LIVE STREAMING
"Este proyecto es la culminación de años de investigación y colaboración con participantes de todo el mundo". FOTOGRAFÍA: Monastir
"Este proyecto es la culminación de años de investigación y colaboración con participantes de todo el mundo". FOTOGRAFÍA: Monastir

Sarah Aroeste se reencuentra con el legado de su patria sefardí en Monastir

La vida de un barrio sefardí recuperada en el interior de un disco.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Nuevo CD Christina Aguilera

Septiembre 29, 2022

Nuevo disco de Chayanne

Septiembre 29, 2022

Camilo se siente Mexicano

Septiembre 29, 2022

Video de Selena animada

Septiembre 28, 2022

Campamento de artistas

Septiembre 27, 2022

Rihanna en el Super Bowl

Septiembre 26, 2022

La Oreja de Van Gogh en PR

Septiembre 23, 2022

Primera ópera en guaraní

Septiembre 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Sarah Aroeste ha seleccionado 10 canciones que dan una mirada al interior de la vida del Monastir judío antes de que la Segunda Guerra Mundial lo borrara en su álbum Monastir que saldrá a la venta el 25 de junio de 2021 conectando músicos principalmente de Macedonia e Israel.

Desde kantikas (canciones populares) hasta romances (baladas narrativas a menudo inspiradas en cuentos épicos medievales), y desde melodías centenarias hasta originales, cada canción de este álbum tiene una historia centenaria detrás.

"Este proyecto es la culminación de años de investigación y colaboración con participantes de todo el mundo", dice Aroeste. "Después de actuar en Monastir por primera vez en 2017, me quedé asombrada por la recepción que recibí de los ciudadanos que estaban tan ansiosos por involucrarse conmigo y con mi historia familiar. Me conmovió de sobremanera, sobre todo porque ningún judío ha vivido en Monastir desde la Segunda Guerra Mundial. Supe entonces que tenía que utilizar la música, mi mejor forma de expresión, para contribuir a preservar este importante trozo de historia que está en la raíz de gran parte de mi identidad sefardí".

Y así nació The Monastir Project.

Algunas de las canciones están en macedonio y hacen referencia a Monastir por su nombre, como "Od Bitola pojdov" que, junto con el productor israelí de Aroeste, Shai Bachar, se grabó con un coro formado por voces macedonias e israelíes.

Algunas canciones mencionan específicamente el barrio judío que existió en su día, como en "Edno vreme si bev ergen", en la que un hombre no judío intenta convertir a una chica judía para que se convierta en "eslava", una canción que seguramente ofrece una ventana a la cultura de la ciudad antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando las poblaciones convivían. Esta grabación cuenta con la participación de la estrella macedonia Sefedin Bajramov, que nació y creció en una casa que fue propiedad de los judíos de Monastirli antes del Holocausto.

Origen de un relato europeo

Cuando los antepasados de Sarah Aroeste fueron expulsados de España tras el Decreto de la Alhambra en 1492, ellos, al igual que muchas otras familias judías españolas (conocidas como sefardíes), emigraron al este y se establecieron en Monastir, una ciudad balcánica situada en la encrucijada comercial entre Turquía y Europa occidental, en lo que hoy es el norte de Macedonia. Durante siglos, la comunidad judía de Monastir floreció junto a sus vecinos y disfrutó de una historia única, con sus propias costumbres, observancias religiosas, pautas lingüísticas y demás.

Pero nada pudo evitar que la Segunda Guerra Mundial y la invasión nazi diezmaran Monastir y sus comunidades judías vecinas. El 11 de marzo de 1943, 3.276 hombres, mujeres y niños judíos de Monastir fueron acorralados y transportados a la muerte en el campo de concentración de Treblinka. Monastir perdió el 98% de su población judía y, con ello, toda una cultura. En total, perecieron 7.215 judíos macedonios. Hoy en día, hay aproximadamente 200 personas que conforman una comunidad judía en la capital de Skopje, y no queda ni un solo judío en Monastir, que desde entonces se llama Bitola.

Pero el legado del Monastir judío sigue vivo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link