LIVE STREAMING
Paulo Coelho y el pionero del rock brasileño Raul Seixas. Photo: Oglobo
Paulo Coelho y el pionero del rock brasileño Raul Seixas. Photo: Oglobo

Ocultismo y rock&roll: la otra vida de Paulo Coelho (antes de ser Paulo Coelho)

El ‘pope’ brasileño de los libros de autoayuda colaboró con el rockero Raul Seixas y confesó su admiración por el mago Aleister Crowley, apodado ‘La Bestia’.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

No es un período que a Paulo Coelho,  autor de best sellers como El alquimista o Verónika quiere morir, le guste recordar, porque lo condujo a la cárcel y a la sala de torturas. Para conocer a ese otro Paulo Coelho hay que retroceder hasta los años setenta, momento en que se convirtió en el letrista de Raul Seixas, pionero del rock en Brasil. 

La historia de Seixas ya cruzaba por los caminos de la leyenda. Se inició imitando a Elvis Presley, y a los doce años dejó la escuela para empezar a ofrecer conciertos por la zona de Salvador, con su banda Os Relámpagos do rock, que pronto mudaría su nombre a The Panters y, más tarde, a Raulzito e Os Panteras. En 1967, la discográfica Oeon le propuso grabar un trabajo que no tuvo mucho éxito, pero que le permitió entrar en contacto con el gigante CBS. Allí trabajó como arreglista hasta que se hartó y grabó a escondidas, en el estudio de la compañía, su álbum Sociedade da Grã-Ordem Kavernista Apresenta Sessão das 10. 

Un día, leyendo sobre ovnis, Seixas se encontró con un artículo que le gustó. Lo firmaba un joven escritor que acababa de dejar el derecho para empezar a abrirse paso con la literatura: Paulo Coelho. Pronto formaron una pareja artística que produjo un centenar de canciones que hoy son auténticos himnos en Brasil. 

En 1974, se editó la canción Sociedade alternativa, que era una invitación a que cada uno hiciera exactamente lo que le viera en gana, porque la voluntad de cada uno era exactamente “la ley”; era una referencia clara a una de las frases más célebres de Aleister Crowley (Reino Unido, 1875-1947), reconocido escritor ocultista, mago y profeta.

Resultaría demasiado largo resumir aquí la trayectoria inverosímil de Aleister Crowley, bastaría con unos trazos: su propia madre lo consideraba La Bestia, la BBC, uno de los cien británicos más importantes del siglo XX, y la prensa, el hombre más depravado del mundo. Entre sus leyendas figuran el hecho de haber sido el gurú de Los Beatles (que lo colocaron en la portada de su Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band) o el de haber sido el padre de Barbara Bush. Crowley, que mezclaba ciencia, magia y mitos en sus rituales, creó un mundo filosófico característico en el que se fijaron el joven Coelho y Raul Seixas, ya lanzado al estrellato. 

El contenido libertario de la canción, en la que aparecía Crowley citado directamente, no gustó a las autoridades de la dictadura, y Coelho y Seixas fueron detenidos en mayo de 1974. Parece probado que Coelho sufrió torturas y Seixas no. De hecho, el escritor llegó a sospechar que su amigo lo había delatado, pero no quiso hacer caso de esos indicios. El gobierno sospechaba que Coelho formaba parte del Partido Comunista Brasileiro Revolucionario (PCBR). A partir de 1976, Seixas y Coelho siguieron colaborando. En el futuro, no fue infrecuente que las portadas de los discos de Raul Seixas incorporaran elementos ocultistas.
 

Historia original de Eduardo Bravo para Agente Provocador

00:00 / 00:00
Ads destiny link