LIVE STREAMING
Cuarteto Goldmund, participante del Cartagena Festival de Música
El Cartagena Festival de Música es una institución de la música clásica en América Latina.

Música de cámara en el mar Caribe

El Cartagena Festival de Música es el primero de una serie de eventos que ocupan el primer trimestre del año y que convierten a la ciudad en el epicentro de la…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

El paso del podio

Mayo 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En las últimas dos décadas, Cartagena se ha convertido no solo en la ciudad más turística de Colombia, sino en el epicentro cultural del país y de la región. Este 2022 volverá a abrirse con los sonidos de la música clásica, luego de la interrupción obligada por la pandemia en 2021.

El Cartagena Festival de Música es una institución. En enero, el evento reúne año tras año a unos 25.000 espectadores alrededor de los mejores intérpretes de la música clásica del mundo en conciertos, presentaciones al aire libre y eventos académicos en una ciudad que por sí sola tiene el encanto particular de las fortificaciones y las construcciones coloniales con el sabor del Caribe. 

“Esta edición es la edición hacia la normalidad; es mucho más estructurada, pero todavía más pequeña que las ediciones anteriores a las que estamos acostumbrados”, cuenta Antonio Miscena, director del Cartagena Festival de Música. En 2021, el Festival no se realizó en enero, como es tradición, pero sí se hizo una versión más pequeña y corta en junio. Esta edición, dedicada a la ópera, estaba pensada como abrebocas para lo que sería el regreso del festival por todo lo alto en 2022, pero las condiciones no están todavía dadas para un evento de semejante magnitud con el fantasma del COVID-19 rondando todavía por ahí. 

músicos franceses que harán parte del Cartagena Festival de Música

El reto era enorme: traer a la producción entera de la ópera ‘El Barbero de Sevilla’, del Teatro de Bolonia en Italia. “Consultamos con el gobierno de Italia, con las autoridades acá en Colombia y decidimos que era mejor no hacerlo”, explica Miscena. Y es que “mover la producción” implicaba trasladar no solo vestuario, instrumentos, incluso parte de la estructura que se usa para la obra en el teatro de Bolonia, sino a la orquesta de 80 músicos y 150 personas más entre técnicos y cantantes. Un número “normal” para las cifras que maneja el festival, pero no en época de pandemia.

La decisión de cambiar la edición se tomó en agosto, y aunque fue complicado volver a estructurar todo el festival con tan poco tiempo, se optó por tener como hilo conductor la música de cámara. Miscena está más que contento con el resultado. “Fue un reto y algo muy bello, encontrar que podemos hacer un festival completo con orquestas y agrupaciones pequeñas, de 2 a 10 personas”, pues el tamaño de una orquesta sinfónica, por ejemplo, es de unos 80 músicos. Pero el tamaño no tiene nada que ver con la calidad. De hecho, “la música de cámara es la más intelectual, la más refinada”, señala. 

Las llamadas obras de cámara nacieron en los hogares europeos como una forma distendida, pero elegante, de escuchar música. Casi de inmediato, los grandes compositores se interesaron por este repertorio y lo enriquecieron con la creación de tríos, cuartetos y quintetos donde figuraban instrumentos como el violín y el piano. Muchos analistas de la música han equiparado el sonido de cada instrumento a un color. De ahí el título que cobija a todos los conciertos de 2022: “El color del sonido”. Además del color de las cuerdas frotadas y del piano, los compositores jugaron a incluir las voces de instrumentos como flauta, oboe, corno y clarinete.

Músicos de cámara que asistirán al Cartagena Festival de Música

A diferencia de los años anteriores, en esta edición no se harán conciertos en las plazas de la ciudad amurallada. Los 28 conciertos que se llevarán a cabo en siete días del festival serán en lugares cerrados y donde se puede controlar el aforo, condición fundamental para llevar a cabo un evento en tiempos de pandemia.

Aunque en la ciudad ya se permite el aforo del 100% en eventos masivos, la organización tomó la decisión de solo utilizar el 75% de capacidad de los escenarios. Además, se exigirá el carnet de vacunación, como se reglamenta en Colombia desde hace unas semanas. 

A pesar de estas restricciones, Miscena está confiado, sabe que las condiciones no son las mismas que hace dos años, pero señala que el ambiente es otro. “La música estuvo en coma durante la pandemia”, dice, pero ya es hora de regresar. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link