LIVE STREAMING
The deadline for Biden's decision is August, 31.
La fecha límite para la decisión de Biden es el 31 de agosto. Foto: Anna Moneymaker/Getty Images.

Biden cancela 3.900 millones de dólares de deuda de préstamos estudiantiles, pero el plazo de la moratoria del 31 de agosto se acerca

Biden elevó a 32.000 millones de dólares la cantidad total de préstamos condonados, pero aún tiene un plazo para ampliar la pausa o perdonar más.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Millones de prestatarios tienen una nube de deuda que se cierne sobre ellos, ya que el presidente Joe Biden debe tomar una decisión antes del 31 de agosto, fecha en la que finaliza la pausa de pago para los préstamos estudiantiles. El presidente puede decidir perdonar más deuda o prolongar la pausa de pago durante más tiempo. 

Los préstamos estudiantiles han estado esencialmente congelados desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, y desde entonces los intereses no se han acumulado y los cobros de las deudas impagadas también han estado en suspenso.

Después de más de dos años, los prestatarios se enfrentan a un futuro incierto, ya que millones de personas en todo el país están teniendo dificultades para llegar a fin de mes. Intentar devolver cualquier préstamo estudiantil sólo empeoraría la situación de millones de antiguos alumnos. Aunque el presidente ha estado de vacaciones, el 16 de agosto se produjo una decisión menor en este sentido por parte del gobierno de Biden. 

Biden canceló otros 3.900 millones de dólares de deuda de préstamos estudiantiles para antiguos estudiantes de universidades con fines de lucro.

El anuncio provino del Departamento de Educación, que canceló la deuda de más de 208.000 estudiantes. Estos estudiantes asistieron al ya desaparecido ITT Technical Institute. Con Biden, se han condonado más de 32.000 millones de dólares. Esta cifra es superior a la de las administraciones anteriores. 

Durante su mandato, Biden ha ampliado cuatro veces la pausa en la devolución de los préstamos estudiantiles. La última prórroga se produjo en abril de este año. Los líderes demócratas han pedido al presidente que cancele hasta 50.000 dólares de deuda de préstamos estudiantiles por prestatario, pero Biden se ha negado a hacerlo con esa cifra. A menos de tres semanas de la fecha límite del 31 de agosto, los informes de la Casa Blanca dicen que el presidente está estudiando la posibilidad de cancelar unos 10.000 dólares de deuda con excepción de aquellos que ganan más de 125.000 dólares al año. 

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo a los periodistas el martes 9 de agosto que "aún no hemos tomado una decisión".

"El Departamento de Educación se comunicará directamente con los prestatarios sobre el final de la pausa de pago cuando se tome una decisión - Cuando se trata de la cancelación ... el Presidente entiende de primera mano la carga que un préstamo estudiantil tiene en las familias ... y por lo que sólo vamos a seguir evaluando nuestras opciones para la cancelación", continuó.

Mientras el Presidente sigue decidiendo qué hacer antes de esa fecha límite, no sólo los estudiantes están pendientes, sino también los administradores de los préstamos estudiantiles, que suelen enviar los extractos de las facturas 21 días antes de que venza el pago. Como el presidente aún está decidiendo, todavía no se ha hecho nada. 

Si Biden optara por su plan de cancelación de la deuda de 10.000 dólares, como sugiere la Casa Blanca, eso supondría la condonación de más de 321.000 millones de dólares en préstamos estudiantiles, ya que más de 40 millones de estadounidenses tienen deudas de este tipo. También cancelaría el saldo completo de más de 11,8 millones de prestatarios, según la Reserva Federal. 

En la raíz de la cuestión está la asequibilidad de la universidad, que Biden ha tratado de abordar, pero que se le ha negado en algunas acciones. Todas y cada una de sus propuestas de asequibilidad universitaria han sido denegadas por el Congreso. Aparte de la Ley de Reducción de la Inflación, que no contiene ninguna medida relativa a la asequibilidad de la universidad o a la deuda de los estudiantes, muy poca legislación ha podido ser aprobada con éxito. 

Muchos han señalado que si se prolonga la pausa o se cancela la deuda por completo, aunque puede suponer un gran alivio para los prestatarios, trasladaría ese coste a los contribuyentes, entre los que se encuentran millones de personas que decidieron no ir a la universidad o que ya pagaron su educación. Se trata de cientos de miles de millones de dólares que podrían trasladarse a ellos. También podría sumarse al ya elevado problema de la inflación. 

Independientemente de la decisión que se tome antes de la fecha límite, Biden ha ampliado muchos programas de condonación de deudas que pueden ayudar a más de 43 millones de prestatarios. La expansión permite que millones más califiquen para los programas, especialmente aquellos que fueron defraudados por las universidades con fines de lucro. 

Las actitudes hacia la condonación de los préstamos estudiantiles han estado divididas en general, y el presidente tiene el tiempo contado para tomar una decisión que afectará a todo el país en algún aspecto.

00:00 / 00:00
Ads destiny link