de representación hispana/latina(a). Doscientas cuatro empresas tienen una representación del 13% o más de miembros afroamericanos/negros en la junta. Doscientas once empresas tienen un 6% o más de representación de asiáticos/isleños del Pacífico.

“La representación de hispanos/latinos(a) en las juntas directivas se ha mantenido relativamente estable desde 2004. Para 2060, la población hispana será casi el 30 % de la población del país, pero menos del 5 % de los puestos corporativos en las juntas directivas están ocupados por hispanos, lo que nos convierte en los comunidad con la mayor disparidad de representación en la junta en comparación con nuestra población e influencia económica. Esta falta de representación es una oportunidad perdida para que las empresas impulsen una mayor innovación y crecimiento comercial para una fuerza económica global influyente, ya que somos la quinta economía más grande del mundo”, declaró Cid Wilson, presidente de Alliance for Board Diversity y presidente y director ejecutivo de HACR.

Metodología de investigación

El informe de la séptima edición ‘Missing Pieces’ utiliza una metodología de censo y se basa en las empresas que figuran en Fortune 500 para 2022.

Por su parte, la lista Fortune 500 se actualiza anualmente y clasifica a las empresas en función de los ingresos totales. 

El informe proporciona una medida para la representación de grupos racial y étnicamente subrepresentados y de mujeres en los directorios de las empresas Fortune 100 y 500, por medio de análisis que ofrecen estadísticas comparables que no se basan en una lista discreta de empresas idénticas de un año a otro, sino en las empresas que cotizan en Fortune en los años determinados para los que se realizó el censo, dado que las empresas en la lista cambian con el tiempo.

“En los últimos años, hemos visto una mayor presión sobre las juntas corporativas para crear una sala de juntas que refleje la diversidad de género, racial y étnica que existe en la sociedad en general. Si bien nos complace ver el crecimiento, también recordamos la importancia de crear un entorno acogedor para que estas diversas voces sean escuchadas y recibidas. Este informe es un recordatorio del cambio que podemos crear cuando nos comprometemos colectivamente con la equidad y garantizamos que todas las personas, independientemente de su raza, etnia o género, tengan un asiento en la mesa”, subrayó Kwasi Mitchell, director de propósitos y director de DEI en Deloitte EE. UU.

00:00 / 00:00
Ads destiny link