LIVE STREAMING
“Usamos los senos como metáfora del juicio constante al que se someten las mujeres, creando una sensación colectiva de que no importa lo que hagamos, nunca somos suficientes”. FOTOGRAFÍA: STEVE GRANITZ/WIREIMAGE; SIMON AND SCHUSTER
“Usamos los senos como metáfora del juicio constante al que se someten las mujeres, creando una sensación colectiva de que no importa lo que hagamos, nunca somos suficientes”. FOTOGRAFÍA: STEVE GRANITZ/WIREIMAGE; SIMON AND SCHUSTER

Salma Hayek piratea tu atención dando voz a sus pechos

La comedia A Boob’s Life pretende ser una crítica feminista a ciertos estereotipos que se han visto repetidos por la prensa.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Filme colombiano a Oscars

Octubre 03, 2022

El último out en EE.UU

Septiembre 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Salma Hayek anunció que HBO Max apostaba por los derechos de una serie en la que sus pechos cobran vida y directamente la interpelan, como crítica feminista y apuesta por productos introspectivos con el cuerpo femenino, pero enseguida se vio replicado en forma de titulares y fotos sobre sus pechos.

La actriz y productora mexicana, una de las cuatro actrices latinoamericanas nominadas al Oscar como mejor actriz, tiene ahora 54 años y su vida profesional ha tomado una deriva más política, desde vinculación al voto latino hasta una selección de catálogo para su propia productora, Ventanarosa Productions (Frida, Ugly Betty, Santa Evita…) que desde hace meses incluía la adaptación de A Boob’s Life: How America’s Obsession Shaped Me-and You.

Las memorias de la periodista Leslie Lehr, las segundas tras superar cáncer de pecho, no son solo un análisis del órgano que tan obsesivamente ha encarnado patriarcales fantasías, también una historia de éxito profesional y, por supuesto, comedia desde el momento en que los pechos toman conciencia y empiezan a dirigirse a la protagonista.

No sólo pues plantea una ácida crítica y lleva a la pantalla la historia de una periodista feminista, ahora que se ha anunciado la alianza con HBO Max, también tratará de buscarse papeles más premeditados y dar cancha a compañeras también exitosas de profesión como Tiffany Haddish para demostrar que las comedias de mujeres también pueden ser un éxito, como lo intentaron ya Lucia Aniello y Scarlet Johansson en Rough Night (2017).

En el caso anterior intentaron replicar con protagonistas femeninas el éxito de las sagas como The Hangover y hemos visto en los últimos años varios equipos que han sufrido similares transformaciones, como los Cazafantasmas.

Salma Hayek escoge para su propuesta una historia femenina desde su génesis hasta el desarrollo iluminándolo todo con un truco tan cómico como darle voz a sus pechos cuando la protagonista entra en una crisis al cumplir cuarenta años.

Sorprende, sin embargo, que aunque la actriz claramente se haya embarcado en un proyecto que aunque cómico funciona como respuesta a la cosificación, los titulares no escapen a esa dinámica sobre sus pechos en concreto con titulares tendenciosos.

Por otro lado, podría interpretarse como su intento por piratear la insana obsesión del público con sus pechos hacía un producto que de manera simpática aborde el problema.

En sus declaraciones, la actriz Salma Hayek dijo que: “Estamos muy agradecidos de que HBO Max haya sido lo suficientemente perspicaz y audaz para desarrollar este programa con nosotros. En A Boob's Life usamos los senos como metáfora del juicio constante al que se someten las mujeres, creando una sensación colectiva de que no importa lo que hagamos, nunca somos suficientes. En este programa, le damos al pecho una voz que nos lleva a través de la vida de una mujer desde una perspectiva única que muchas veces no nos atrevemos a ver”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link