LIVE STREAMING
Actuación de Rosalía en los Grammy 2020. Vía Stereogum.
Actuación de Rosalía en los Grammy 2020. Vía Stereogum.

Grammy 2020: Rosalía pone fin al debate sobre su “latinidad” con un discurso trilingüe y flamenco

La artista española se llevó el premio a Mejor Álbum de Rock, Urbano o Alternativo Latino por “El mal querer”. Otros ganadores fueron Marc Anthony y Aymeé…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Agridulce aunque con espíritu de renovación. Así podría definirse esta 62 edición de los Grammy, que coronó a la jovencísima Billie Eilish como la gran nueva diva de la música, disputándole el galardón a Rosalía, que tampoco se fue de vacío: La española, que parecía que iba a hacer historia al llevarse el codiciado trofeo por un disco, “El mal querer”, íntegramente en español,  se fue a casa con el Grammy a Mejor Álbum Rock Latino, y para evitar polémicas sobre sus raíces, como ya ocurriera en los Grammy Latinos, dejó muy claro que ella es española, catalana y ciudadana de un mundo global:

“Es un honor haber recibido este premio, pero al mismo tiempo lo que más me emociona es que esta noche podré hacer una actuación inspirada en el flamenco para todos vosotros y eso significa mucho para mí”, dijo la cantante, que concluyó su discurso acordándose de su familia en catalán, de la música latina en español y de los “músicos del mundo” en inglés.

Quien también se enorgulleció de sus raíces fue la cantante cubana Aymée Nuviola quien con su disco “A Journey Through Cuban Music” compartió galardón a mejor disco de tropical con el cantante Marc Anthony (“Opus”), ausente en la ceremonia al igual que el español Alejandro Sanz, premiado al mejor disco de pop Latino por “#ELDISCO”.

“Gracias, Jesús. Gracias, Señor. Esto es increíble para mí. Estoy aquí representando a mi gente cubana, a nuestra música”, afirmó Nuviola. 

Por otro lado, Mariachi Los Camperos venció en la categoría de mejor disco de regional mexicano (incluyendo tejano), Chick Corea & The Spanish Heart Band logró el Grammy al mejor disco de jazz latino, y Rodrigo y Gabriela lo hicieron a mejor disco instrumental contemporáneo por “Mettavolution”.

Asimismo, el venezolano Gustavo Dudamel se llevó junto a la Filarmónica de Los Ángeles el premio a la mejor actuación de una orquesta por “Norman: Sustain”.

Del alivio, al luto y la emoción

Algunos apuntaban a que iba a ser una noche de sacudidas, sobre todo tras el escándalo de la suspensión de la presidenta de la Academia, Deborah Dugan, quien había acusado a la organización de irregularidades en el proceso de nominación y a su predecesor, Neil Portnow, entre otros, de agresión sexual. 

No obstante, la triste de noticia horas previas a la ceremonia del fallecimiento del jugador de los Lakers Kobe Bryant durante un viaje en helicóptero reconvirtió lo que parecía iba a ser una noche teñida de polémica en una gala con numerosos homenajes y recuerdos a una gran estrella del deporte. 

Eso sumado a la emotiva actuación de Camila Cabello, quien interpretó “First Man”, una canción dedicada a su padre, Alejandro Cabello. Así como la chispeante alegría de la africana Angelique Kidjo, que además ganó el Grammy a Mejor Álbum de World Music por “Celia”, un homenaje a Celia Cruz.

Quizás el mejor resumen de esta edición de los Grammy se encuentre en el estribillo de una de las canciones más míticas de la Reina de la Salsa: “Ay, no hay que llorar que la vida es un carnaval. Que es más bello vivir cantando”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link