LIVE STREAMING
Ivy Queen, Amara la Negra, Rude Girl (La Atrevida), La Factoría, Nicol Franco, Goyo de Chocquibtown, y La Hill.
Ivy Queen, Amara la Negra, Rude Girl (La Atrevida), La Factoría, Nicol Franco, Goyo de Chocquibtown, y La Hill.

Feminismo negro, interseccionalidad y reggaetón

A pesar de lo que suelen decir sus críticos, la narrativa del reggaetón está cambiando, en especial gracias a las mujeres afro descendientes.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Entre los géneros urbanos que más adeptos gana en las comunidades, el Reguetón lleva la delantera.

Siendo frecuentemente criticado por sus líricas misóginas y por el academicismo musical, esta mega industria ha abierto un nuevo discurso sobre la interseccionalidad y el feminismo de color.

El reguetón y sus orígenes 

El nacimiento de este género se da a mediados de los 80 en Panamá. Lo expone así la investigadora estadounidense Larnies Bowen haciendo referencia a lo que los panameños llaman "Reggae en Español" y que dio paso a fusiones de Reggae y Dancehall con Soca, Kompa e incluso música folclórica panameña.

En paralelo desde puerto rico  se mezclaba el Reggae en Español con el hip hop estadounidense como base y voilà. El resultado es una  forma de música poderosamente ecléctica que se basa en una serie de tradiciones musicales diferentes y que en el año 2000 explotó a nivel comercial, traspasando Latinoamérica.

Por años, las letras de éste género han puesto incómodo a más de uno por la prevalencia del machismo y el sexismo, algo que JBalvin argumentó en una entrevista diciendo: "Las únicas responsables de que haya un cambio son las propias mujeres. No podemos dejar a los hombres el empoderamiento de las mujeres. Depende de ellas, que demuestren de qué están hechas".

Entonces una mujer tomó el mando

Balvin pareciera haberse equivocado al decir que las “únicas responsables” del cambio son las mujeres. 

Ya son varias las que tratan de hacer suyo este género musical; a pesar de que las combinaciones con cadencias latinas y el autotune siguen presentes, el mensaje viene cambiando, empoderando nuevas líricas que parecen llevar a una reivindicación, y que conectan el feminismo y la interseccionalidad.

Hablando del reguetón feminista una usuaria en twitter abrió un hilo para  mostrar a la mujer afrodescendiente como la pionera en traer el feminismo al género:

"Voy a hacer un hilo de canciones de "reguetón" de mujeres negras. Vean cómo el reguetón siempre ha sido feminista sin intervención de las blancas:”  dice la usaría @ValuRulu que día a día sigue agregando links a una conversación con casi ya una veintena de videos.

Los defensores del feminismo negro, por su parte, exponen que las mujeres negras están ubicadas dentro de las estructuras de poder de manera distinta a como lo están las mujeres blancas, pues están ubicadas en dos de las categorías sociales que podrían hacerlas más vulnerables ante el poder económico y social predominante: su género y su color de piel.

De allí la relevancia de reconocer los espacios ganados por las mujeres y sobre todo por las intérpretes afrodescendientes, en este caso en el género musical de mayor penetración en las dinámicas sociales como lo es el reguetón.

Las letras y la marginalidad

Muchos denuncian las letras usadas en el reguetón como una previsible creación de la incultura, pero lo que ignoran es que realmente se crean dentro de la marginalización  (innecesaria y mal intencionada) de la tradición latina, africana y caribeña. 

Como dice Catalina Ruiz-Navarro en un texto para VICE:   “Una tradición marginal, sí, pero tremendamente vital e influyente”.

Los críticos del género denuncian que los cantantes masculinos solo hablan deliberadamente  sobre los carros, armas y propiedades que poseen, entre esas el número de amantes por noche, sus capacidades viriles… En fin, una fuerte objetificación de la mujer, quien se ubica a la par con bienes y propiedades en el registro.

Entre las reguetoneras del feminismo negro que la usuaria mencionó en el Hilo de Twitter, resaltan Ivy Queen, Amara la Negra, Rude Girl (La Atrevida), La Factoría, Nicol Franco, Goyo de Chocquibtown, y La Hill. 

Con letras que van desde la denuncia social, hasta la sexualidad explícita de la mujer, todas se abren espacio en este género.

La reguetonera Brasileña Anitta, conocida por hablar explícitamente sobre su sexualidad en sus temas, respondió en una entrevista al diario El Tiempo: “Lo hago para que las personas se acostumbren a escuchar esto de la boca de una mujer. Cuando un hombre lo hace, a nadie le importa y no pasa nada. Pero cuando es una mujer es una cosa asustadora, y quiero que eso se acabe. Si los hombres pueden decirlo, nosotras también. Por eso me gusta provocar debate con lo que hago”.

Como dice Patricia Hill Collins: "la comprensión de la posición social de la mujer negra debería obligarnos a ver, y buscar, otros espacios en donde los sistemas de desigualdad se juntan”.

Mientras la interseccionalidad es una visión que permite hacer frente a los sistemas de desigualdad dentro de las estructuras sociales, el feminismo negro busca reivindicar el valor de la mujeres afrodescendientes en la sociedad.

Y la constante evolución del reguetón es casi inseparable del baile, del ritmo, del caribe, y por ende de la música africana.

00:00 / 00:00
Ads destiny link