LIVE STREAMING
Vista área del Turó Park, Barcelona. Source: Ajuntament de Barcelona
A view of Turó Park, Barcelona. Source: Ajuntament de Barcelona

El parque más esnob de Barcelona

Dedicado a la música y la poesía, el Turó Park es uno de los parques más elegantes de la capital catalana

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Es hora de viajar

Noviembre 19, 2022

La Sagrada Familia avanza

Noviembre 15, 2022

El mejor fotoperiodismo

Noviembre 03, 2022

Turistas en la corona

Octubre 12, 2022

Casa Spotify en Colombia

Octubre 11, 2022

Paradiso

Octubre 09, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Una amplia explanada de césped verde, conejos escondiéndose entre los matorrales, conciertos de jazz, niños gritando de alegría en los columpios y toboganes, un grupo de padres conversando en ruso, inglés e italiano. No estamos en Central Park de Nueva York, sino en el Turó Park, uno de los parques más elegantes de Barcelona. 

Ubicado en la zona alta de la ciudad, donde tradicionalmente han residido las familias acomodadas y gente de dinero (un apartamento con vistas al Turó Park puede superar fácilmente los 3 millones de dólares), este bonito parque urbano es uno de los lugares favoritos de los barceloneses de bien para refugiarse del calor del verano. 

Inaugurado en 1934, el Turó Park ocupa el espacio que antiguamente ocupó un parque de atracciones y todavía, conserva gran parte de su arbolado original, un estanque cubierto por nenúfares que florecen en primavera y una colección de esculturas en homenaje a músicos y poetas de la época.

“Es el lugar donde se está mejor en esta época”, comenta Olivia, madre de un niño de casi dos años que corretea por el parque en busca de conejos. Olivia, residente en una calle cercana, acude al parque dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde, en busca de un poco de sombra y contacto con la naturaleza. Desde el parque se divisan los balcones de los elegantes edificios de viviendas que flanquean el espacio, en su mayoría pisos de lujo que en agosto se quedan vacíos ya que sus propietarios están de vacaciones. Los elevados precios de las viviendas, así como la alta calidad del barrio (hay buenos colegios, comercios cercanos, zonas verdes) han conseguido atraer a una población expatriada cada vez más numerosa, lo que explica la polifonía de idiomas que se escucha en el parque.

Para los que se quedaron en la ciudad en verano, es cierto que oferta lúdica del barrio disminuye, pero el parque sigue allí, esperando a que sus vecinos vengan a pasearse por sus caminos de tierra o a tomar una cerveza fresca en el pequeño bar al aire libre que hay en el centro del amplio jardín, a la sombra de chopos y palmeras, donde muchas veces se celebran fiestas de cumpleaños. 

La entrada principal al parque se encuentra en la Avinguda Pau Casals, a pocos metros de la Diagonal,  y está presidida por una escultura dedicada al famoso violonchelista catalans, residente durante muchos años en Estados Unidos. Al entrar en el parque, los senderos de arena nos llevarán hacia el estanque cubierto de nenúfares y la pradera, una extensión verde protegida del sol por chopos, que se llena de gente leyendo libros o jugando a pelota.

Dada su belleza y especial ubicación, en el corazón de la Barcelona más pija, el parque ha servido como decorado natural para algunas películas.

Es el caso de ‘Savage Grace’, dirigida por Tom Kalin en el 2006, y protagonizada por Julianne Moore, o ‘Desierto Sur’, 2007, del chileno Shawn Garry y protagonizada por su compatriota Carolina Varleta y por la española Marta Etura. En esta road movie, Etura hace el papel de Sofía, una joven que vive en Barcelona y que viajará a un remoto rincón de Chile para llevar las cenizas de su madre.

00:00 / 00:00
Ads destiny link