LIVE STREAMING
La exposición "Nuevayotquinos" se encuentra actualmente en el MoMa.
La exposición "Nuevayotquinos" se encuentra actualmente en el MoMa.

“Nuevayorquinos” irrumpe en el MoMa exhibiendo la lucha de los indocumentados

La exposición “Nuevayorquinos” de la artista Djali Brown Cepeda, es parte de las exhibiciones del MoMA

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Herencia Hispana en Madrid

Septiembre 28, 2022

Queman obra de Frida Kahlo

Septiembre 27, 2022

La Borinqueña mural

Septiembre 26, 2022

Libros quemados en dictadura

Septiembre 23, 2022

J Balvin y su app de salud

Septiembre 23, 2022

Herencia Hispana en NYC

Septiembre 20, 2022

Premio para Penélope Cruz

Septiembre 19, 2022

Vicente Fernández ST

Septiembre 19, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Hemos escuchado sobre cómo la lucha de los latinos indocumentados de Nueva York se ha manifestado tomando plazas y alzando su voz frente a casas y oficinas de políticos. Han organizado grandes manifestaciones por las calles de toda la ciudad y, ahora, reivindican su lucha desde el arte con una exposición dentro del MoMA.

La exposición “Nuevayorquinos”, de la artista Djali Brown Cepeda, muestra y reivindica la huelga de hambre de 23 días que organizaron durante el mes de marzo un grupo de migrantes indocumentados para exigir la creación de un fondo para los trabajadores esenciales que fueron excluidos de las ayudas económicas para mitigar la crisis de la pandemia.

“Nuevayorquinos” permanecerá expuesta durante tres meses. La exhibición consta de carteles empleados durante la protesta, proyecta tres vídeos de tres momentos importantes de la huelga, y muestra retratos de los manifestantes y organizadores, además de una selección de libros de historia de Latinoamérica y el Caribe, a modo de invitación para que los visitantes del museo puedan aprender más sobre la lucha migrante.

Brown-Cepeda, neoyorquina de origen Dominicano, recrea dentro del MoMa un “espacio santuario”, una suerte de salón inspirado en las casas de los migrantes latinos que llegaron a Nueva York en los años 70 y 80. Un sofá de terciopelo oro viejo, la figura de un gato dorado o un antiguo teléfono analógico, es para la artista un espacio que invita a sentarse y reflexionar. 

La exposición se mantiene en cambio constante, al igual que la lucha migrante. Los carteles van mutando con los diferentes lemas, “mujeres luchando por vida y salud”, “our labor saved Lives”, “mi existir es resistir” y “¿Quién nos alimenta mientras nosotros los alimentamos?” son algunos ejemplos.

Para la curadora de la muestra,  Elena Ketelsen González, “arte y lucha social van de la mano, sobre todo, mirando la lucha social de nuestros países de Latinoamérica y el Caribe. Siempre hemos utilizado el arte para pedir lo que queremos, para demostrar qué es lo justo; y eso se ve a través de los carteles, se ve a través de la música, o a través de las cacerolas, del cacerolazo, que viene de una historia muy larga de lucha social en Latinoamérica”, sentenció en una conversación con Efe.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link