LIVE STREAMING
Photo: Jordan Vonderhaar | Getty Images
Foto: Jordan Vonderhaar/Getty Images

El Tribunal Supremo deniega otra impugnación de la restrictiva ley del aborto de Texas

La esperanza era que el caso se enviara a un tribunal federal que ya había bloqueado la ley.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Bye bye, Bunbury

Mayo 16, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El jueves 20 de enero, el Tribunal Supremo de EE.UU. ha vuelto a denegar la impugnación de la restrictiva ley de aborto de Texas, que prohíbe a las personas someterse al procedimiento después de seis semanas de embarazo, antes incluso de que la mayoría sepa que está embarazada. 

El caso se encuentra actualmente ante el Tribunal de Apelación del 5º Circuito de EE.UU., que envió el caso al Tribunal Supremo de Texas. Se espera que esto añada mas meses de espera en los procedimientos legales. 

Los proveedores de abortos esperaban que el Tribunal Supremo de EE.UU. ordenara al 5º Circuito que enviara el caso al tribunal federal de distrito, donde un juez bloqueó previamente la ley. 

Desde el 1 de septiembre, los abortos después de seis semanas de embarazo están prohibidos en el Estado. La ley fue concebida para eludir la revisión judicial mediante un mecanismo que permite a los ciudadanos particulares demandar a cualquiera que "colabore" en un aborto prohibido. 

Amy Hagstrom Miller, presidenta y directora general de Whole Woman's Health, que gestiona cuatro clínicas abortistas en Texas, declaró al Texas Tribune que se le rompe el corazón cada vez que su personal se ve obligado a negar la atención a las embarazadas y a rechazarlas. 

"Esta ley es cruel e inconstitucional, y estoy profundamente decepcionada de que nuestro sistema judicial haya hecho muy poco para detenerla", dijo Miller. 

En su última petición al alto tribunal, los proveedores de servicios de aborto argumentaron que el 5º Circuito debería haber devuelto el caso al tribunal de distrito, y les pidió que intervinieran. Tres jueces liberales estuvieron de acuerdo, pero la moción fue finalmente denegada. 

"Justo dos días antes del aniversario de Roe v. Wade, este Tribunal ha dado luz verde a los políticos antiabortistas de todo el país para que sigan aprobando leyes crueles que dificulta el acceso a esta práctica. Una prohibición del aborto en todo el país podría seguir si los políticos tienen la oportunidad", escribió en Twitter la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). 

El fallo de ayer garantiza esencialmente que el recorrido del caso será largo y podría retrasar la palabra final sobre la vigencia de la controvertida ley del aborto de Texas durante meses. 

"En lugar de impedir que un panel del Quinto Circuito dé rienda suelta a las nuevas tácticas dilatorias de Texas, el Tribunal permite que el Estado vuelva a ampliar la privación de los derechos constitucionales federales de sus ciudadanos mediante la manipulación del proceso. El Tribunal puede mirar hacia otro lado, pero yo no puedo", escribió la jueza Sonia Sotomayor en su voto particular.

A su disenso se sumaron los jueces Stephen G. Breyer y Elena Kagan.
"El Tribunal de Apelaciones ignoró nuestro juicio. Como resultado, la prohibición inconstitucional del aborto de 6 semanas sigue en vigor en Texas, como lo ha hecho durante más de cuatro meses", escribió Breyer. 

Los proveedores de servicios de aborto y los activistas reaccionaron con frustración porque parece poco probable que el caso se resuelva pronto. 

"Una vez más, el Tribunal Supremo ha traicionado al pueblo de Texas, que ha sido cruelmente despojado de su derecho constitucional al aborto desde hace más de cuatro meses", dijo en un comunicado Alexis McGill Johnson, presidenta y directora general de Planned Parenthood Federation of America.

00:00 / 00:00
Ads destiny link