LIVE STREAMING
Foto: The Red Pears @Bandcamp
Foto: The Red Pears @Bandcamp

El brillante futuro de The Red Pears

The Red Pears son una banda de indie rock que representa a su pueblo natal, El Monte, en California. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Se van Wisin y Yandel

Septiembre 30, 2022

Nuevo CD Christina Aguilera

Septiembre 29, 2022

Nuevo disco de Chayanne

Septiembre 29, 2022

Camilo se siente Mexicano

Septiembre 29, 2022

Video de Selena animada

Septiembre 28, 2022

Campamento de artistas

Septiembre 27, 2022

Rihanna en el Super Bowl

Septiembre 26, 2022

La Oreja de Van Gogh en PR

Septiembre 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Conocidos en español como “Las Peras Rojas”, el grupo de rock indie / alternativo, The Red Pears, lleva el nombre del color de una anjou roja.

 Los Red Pears están formados por Henry Vargas, Jorge Corona y Patrick Juarez. Vargas actúa como cantante, guitarrista y compositor, Corona es el baterista y Juárez está en el bajo. Provienen de El Monte, California, donde el ska y el punk marcaron la juventud de sus miembros.

 La banda lanzó su single más reciente, "Not in the Cards", en mayo pasado.

 El single fue la continuación de su EP de 2019, Alicia. “Not in the Cards” muestra a Vargas haciendo una entusiasta interpretación vocal, mientras que la banda lleva su modelo de guitarra al extremo.

 Hasta ahora, el grupo disfrutó de una carrera llena de acontecimientos, proclamando que alcanzaron "nuevas alturas y un nuevo territorio inconcebible para cualquier latino que venga del Valle de San Gabriel".

 Los Red Pears deben su concepción en parte a una pelea en la que se vio envuelto Vargas cuando era estudiante en El Monte High School. Después de la pelea, Vargas se cambió al Mountain View High School, donde conoció a Corona en una competición de bandas. 

La banda arrancó después de varias discusiones entre Vargas y Corona sobre sus intereses musicales. Se formó en el verano de 2014 y se desarrolló con éxito gracias a antecedentes, mentalidades, visiones e influencias compartidas.

 Inspirándose en bandas como The Strokes y Arctic Monkeys, The Red Pears ofrece un sonido de rock alternativo fresco y colectivo que recuerda los estilos que recogen las influencias antes mencionadas.

 Tanto Arctic Monkeys como The Strokes animaron a The Red Pears a hacer su propia música, citando la simplicidad de sus estilos musicales como razón para probar sus propias manos en la composición y grabación de canciones.

 Para los oyentes de Arctic Monkeys, la voz anhelante de Vargas, que canta suave, puede parecer similar a las inflexiones vocales del cantante Alex Turner, solo que con un tinte más fuerte de rock garage.

 El nombre "The Red Pears" en sí mismo es un homenaje a dúos famosos de la música rock, a saber, The Black Keys y The White Stripes. Antes de que la banda se convirtiera en un trío, Corona mencionó que todas las bandas de dos piezas parecían representar un color. Además, "pera" estaba destinado a parecerse originalmente a "par". 

Actuando por primera vez en la noche de micrófono abierto de una iglesia, la banda comenzó a tocar en fiestas en casas, cafeterías, bares y más noches de micrófono abierto. 

Muchas de las ideas pensadas por Vargas antes de la formación de la banda entraron en la composición del álbum debut. Estas primeras canciones de Red Pears se grabaron en el garaje de Corona con el software GarageBand. 

Debido a los límites de su configuración inicial de grabación, la banda desarrolló un sonido descrito como crudo y claramente garage rock.

 A menudo se atribuyen cualidades similares a otra música grabada en casa y puntos de interés comunes para los fans de las grabaciones independientes. La banda señala que estos atributos se convirtieron en puntos focales para los fans, definiendo de alguna manera a sus oyentes. 

El primer álbum de la banda, el titulado We Bring Anything to the Table ... Except Tables We Can’t Bring Tables to the Table, es un gran punto de partida.

 Temas como “Daylight / Moonlight” y “Forever” resaltan la tenacidad del grupo desde el principio. Detrás de las grabaciones en bruto, The Red Pears se estaban haciendo rápidamente un nombre a través de su música indie deliberadamente sombría. 

Cuando se lanzó su primer álbum en 2015, el grupo expresó su entusiasmo por la atención inesperada. Más tarde, las características del garage rock se eliminarían, relegadas principalmente a las primeras grabaciones.

 La segunda presentación del grupo, 2018's For Today, for Tomorrow, for What Is, for What Could’ve been, mostró de inmediato un valor de producción más alto. Si bien el grupo retuvo algunos aspectos que hicieron su debut tan atractivo y crudo, se hicieron claras mejoras en muchas otras áreas. 

Estas mejoras se pueden escuchar en pistas como "1969" y "Reggae Song", que muestran logros más altos en la composición de canciones, en capas con secciones más elevadas de guitarra y ritmo. El álbum también hizo que la banda experimentara más con diferentes géneros, como es el caso de la última pista. 

En este segundo álbum, The Red Pears interpretó una de sus melodías más amorosas con "11:03", una balada acústica y recortada que se compara de forma única con las melodías de amor anteriores del grupo. 

“Spanish Song” del mismo LP muestra  The Red Pears abrazando sus orígenes latinos mientras Vargas cantaba en español.

 El lanzamiento de los dos primeros álbumes de The Red Pears dio inicio a una creciente carrera de actuación para la banda, una que finalmente llevó a los músicos de El Monte a Coachella en 2019.

 A partir del lanzamiento de "Not in the Cards", es probable que los Red Pears sigan comprometidos con sus raíces de El Monte.

 "Quiero afirmar de dónde somos, incluso si la gente lo desalienta", dijo Vargas a The Press-Enterprise en 2019. "Queremos tener un impacto diferente".

 Con una colección de espectáculos planificados para la costa oeste, algunos de los cuales se tocarán junto a las bandas Beach Fossils y Wild Nothing, el futuro musical de The Red Pears acaba de activarse.

00:00 / 00:00
Ads destiny link